México Lindo y Podrido… y Zacatecas otro tanto Las otras secuelas de la pandemia

México Lindo y Podrido… y Zacatecas otro tanto Las otras secuelas de la pandemia

Mucho se ha hablado sobre las secuelas de la PANDEMIA que sobre la salud ha provocado esta tragedia sobre nuestro entorno y sobre el mundo entero, pero se ha hablado de las secuelas directas, y no mucho sobre las indirectas, es decir, qué consecuencias ha provocado en los rubros más afectados, la salud – obviamente – pero también la educación y, bien vale la pena revisar estos aspectos ahora que estamos en veda electoral y que supuestamente por ley no tendríamos que referirnos al proceso electoral aunque muchos se pasen estas reglas por debajo del arco del triunfo.

Un ejemplo es el llamado de GUADALUPE LOAEZA en su columna del periódico REFORMA del día jueves – ayer – convocando a votar en contra de MORENA seguramente en solidaridad con la línea editorial de ese periódico y también solidarizándose con los otros 500 “intelectuales” que convocaron a detener al FALSO MESÍAS TROPICAL en las elecciones que se llevarán a cabo este fin de semana, pero qué se le va a hacer, vivimos en MÉXICO un país donde todos rompen las reglas comenzando por el PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA.

De regreso al tema que nos ocupa quisiera comenzar por poner un ejemplo, LA PREVALENCIA DE LA INFLUENZA H1N1 bajó considerablemente, casi a 0 durante la presente pandemia, tal parece que no existe una competencia entre virus y cuál de ellos afecta más, o las medidas de higiene y de aislamiento hicieron que la INFLUENZA H1N1 prácticamente no afectara la atención que el sector salud puso sobre la PANDEMIA DEL CORONAVIRUS.

El personal de salud ha sido elogiado como el héroe del problema sanitario que aún no termina por irse del todo pero que al menos en nuestro país y en NORTEAMÉRICA nos ha dado un respiro, PERO SIENDO MÉDICO TENDRÍA QUE DECIR que no todo el sector salud se ha comportado a la altura de las circunstancias, pues mientras existen quienes enfrentaron la pandemia en el frente de batalla, muchos de los cuales murieron en su respuesta para enfrentar al que muchos consideramos como uno de los jinetes del apocalipsis, no cabe duda que existen otros médicos que escudándose en factores de riesgo no siempre reales ni válidos, exigieron descansar en sus domicilios y que la institución en donde laboraban les concediera lo que prácticamente sería una especie de año sabático.

Y son los que ahora reclaman ser vacunados cuando en realidad no ayudaron en la atención del problema sanitario.
A lo que quiero referirme es que muchos de ellos – me consta – siguieron activos en su actividad privada, no dejaron la consulta privada ni de atender a pacientes en los hospitales privados, pero eso sí, se negaron con todo y con el apoyo de sus autoridades a atender a sus pacientes que nada tenían que ver con el COVID y decidieron cancelar su consulta aunque su área de especialización nada tuviera que ver con la pandemia, en detrimento de muchos otros padecimientos que de esta forma han quedado desatendidos durante ya casi un año y medio con las consecuencias que todos sabemos se han presentado.

Cualquiera que labore en el sector salud, o que solicite los servicios del mismo, sabrá que aun en tiempos normales, obtener una consulta para alguna especialidad – aun cuando sea una emergencia – se dilata meses y hasta años – no estamos exagerando – en ser concedida, y ahora que por decisiones superiores – que realmente yo no logro entender – se canceló frente a la pandemia prácticamente toda la atención medica que no fuera estrictamente de urgencias y apenas se está retomando con la dilación consecuente y el retraso en la obtención de una opinión especializada sobre cualquier enfermedad.

Evidentemente no contamos con los datos, pero podemos imaginar cuál fue la MORVI MORTALIDAD por otras muchas enfermedades bajo estas particulares circunstancias y no entiendo, si el gobierno implementó unidades única y exclusivamente dedicadas a la atención del COVID por qué detener la atención de otro tipo de padecimientos que nada tenían que ver con la pandemia y que también ponían y ponen en riesgo la vida de los pacientes.

Hay muchos héroes tenemos que celebrarlo, pero en el reino del señor también existe lo opuesto, es decir, aquellos que dejaron abandonados a sus pacientes – en lo público insisto y no en lo privado – a su suerte para que le hicieran como pudieran, algunos pudieron salir de sus problemas médicos a nivel privado exprimiendo – aún más – sus bolsillos, pero muchos otros no pudieron hacerlo y fueron quienes pagaron las consecuencias.

Algo similar sucede TENDREMOS QUE ACEPTARLO TAMBIÉN, en el plano de la educación donde las clases a distancia y por vía digital, difícilmente cubrieron la mitad de los que requieren la educación en distintos niveles, y ello por que no nos olvidemos que la mitad de nuestra población vive por debajo de los rangos de la pobreza y no tiene acceso al internet o a las computadoras que se requieren para hacerlo, pero aun los que sí lo tienen – volviendo a los expertos – solo el 35% de quienes sí tienen las posibilidades pueden ser adecuadamente educados por la vía digital porque también el gremio magisterial tuvo que entrenarse y no del todo en este tipo de enseñanza-aprendizaje.

Ello nos dice necesariamente que en su gran mayoría tenemos mínimamente un año perdido con muchos de los maestros descansando en la privacidad de sus hogares en una especie de año sabático.

Y tenemos que aceptar que no quedaba de otra, PERO NO MÁS, no se puede perder otro ciclo escolar y llama la atención que los grandes sindicatos como la SNTE y la siempre combativa CNTE se nieguen al retorno a clases, y ahí es donde escuchamos que si bien ya fueron bendecido – lo que no toda la población – con la vacuna, es decir, con la protección, ahora nos dicen que no regresarán hasta que los niños, es decir, los estudiantes estén también vacunados.

Me suena a un pretexto, y uno esperaría a que ellos estuvieran enterados que países ricos, primermundistas y con exceso y excedente de vacunas NO ESTÁN VACUNANDO A MENORES por varias razones, una de ellas – tendrían los maestros que saberlo – es por que la MORVIMORTALIDAD en menores de 18 años es extraordinariamente baja, es decir, la cantidad de contagios es mínima y aquellos que se contagian tienen altas posibilidades de tener un problema menor y no uno grave como el que vemos en el adulto.

En los Estados Unidos con un excedente importante de vacunas se niegan a vacunar a menores de 12 años porque no es tan necesario, EL CICLO ESCOLAR TENDRÁ QUE DAR INICIO A MÁS TARDAR EN AGOSTO y el magisterio tiene que entender que poniendo en la balanza los daños y los beneficios de las clases presenciales, son con mucho más grandes los beneficios. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ