Denuncian descuido y falta de atención del Hospital de Especialidades en Salud Mental

Denuncian descuido y falta de atención del Hospital de Especialidades en Salud Mental
Acceso al área de urgencias ■ FOTOS: CORTESÍA


Condiciones de los sanitarios


■ Los problemas se agudizaron a partir de la contingencia sanitaria por el Covid-19

■ Trabajadores del nosocomio denunciaron que se carece de medicamentos e insumos, además, se dispone de poco personal

■ Hay pacientes en riesgo de recaer por la falta de fármacos y el personal se expone a contagiarse de Coronavirus

 

Trabajadoras del Hospital de Especialidades en Salud Mental, situado en el municipio de Calera, denunciaron el desabasto de medicamentos, insumos y que se dispone de poco personal, entre otras cosas; las problemáticas se agudizaron a partir de la contingencia sanitaria por el Coronavirus (Covid-19).

De acuerdo con los testimonios dados a La Jornada Zacatecas, esto ha resultado, para los pacientes, en riesgo de recaer en sus padecimientos, después de estar controlados, por la falta de fármacos; o en una situación de vulnerabilidad para el personal, que se expone ante el SARS-COV-2.

Berenice Jiménez y María del Rocío Castro, ambas médicas generales con adiestramiento en el área de psiquiatría, que se desempeñan en el área de consulta externa del hospital, explicaron que en este hospital son atendidos pacientes con enfermedades mentales, siendo lo más común depresión y esquizofrenia. Se pudo observar que en el último año y medio han incrementado síntomas afectivos entre la población, como ansiedad, depresión y casos de suicidio.

Ante esta realidad, el reto principal se dio por la falta de personal y recursos, dijeron, con quejas por parte de los pacientes que se quedaron sin tratamiento por falta de suministro, y que resultó en recaídas graves; a la par, por motivo de la pandemia, no hubo tantos médicos ni psicólogos tratantes, por lo que no se le pudo dar la atención adecuada a quienes se acercaban a la institución, ni se les podía dar servicio continuo.

Al momento, el personal está conformado por 16 médicos generales y 18 psicólogos, distribuidos en los diferentes turnos y áreas, de los cuales, para consulta externa, son tres psicólogos y uno para urgencias, mismo que atiende en el hospital. Tras la reincorporación se dio una disminución de especialistas, por lo que hay únicamente un psiquiatra en el turno de la mañana y uno los fines de semana para dar atención a todo el hospital.

Los últimos atienden en urgencias, hospital, asesoran consulta externa e incluso dan consultas para casos particulares, se detalló.

El equipo, entonces, se encarga de dar entre 8 y 12 consultas externas, 16 cuando hay saturación; además de atender 12 camas de hombres y 12 más de mujeres. También atienden 6 cabañas, donde se da cuidado especial o de vigilancia constante en el área de hospitalización.

Debido a lo anterior y a que el psiquiatra atiende a todos los pacientes, la atención se ve reducida, afirmaron Jiménez y Castro, quienes agregaron que en medicina externa las citas se están agrandando hasta con 4 meses de diferencia en el turno de la mañana, debido a las problemáticas señaladas; como personal, dijeron, deben hacer el mayor esfuerzo para cubrir las necesidades y dar un servicio de calidad y da desgaste emocional.

Sin embargo, las problemáticas no se detienen ahí; también a partir de la contingencia sanitaria, fue necesario establecer filtros al regresar a las actividades normales, pero no se hace un cuestionamiento exhaustivo con respeto a sintomatología sospechosa, se lamentó, sobre todo cuando pacientes con síntomas respiratorios “deben someterse a otro tipo de evaluación”, se afirmó.

Aunado a esto, los filtros en el área de urgencias no tienen vigilancia permanente; hay momentos vacíos en los que hay gente que entra al hospital sin cubreboca, poniendo en riesgo a personal e internos.

Cabe señalar que los pacientes en estado de enfermedad “no pueden seguir las indicaciones” como los neurotípicos, por lo que no acatan las normas de sanidad, exponiendo así al personal médico; ante esto, ahora en materia de infraestructura, se solicita una mejora inmediata, en la que, considerando los espacios de los consultorios, sean instaladas micas o barreras plásticas para dar mayor seguridad a los trabajadores mientras dan un servicio.

De acuerdo con las médicas, la insuficiencia se debe a que no hay un suministro oportuno en cuestiones básicas, desde el agua hasta el jabón, aunque estas últimas se han regularizado un poco gracias a la pandemia.

Siguiendo con el tema de la infraestructura, más enfocada al área de hospital, se señaló que las áreas verdes no cuentan con pasto, hay un área de basquetbol para esparcimiento, pero no más; se pueden encontrar paredes fracturadas.

Del mismo modo, hay camas y sillas en mal estado por el deterioro de uso, además de cosas que los internos pueden usar para hacerse daño; todas estas, expusieron, son áreas de oportunidad, así como el área de urgencias, que está deteriorada, y la actualización de equipos tecnológicos, que describieron como lentos.

Lo planteado lo atribuyen al poco apoyo y recurso que se destina al área de salud mental, a causa de un estigma que se mantiene sobre esta materia.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ