A propósito de las Fake News, en lo económico

A propósito de las Fake News, en lo económico

El Ejecutivo ha señalado que “México saldrá antes y mejor librado que otros países” de la crisis económica que enfrentamos y que se va a “patentar la estrategia para enfrentar la crisis”. Ha reiterado que la estrategia “fue exitosa y sin seguir las recetas de los organismos financieros internacionales”. Y añade que “esa fórmula, ‘déjenme presumir’, es nueva y la vamos a registrar para que no vaya a haber plagio; no vamos a cobrar derechos de autor, pero sí queremos que se sepa que es una forma distinta de enfrentar una crisis, completamente distinta, y nos dio resultados”.

Al respecto hay que señalar que la austeridad fiscal y la estabilidad del tipo de cambio, que han venido predominando en el actual gobierno, son políticas neoliberales que emanan de los organismos financieros internacionales y que no han sido exitosas para contrarrestar la caída de exportaciones, del consumo e inversión privada y para encarar la crisis, sino al contrario, la han profundizado. Los recortes presupuestales instrumentados para alcanzar la austeridad fiscal y para reducir la deuda pública, han disminuido el gasto e inversión del gobierno, lo que ha contraído la actividad económica y el empleo. La estabilidad del tipo de cambio, lograda con alta tasa de interés y entrada de capitales, también actúa en contra del crecimiento económico, pues la alta tasa de interés encarece el crédito y restringe la inversión productiva, además de aumentar la deuda interna en poder de extranjeros. La estabilidad del tipo de cambio abarata el dólar y las importaciones, las cuales desplazan a la producción nacional, contrayendo la producción y el empleo.

El Ejecutivo también dijo que “yo sólo adelanto que vamos muy bien en la recuperación económica, que está creciendo la economía, se están recuperando empleos y todos los indicadores reflejan que vamos a salir pronto, antes que otros países y mucho mejor librados, porque no se contrajo deuda, no aumentaron los precios de los combustibles y no se aumentaron los impuestos”. Al respecto cabe decir que la recuperación no se dará con las altas tasas de interés, ni con la austeridad fiscal, ni con el abaratamiento del dólar, ni con la menor deuda, ya que todo ello actúa en detrimento de la inversión productiva, indispensable para el crecimiento económico y la generación de empleos. Los países que están creciendo son los que han incrementado significativamente el déficit fiscal y su deuda no representa problema, dado que el costo de ésta es cercana a cero.

El Ejecutivo también dijo que “hay condiciones inmejorables porque tenemos una circunstancia muy favorable, la vecindad con Estados Unidos”. Y el Ejecutivo se pronunció por la frase de “‘bendito México, tan cerca de Dios y no tan lejos de Estados Unidos’, porque esa integración ha beneficiado a México. De ahí la importancia de haber conseguido con el presidente Trump la firma del nuevo tratado”. Tal posición evidencia que esas ‘condiciones inmejorables’ no son por la estrategia económica que -dice- va a patentar, sino por la “vecindad con Estados Unidos”. Sin embargo, el Ejecutivo ignora que con esa vecindad hemos perdido. El PIB de México se ha reducido respecto al de EUA y de ahí la migración creciente de mexicanos hacia Estados Unidos, que por décadas se ha dado en búsqueda de mejores oportunidades de trabajo y vida, que nuestro país no ofrece. Hay que señalar que el T-MEC beneficia a los Estados Unidos, debido a que obliga a México a comprarle más a dicho país y a venderle menos, por lo que actuará en detrimento de la economía nacional.

Y por último, en dicha ‘mañanera’ el Ejecutivo refrendó “la fuerza de América del Norte en el escenario del comercio mundial”. Sigue confiado en la estrategia de crecimiento hacia fuera, siendo que ésta no se ha traducido en mayor crecimiento para el país. Hemos sido perdedores en el libre comercio. Tenemos menos industria, perdimos la autosuficiencia alimentaria en granos básicos, se ha incrementado el desempleo y tenemos menores salarios. Los que ganan en el libre comercio son las empresas transnacionales, no los países. El comercio mundial está siendo controlado cada vez más por China y el resto de los países asiáticos. América del Norte ha venido perdiendo presencia, evidenciando que no hay perspectivas de crecimiento hacia el mercado externo, y menos ahora que muchos países se volcarán a políticas proteccionistas para asegurar su abasto interno e impulsar su crecimiento económico y empleo.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ