La Escuela de Enfermería, breves de la historia 2 (parte 2/2)

La Escuela de Enfermería, breves de la historia 2 (parte 2/2)

En la reunión extraordinaria del Honorable Consejo Universitario (HCU) del 4 de septiembre de 1985 con la participación de las enfermeras: María Isabel Medina Hernández, María de Jesús Lomas de la Torre, María Elena Campos Rosales, Estela Ibarra Gutiérrez, Elisa Dávila Durón y Evangelina Oyervides Rivera, es presentado el proyecto de la licenciatura en enfermería al pleno, de esta forma la Escuela de Parteras que se creó en 1870 y que fue el antecedente de la Escuela de Enfermería (EE) aspiraba a una transformación profunda en beneficio de la sociedad. La enseñanza de la enfermería cambiaría su estatus de técnico a profesional. Los siguientes son algunos de los argumentos expuestos como justificación:

Durante su exposición la enfermera María Isabel Medina Hernández, presentó un breve bosquejo de las actividades realizadas para la elaboración del proyecto de licenciatura. Puntualizó en los requerimientos mínimos para llevarlo a cabo. Indicó que se requería mínimo de una planta docente integrada por siete profesores hora clase y una computadora con algunos accesorios. Por su parte María de Jesús Lomas de la Torre se refirió al proceso de salud–enfermedad como un fenómeno social y expuso que el objetivo a perseguir era llevar la salud a grupos mayoritarios a partir de los recursos de las propias comunidades marginadas.

La practicante de la enfermería María Elena Campos Rosales centró su intervención en el compromiso social de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) y la formación de recursos en enfermería, comentó que una de las características del proyecto de licenciatura era la educación autogestionaria, ya que de la misma se podrían obtener elementos para actuar con democracia, libertad y participación en un proceso en el que se gozara de comunicación, creatividad y compromiso político. Precisó que la autogestión exige como condición básica, un cambio de actitud de los profesores, estudiantes y padres de familia; al tiempo que ofrece al estudiante la posibilidad de hacerse cargo de su propio desarrollo, de tal forma que al concientizarse de su realidad se compromete con las formas productivas que él mismo ha gestado para solucionar sus necesidades de desarrollo personal. Finalmente destacó que el proceso educativo estaría fundamentado en tres pilares: trabajo productivo, creatividad y práctica.

Estela Ibarra Gutiérrez al referirse a la práctica profesional comentó que el proyecto estaba encaminado a formar un tipo de profesional nuevo que formará parte de un grupo que prestará sus servicios esenciales a la población en atención a la salud, cuya característica central sería su amplia distribución en las instituciones sanitario – asistenciales, realizando gran parte de las acciones que conforman los programas prioritarios de salud. Enfatizó -nuestra contribución es variable y flexible; en gran medida las enfermeras determinan la disponibilidad, alcance, calidad y eficacia de los servicios de salud-. Concluyó afirmando que el proyecto estaba encaminado a estimular la discusión, la reflexión y el esfuerzo por parte del grupo de enfermeras y de otras disciplinas relacionadas con el área de la salud y, que básicamente era una opción de capacitación para las enfermeras, que les daría la posibilidad de acceder a un mejor estatus y adquirir la capacidad de solución a los problemas de salud con una metodología científica e integral a los problemas prioritarios.

Elisa Dávila Durón cuestionó sobre el mercado de trabajo para las licenciadas en enfermería, a lo que Evangelina Oyervides Rivera respondió que es del conocimiento público que tanto el ISSSTE como el IMSS, no tienen como prioridad que las enfermeras cuenten con estudios de licenciatura en enfermería para su contratación, pero que también se sabe que les dan mejores puestos a las personas que están mejor preparadas, es decir, a las que cuentan con estudios de licenciatura en enfermería.

José Luis España Téllez preguntó por la posibilidad de generar una duplicidad en el trabajo de las egresadas de la licenciatura en enfermería con el acompañamiento que realiza de manera permanente una trabajadora social. Las enfermeras responsables de la elaboración del proyecto respondieron que en ningún momento se daría esa duplicidad, ya que la situación de las trabajadoras sociales es totalmente diferente y en atención a necesidades sociales del paciente y no de salud. Antonio Valenzuela Ríos planteó la necesidad de propiciar un espacio de retroalimentación para este tipo de proyectos. Bosquejó la pertinencia de habilitar un foro permanente en donde los proyectos se puedan ir retroalimentando, en donde se empiece a abordar el problema de salud y se fortalezca un proyecto educativo integral.

Concluida la etapa de exposición y resueltas las preguntas, el Rector sometió a votación el proyecto de licenciatura en enfermería, el resultado fue de 22 votos a favor y tres abstenciones. Fue así como dio inicio una nueva etapa en la historia de la Escuela de Enfermería y la procuración de la salud en Zacatecas.

Sé parte de la Unidad Académica de Ciencia y Tecnología de la Luz y la Materia (LUMAT). Informes: http://lumat.uaz.edu.mx/; https://www.facebook.com/LUMAT.UAZ; https://twitter.com/LumatUaz.

*Docente Investigador de la Unidad Académica
de Ciencia y Tecnología de la Luz y la Materia. LUMAT
*Docente Investigadora de la Unidad Académica Preparatoria
[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ