Lopezvelardeando

Lopezvelardeando

Terminó la semana de festejos por el aniversario del primer centenario del poeta jerezano, en el que se mostró mucho del talento y las ideas acumuladas por los sesudos intelectuales de todas las partes del país, Hispanoamérica, España y hasta de otros lugares donde se hablan idiomas diferentes. El Instituto Zacatecano de Cultura, la Universidad Autónoma de Zacatecas y el ayuntamiento de Jerez pusieron el mejor de los esfuerzos para compartir con la ciudadanía el excelso lenguaje de filigrana y abalorios que nos legó el poeta. Se reconoce el esfuerzo institucional por recordar la vida y obra de Ramón, y fueron notorios los despliegues realizados para demostrar cuanto se domina el tema biográfico y creativo del maestro y padre poético de más de cuatro.

En todos los programas realizados por los antes mencionados, volvió a brillar con luces de todos colores la presencia de grandes escritores y analistas de la poesía universal y en especial la del insigne bardo. Fue grato para los que tuvieron la suerte de asistir a los eventos conmemorativos disfrutar de la sabiduría de los distinguidos eruditos que se dieron a la tarea de venir a homenajear al susodicho y desplegar tanto conocimiento y dominio de los mensajes secretos de la obra poética, prosística y hasta política del prematuramente malogrado de quien cada año nos enteramos de ciertos pecadillos propios de la eterna juventud a la que fue condenado a compartir por su temprana despedida de estos planos.

Fueron notorios los esfuerzos del Sistema Zacatecano de Radio y Televisión (SIZART) en la realización de sus proyectos conmemorativos, invitando a lo más destacado de la intelectualidad poética y escénica de los nacidos en estas tierras, quienes hicieron el mejor de los esfuerzos para hacernos saber de la grandeza del poeta, situación que se manifestó también de las huestes académico artísticos intelectuales de la máxima casa de estudios en nuestro estado. Casi todos pudieron manifestar su talento y aportar sus granitos de arena para que, uno a uno, se pudiera lograr, nuevamente, el imposible montón. En Jerez, pues puede decirse que el esfuerzo es permanente por mantener viva la memoria del poeta, aunque no siempre los esfuerzos tengan el presupuesto y por consiguiente los resultados positivos que pudieran esperarse.

Los que se volaron la barda fueron quienes organizaron el evento conmemorativo del centenario en Jerez, con la presencia del mismísimo presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador, AMLO para los flojos, y tantas personalidades de primera línea de los que conforman su gabinete y se aventaron un evento que anunciaba ser de bostezo y que, pues ni modo, había que verlo. La sorpresa fue mayúscula porque hubo, además de la participación del gobernador Tello, un tanto formal y respetando las formas y haciendo apenas una alusión tímida y respetuosa a la herencia del poeta, un par de intervenciones sobresalientes de parte del presídium.

Hasta ahí todo iba relativamente bien hasta que anunciaron al par de estudiantes de la secundaria que recitarían ¡completa! la obra magna del vate jerezano, la Suave Patria. Nos preparábamos para el café pensando en lo insufrible de una tradicionalmente sosa y aburrida declamación, pero ocurrió lo impensable… Qué grato fue escuchar las juveniles voces interpretar con tanta dignidad la esencia de la poesía con la frescura con que lo hicieron estos jovencitos. Rescataron lo trascendente y omitieron lo pedante de la genuflexión declamatoria e hicieron que muchos de los presentes, entre ellos el mero mero, se emocionaran hasta el tuétano con la alegoría del tren que va por la vía como aguinaldo de juguetería. Da gusto observar que hay esfuerzos que valen la pena para rescatar la grandeza de la poesía sacrificando las vanidades cortesanas de quienes quieren lucir egoístamente en detrimento de lo único que es trascendental: la poesía.

Al final, sin que, por ser más, se sea menos, el presi se aventó una crónica de la vida del poeta y sus tiempos, rescatando su transparente legado de ciudadano íntegro y, sí, como siempre se lanzó contra prensa chayotera… de las primeras dos décadas del siglo anterior. En especial, fue ilustrativo ver en que forma desmitificó la figura, para muchos excelsa del poeta veracruzano de cuyo nombre no quiero ni acordarme, pero que vivió en Xalapa, ahí nomás pegadito al parque de Los Berros. Y sí, la verdad es que el fulano era, sin negar su gran habilidad poètica, un político arrastrado y deleznable. No creo que hayamos tenido un presidente capaz de disertar con tanto tino un tema tan difícil de tratar como el que se relaciona con las causas y azares del orgullo zacatecano. Como dirían los clásicos, no son enchiladas. Inimaginable que alguno de sus últimos diez antecesores pudiera hablar con tanta propiedad al respecto.

Lo único lamentable es que la obra del poeta está cada vez más alejada de los ciudadanos y los jóvenes de a pie. Urge diseñar mecanismos que permitan asegurarse que los simples mortales se acerquen y se integren a la magnificencia de la creación literaria y la poètica en general. Sería bueno saber cuantos conversos hay ahora en relación con los que había hasta antes de los festejos del centenario. Si no hay cambios acumulativos en este aspecto, entonces, como todos los esfuerzos didácticos para incorporar a los civiles a la altura del arte, se seguirá así atizando la misma hoguera de vanidades sin el resultado concreto para el que son diseñados estos jolgorios. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ