Educación: a problemas reales, soluciones reales

Educación: a problemas reales, soluciones reales

Las maestras y maestros han sido las heroínas y los héroes ocultos de esta pandemia, trabajando de tiempo completo, capacitándose con sus propios recursos, utilizando herramientas e instrumentos de trabajo que ellos mismos se han tenido que costear. No estábamos preparados para la educación a distancia y ustedes han estado no solamente preparándose y preparando a los padres de familia, sino intentando que los niños y niñas no dejen la escuela.

Esta pandemia ha hecho aún más evidentes las brechas de desigualdad que vive este país. Hay niños y niñas que sí pudieron tener un maestro particular, que sí tuvieron acceso a clases en línea. Hay otros que se conformaron con la educación a través de la televisión y estar en comunicación con sus maestros y hay otros, cinco millones de niñas y niños, que desafortunadamente han dejado la primaria y la secundaria.

Es muy complicado lo que estamos viviendo y la resiliencia tendrá que ser el factor de reencuentro para las aulas, porque una pandemia nos ha pasado por encima y tenemos que entender que este punto de encuentro deberá contar con nuestra generosidad y nuestro entendimiento.

Nos encontramos ante grandes retos educativos. Quienes oferten una solución sencilla, están ofertando una mentira, y eso ya lo vivimos en 2018. El sustento de la reforma educativa anterior era la capacitación, pero nos vendieron soluciones falsas y simplistas que hoy, en realidad, han resultado exactamente todo lo contrario. El programa de “La escuela es nuestra” es un fracaso a nivel nacional; acabaron con el Instituto de Infraestructura Educativa para, según ellos, “democratizar” la construcción de aulas. Bajo ese esquema, ¿quién supervisa eso? ¿Quién es el responsable jurídico si se cae un aula? ¿Los maestros, los padres de familia? La ley no lo clarifica. El diseño de la política en este país se ha convertido en ocurrencia pura. Por eso es importante que reflexionemos sobre los grandes riesgos a los que nos enfrentamos para que podamos reorientar el rumbo que lleva este país y el rumbo que lleva la educación.

Zacatecas invierte una tercera parte de su presupuesto en educación. Nuestro presupuesto anual total entre participaciones, aportaciones, convenios y recursos propios es de más o menos 30 mil millones de pesos. En educación se invierten 11 mil millones de pesos: 8 mil millones de pesos del FONE (Fondo de la Nómina Educativa); en el ramo 11 se invierten 1,600 millones de pesos, que es con lo que se paga todo lo que tiene que ver con la UAZ y las ODES (Organismos Descentralizados de Educación); traemos 1,200 millones de pesos de inversión local, más o menos, y este año traemos inversión de unos 140 millones de pesos en FAETA (Fondo de Aportaciones para la Educación Tecnológica y de Adultos).

Ese es todo nuestro presupuesto en educación. ¿Qué tenemos que hacer? Utilizarlos de manera estratégica, responsable, porque cualquiera que diga que va a doblar el presupuesto a la educación, nos está mintiendo. Por eso es importante que mejor hablemos acerca de utilizar este recurso con transparencia, con honradez, mejorando los procedimientos, haciendo los compromisos que sí pueda hacer el estado desde lo local y entendiendo que vamos a necesitar la ayuda de los diputados federales para reorientar las políticas públicas.

Cualquiera que venga a prometerlo todo, quiere decir que ni siquiera sabe cuál es la función que le corresponderá como gobernador/a. Hay que hacer esa distinción entre las potestades del poder ejecutivo y del legislativo y cuál va a ser esa correspondencia que vamos a tener en el trabajo con los docentes, con el gobierno del estado y con el poder legislativo para que todas las preocupaciones en el sector educativo se vayan atendiendo.

¿Qué sí podemos hacer desde el ejecutivo estatal? Revisar el sistema pensionario, y para ello debemos hablar desde la realidad: ese sistema pensionario nació quebrado; empezaron jubilando cuando los trabajadores comenzaron a aportar. Ahora no nos quejemos de que no existe el fondo. Ahora resulta que el Issstezac ya hace de todo, menos tener fortalecido el fondo: ya tiene hasta boliche; al rato va a hacer ferias, si le seguimos. Tiene que ponerse una disciplina de lo que tiene que hacer para dar certeza a las y los trabajadores, y ese es un compromiso que sí puedo hacer.

Todo derecho alcanzado por el personal educativo es una garantía de mi gobierno. Ni un paso atrás. También revisaremos el tema del Infonavit y los casos de todos los que, a pesar de estar dando sus aportaciones, no han tenido acceso a vivienda. Pondremos especial atención al tema de la capacitación, la cual debe ser regionalizada, por temáticas, por currícula, como lo vayan especificando a través de las jurisdicciones. Es importante que llevemos la capacitación a donde los docentes la requieran, bajo los modelos que nos vayan planteando, y ese es otro compromiso que sí se puede hacer desde el gobierno de Zacatecas. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ