La gobernanza como reto en Zacatecas

La gobernanza como reto en Zacatecas

El pasado domingo 12 de septiembre, David Monreal Ávila, electo como Gobernador de Zacatecas, asumió el cargo. Uno de los conceptos que ha hecho suyo y expresado, frente a las diferentes problemáticas que vive la entidad, es la de abordarlos a partir de una “nueva gobernanza”. Por ello, creo que es interesante retornar al concepto mínimo de gobernanza y explorar algunos de sus desafíos, en el contexto zacatecano. El enfoque “gobernanza”, hace referencia a un estilo de gobierno que no basa su legitimidad exclusivamente en el resultado de las urnas, es decir, a través del equilibrio de las expresiones políticas representadas en las instituciones (gobernabilidad), ni se agota en los resultados, eficacia y eficiencia de la administración pública (nueva gestión pública), sino que pretende el involucramiento, la participación activa, corresponsable y colaborativa, de la sociedad, sea organizada o incentivándola a partir de mecanismos, herramientas y facilidades para que pueda manifestarse en las decisiones públicas. Lo anterior, con la pretensión, no solo de ganar legitimidad, como se ya hemos dicho, sino también de fortalecer la gobernabilidad, a través del diálogo democrático extensivo y permanente, así como de contribuir a mejores resultados e impactos, a través de la experiencia social, la deliberación pública informada y la apertura gubernamental, entre instituciones, funcionarios, representantes y ciudadanía en general.

El mundo enfrenta hoy retos en materia de legitimidad del Estado y en sí de todas las instituciones (incluidas las sociales, como educativas y de salud), agravados por las recientes crisis de la democracia occidental y la tormentosa pandemia que ha golpeado las más básicas expectativas de certidumbre común. México, en medio de un proceso que llama a la transformación, acosado por la inseguridad, y otras tantas crisis acumuladas junto a la de salud hoy, no es una excepción, sino un caso paradójico en positivo: a pesar de nuestras crisis, la confianza en el presidente de la república, y la estabilidad política, incluida en ella al rol de la oposición, se sostienen.

Zacatecas inherentemente se encuentra en la circunstancia mexicana, pero con preocupantes circunstancias presentes y desafíos a la puerta: la inseguridad que convirtió, según el propio discurso del gobernador entrante, a agosto en el mes más violento de un año de por sí violento; el impacto económico y social de la pandemia, en un estado rural, cuyos principales centros urbanos enfrentaron cifras de contagio dolorosas en todos los sentidos; una crisis en materia fiscal, que parece tener síntomas de réplica en el futuro, incluido en este último tema, el asunto de la seguridad social, complejo de por sí. Solo por citar algunos.

La naciente administración, enfrentará pues la necesidad de la toma de decisiones complejas, en un contexto de lo más complicado y en circunstancias de exigencia y esperanza extraordinarias. Con tales antecedentes, enfrentarse a la situación, desde el esquema de la gobernanza, no solo parece atinado, sino, necesario e indispensable. La transparencia, la participación, la colaboración, corresponsabilidad y la deliberación pública permanente, son las vías para que nuestra entidad se conduzca rumbo a la integración de todas sus fuerzas, en la construcción de un consenso mínimo, del que también en estas páginas ya hemos escrito. Que la dinámica del gobierno que inicia sea en clave gobernanza, es pues, la mejor alternativa, entre las que existen, para enfrentar un futuro cuya complejidad de los tiempos, se encuentra aumentada en el contexto de un estado, que requiere no solo de administrar las crisis, sino de transformarlas en oportunidades para crear nuevas condiciones que sean acordes a la experiencia que nos deja la incapacidad de nuestras instituciones, los esquemas explorados y agotados, el estilo y las ideas que, han quedado superados.

Vayan estos brevísimos apuntes del concepto de gobernanza, en abono al deseo de que el gobierno que recién comienza, tenga éxito en sus proyectos, en su vocación auténtica de justicia social y transformación política; no es tiempo para escatimarle a esta generosa tierra, lo que se pueda hacer por ella, en la pluralidad, el equilibrio, el contrapeso, y, en sí, en el rol, que a cada quien corresponda, según sus funciones. Desde la plaza de las ideas, y desde la perspectiva y labor de la rendición de cuentas, nuestra pretensión seguirá siendo ésa.

@CarlosETorres_

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ