Zacatecas en la política energética nacional

Zacatecas en la política energética nacional

De principios de siglo 20 a la fecha, el crecimiento de la población, de las economías, la industrialización y el gasto de energía sólo se compara con la devastación ecológica que ha tenido el planeta. Cuando surge el concepto de “sustentabilidad” a finales de ese siglo (en la década de los 90’s) denuncia la contradicción en la cual nos encontramos: cada punto de PIB equivale a las mismas proporciones de unidades de energía (lo que dio lugar a un sistema de contabilidad energética), y la cantidad de gases efecto invernadero es proporcional al gasto de energía fósil usados en los procesos económicos. Por tanto, el crecimiento económico basado en energías fósiles era igual a destrucción ambiental. Por eso se popularizó la idea de ‘los límites del crecimiento económico’.

Sin embargo, la transición a energías limpias ha sido lenta y cara. Un rasgo de los gobiernos de derecha europeos junto al monstruoso avance de la economía china, han negado la realidad del cambio climático, y por tanto, actúan como si no existiera: planean su progreso económico sobre la base del petróleo y gas natural como si estos fueran eternos y no contaminaran. No es gratuito que no firmen los protocolos de protección ambiental.

En México dependemos del petróleo no sólo en su consumo, sino en su venta. En el mundo más del 70 por ciento de la energía usada fue la suma de petróleo, gas y carbón. En México la ponderación es mayor: el 82 por ciento es fósil. La energía no fósil es de bajas proporciones: biomasa (5 por ciento), hidráulica cercana al 6 por ciento y la nuclear poco más de un punto porcentual. Para la movilización de transporte es prácticamente hegemónico el uso de hidrocarburos. Así, es plausible querer ser autosuficientes en derivados del petróleo y producción de gas. Sobre todo, frente a un mercado del petróleo manipulado por los grandes productores mundiales, que pueden manipular los mecanismos de mercado que determinan el precio de estos. Pero también, no se debe dejar de priorizar el crecimiento de energías alternativas

Para el caso de Zacatecas, en la producción de energías, no quedan muchas fuentes posibles: aire y sol. Además de un descubrimiento que puede ser estratégico: el litio. Este último es un elemento esencial para las baterías de las computadoras y teléfonos móviles. En este sentido, la BUAZ le propuso un hermanamiento a Bolivia para, entre otras cosas, estudiar el esquema de aprovechamiento del litio en el estado. Al parecer hay baja densidad de litio por tonelada de materia extraída, pero la experiencia y el conocimiento de los bolivianos será esencial para encontrar un esquema exitoso en Zacatecas. Si se logra encontrar dicho camino para el aprovechamiento del litio será un ‘hitazo’ para el desarrollo de la entidad. Ojalá y Zacatecas se enfile al uso de la energía eólica y solar para producir electricidad, y claro está: el litio.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ