Inauguran la exposición “Patria Diamantina, Notas Alegóricas de Ramón López Velarde”

Inauguran la exposición “Patria Diamantina, Notas Alegóricas de Ramón López Velarde”
El Museo de Guadalupe es la sede de la exposición artística ■ FOTO: SCARLETT LLAMAS

En la víspera del aniversario luctuoso del poeta Ramón López Velarde, en el Museo de Guadalupe, fue inaugurada la exposición de carácter nacional, “Patria Diamantina, Notas Alegóricas de Ramón López Velarde”, quien en vida fuera consagrado como el poeta nacional.

Para el corte de listón asistieron Alejandra Frausto Guerrero, secretaria de Cultura federal; Alfonso Vázquez Sosa, director del Instituto Zacatecano de Cultura (IZC); Rosa María Franco Velazco, directora del Museo de Guadalupe; César Artemio González Navarro, presidente municipal interino de Guadalupe, entre otros.

En su intervención, Alejandra Frausto reconoció la “hermosa alegoría de lo que pasaba en el estado y en México” plasmada en la obra de López Velarde, así como el amor imposible, el dolor y lo inalcanzable al que alude el autor y que “únicamente con la poesía logra alcanzar”.

En este sentido, la funcionaria aseguró que se trata de la exposición más importante que se ha hecho sobre López Velarde, al mostrarlo como eterno y plasmar por medio de la museografía la esencia del mencionado.

Además, la obra de Ramón López Velarde, comentó, remite a la edad corta, pero casi mítica en la que murió el poeta, porque “lo ha dicho todo y también dejó de hacer tanto”; de ahí la importancia de que la obra de López Velarde haya viajado y llegado a tantos lugares, así como hoy se “han dado la posibilidad de viajar a piezas de arte” para representarlo.

En un contexto post revolucionario, “la sociedad no se reconocía”, buscaba referentes extranjeros, mientras que las artes “nunca han renegado de las raíces, se nutren de ellas y reconocen al otro desde la cultura”, y así lo hizo López Velarde, plasmando su realidad por medio de palabras, señaló Frausto.

Más actividades
“El criollismo de Ramón López Velarde” y “¿Cómo murió López Velarde? Testimonios, evocaciones, leyendas”, fueron las conferencias dictadas la noche de este jueves por el poeta y ensayista Armando González Torres y el también poeta y editor Fernando Fernández, respectivamente, en el marco de las Jornadas Lopezvelardenas 2021.

Bajo la organización y coordinación del Instituto Zacatecano de Cultura, ambas conferencias se llevaron a cabo de manera presencial en el patio del Museo Zacatecano, una de las dos sedes de las Jornadas, en su vigésima cuarta edición.

De entrada, Armando González Torres habló del criollismo en la obra de Velarde como inventor de formas, forjador de propia identidad; este concepto, en la época, lograba exaltar la tierra, el paisaje, la vastedad de territorio, el clima y con ello los signos culturales que constituyen verdaderos emblemas.

Esta perspectiva, dijo, es la que permite al artista criollo dar con el bellísimo sincretismo entre lo antiguo y lo moderno; entonces, alude a una posición abierta y decorosa de la cultura y el desapego a los dogmas.

Entonces, el criollismo no es ajeno a López Velarde, lo considera como una mezcla de razas y temperamentos, a un nacionalismo que se está practicando en las artes de su tiempo y se localiza en otros artistas contemporáneos, como Saturnino Herrán y Manuel M. Ponce, mencionó Armando González.

Por su parte, Fernando Fernández, poeta y editor, habló de las últimos días y horas de vida de Ramón López Velarde, quien enfermo de neumonía se fue caminando hacia su casa, en la colonia Roma, hablando de Montaigne.

De entada, Fernández habló de su experiencia con el coronavirus, justo hace un año y recordó a Montaigne, quien señala que las almas más hermosas son las que tienen una capacidad de variedad y flexibilidad, las almas flexibles, dice Montaigne.

Dio, entonces, lectura a un escrito que hizo a partir de su enfermedad y de los 99 años de muerte de López Velarde y que preparó a partir de los testimonios con los que sí se cuenta, en los que hablan la familia y los amigos.

Ramón López Velarde estuvo en el teatro, tomó una copa y cenó con unos amigos, se despidió hacia el edificio de correos y emprendió la caminata a casa, en una noche fresca, aunque la primavera estaba avanzada.

Ya enfermo –dice- decide recluirse en casa, con neumonía, escalofríos y dolores en el pecho; sus hermanos y sus amigos conformaron el núcleo cerrado del poeta, no hacían efecto los medicamentos y presentaba resultados más preocupantes.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ