Nueva Ley de Cultura del Estado, apresurada y con muchos vacíos: María del Carmen Reyes

Nueva Ley de Cultura del Estado, apresurada y con muchos vacíos: María del Carmen Reyes
Señala que la seguridad social de los creadores nunca se abordó, siendo un tema que se discute ya a nivel federal ■ foto: alejandro ortega neri

Opina que “luego de un proceso decepcionante en que la apertura a otras voces si bien se dio, al final las propuestas no fueron tomadas en cuenta”

 

Apresurada, con muchos vacíos y ausencias y descontextualizada de la realidad zacatecana, es como define María del Carmen Reyes, directora de Finestra Gestoría de Proyectos, la nueva Ley de Cultura del Estado y sus Municipios que fue aprobada por la 63 Legislatura la semana pasada, luego de un proceso decepcionante en que la apertura a otras voces si bien se dio, al final las propuestas no fueron tomadas en cuenta.

“Para mí es profundamente decepcionante, desde el proceso, porque nosotros pedimos por medio del portal de transparencia nos hicieran llegar la información dado que nos comunicábamos por correo y no recibíamos respuesta. Nosotros solicitamos estar presentes en la dictaminación del Congreso y nos dicen que por pandemia y por los tiempos de Finanzas no se pudo. Entonces están negando la participación a la ciudadanía que se pidió vía acceso a la información y si es por pandemia, está el Zoom, estamos acostumbrados a eso. Para mí es como un acto de negarle a la ciudadanía la participación”, aseveró la especialista en gestión cultural.

De acuerdo con el correo electrónico que les fue enviado por parte de la Comisión de Desarrollo de Cultural de la Legislatura, y que Reyes García proporcionó a La Jornada Zacatecas, es evidente la premura de la dictaminación y aprobación, ya que a la letra dice: “En atención al interés, participación y apoyo mostrado en el proceso de análisis de la nueva Ley de Cultura del Estado de Zacatecas y sus Municipios, la Comisión de Desarrollo Cultural le envía el dictamen final de la Ley, el cual será presentado en el pleno el día de mañana en la sesión respectiva, en razón del acortamiento de los plazos y cierre de periodo”.

Y continúa: “Lo anterior aunado a la carga de trabajo por parte de la Secretaría de Finanzas para la emisión del impacto presupuestario, acortaron los tiempos para generar espacios y convocatoria deseados para dar a conocer de manera más pública y con mayor anticipación el dictamen en cita”.

Para Reyes García el hecho de que digan que las puertas del Congreso “están abiertas” es una mentira, pues están cerradas y los legisladores con las herramientas que tienen son los que deciden la aprobación de las leyes quedando la interrogante de si se están aplicando las mejores formas y las mejores aportaciones de los juristas para los temas.

Para le gestora, esta Ley la deja insatisfecha porque no contempla el financiamiento de la cultura asegurado porque la Secretaría de Finanzas dijo que no era posible y viable, sino que se debe someter a economías y ahorros; además, la seguridad social de los creadores nunca se abordó, siendo un tema que se discute ya a nivel federal; tampoco se aclaró nunca el concepto de cultura del que se parte, cuando los debates actuales hablan de tres aspectos que se deben contemplar: los conceptos vinculados a las Bellas Artes, a la Antropología y los vinculados a la gestión y las instituciones.

“Brilla por ausencia el tema de los consumos culturales, es decir, el determinar las barreras de edad, ingresos, sexo, procedencia, para determinar la asistencia a un museo o no, […] el tema de género es otra ausencia en esta legislación, no se habla de esto cuando tiene que ver con los consumos culturales, porque hay una sociedad que consume violencia, que valida actos de violencia contra la mujer y es algo que no se metió en esta ley, entonces tener esa gran carencia de contemplar a la sociedad como beneficiaria de una le de cultura, de verla como alguien que non solo tiene derecho a acceder a ella sino de expresarse culturalmente, habla de estas carencias y de estas premuras por sacar esta ley”.

Con respecto a los avances que presenta la ley, la experta destacó que se decidió que no quedara en manos de la Secretaría de Educación y que el Instituto Zacatecano de Cultura no se convirtiera en secretaría, ya que algunas experiencias de otros estados han sido negativas. Lo que preocupa, señaló, es que prive una idea centralista y el instituto se convierta en una oficina de la Secretaría de Cultura federal y se replique solamente las acciones centrales.

Carmen Reyes García destacó que también la nueva ley incluye el tema del mecenazgo, pero el mismo se remonta a la Ley de Hacienda y no existe como tal la palabra en dicha ley, al menos para Zacatecas. No está el tema de patrocinio o mecenazgo para que seas o te puedan donar dinero como creador, por lo que considero que la propuesta también es dar “atole con el dedo”.

“Se ve mucho la premura por sacarla. La falta de análisis, la falta de escuchar a la sociedad que se quiso involucrar. Hay este ejercicio unilateral y vertical, que aunque digan que las puertas están abiertas, no están para la sociedad y más cuando la pandemia acercó todas las posibilidades de consultar a especialistas internacionales, pero no hay una conciencia de que la cultura puede transformar una sociedad. No más cámaras, no más policías, en lo que se debe invertir como medida de prevención es en herramientas que le permitan a los ciudadanos, y sobre todo a la infancia, transformar la realidad. Ese es el poder del arte y la cultura y no se refleja en esta legislación, sino que hay otra vez una idea de que el arte y la cultura son para entretener”, concluyó.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ