El botín de los Ayuntamientos

El botín de los Ayuntamientos

El municipio (cualquiera que sea), sus recursos, su gente y su territorio, parecieran ser botín de guerra de todos los partidos políticos y grupos que ahora andan en campaña y no es para menos, tan solo de pensar, que presidentes y regidores tienen la posibilidad de asignarse su propio sueldo y compensaciones, nos indica el grado de ambición que puede generar el hecho de conquistar el ayuntamiento de cualquiera de nuestros 58 hermosos municipios de Zacatecas.

El botín, no solo está en la dieta que se asignan los munícipes, si no en todas las mieles que chorrean de las presidencias municipales. Todos sabemos, que cuando va a salir un presidente, éste, trata de acomodar como trabajadores de base a “su gente”, que casi siempre son familiares y amigos; y el presidente que entra, llega acomodando a gran parte de su equipo de campaña; donde muchas de las veces no tienen la preparación ni el conocimiento para estar en una responsabilidad gubernamental, pero ¡ah que bonitas porras se aventaron en campaña!

¿Qué me dice de la mega mina de oro que hay en el departamento de obras públicas? Seguramente usted ya había escuchado hablar de los diezmos; pues estos, son otro botín para los equipos de campaña del candidato. Los regidores, tienen la facultad de elegir al Director de Obras Públicas; el Director, tiene la facultad de elegir a la empresa contratista que deba desarrollar determinada obra; y siempre hay empresas favoritas, las que se entienden económicamente con los munícipes. Esto, es corrupción y le cuesta millones de pesos a la población, ya que hay obras públicas que incrementan hasta 10 veces su costo real, es lógico, la empresa tiene que sacar lo suficiente como para poder pagar los moches que le piden y aun así tener un buen margen de ganancia.

Los permisos y licencias son otro gusto que pueden darse los allegados a las autoridades municipales. Hagamos un análisis para saber cuántos bares, cantinas, restaurantes, etc. les pertenecen a los familiares o amigos del presidente municipal o de alguna otra autoridad del Ayuntamiento.

Sin duda, los que buscan el poder por el poder, los que quieren el cargo a como dé lugar, los que se hicieron de la candidatura a toda costa, los que están empeñados a reelegirse sin haber hecho nada, todos ellos es seguro que tienen muy claras sus ambiciones; sueldazos, familiares en la nómina, moches, permisos, licencias, en fin, el botín es grande; por eso quieren llegar a donde quieren llegar. Depende de la ciudadanía saber escoger y no ser verdugos de sus propias desgracias.

Para que la ciudadanía sepa elegir de la mejor manera, ésta tiene que estar informada; pero la información no la obtendrá con solo observar el desarrollo de las campañas y escuchando discursos, se requiere hacer un análisis un poco más a fondo de todas las opciones que tiene para elegir el próximo 6 de junio.

Hoy en día, con todos los recursos tecnológicos que hay al alcance, es muy fácil hacer una campaña política “ruidosa” de esas que el electorado puede confundir con campañas exitosas, de candidatos exitosos, de proyectos exitosos. Las dadivas (despensas, juguetes, trastes, ropa, etc) o simplemente la promesa de ellas, facilita que cualquier candidato llene de gente un mitin en una colonia, en una comunidad o en una plaza; lo cual, genera la percepción de que al candidato “lo sigue la gente”. Si visten el evento con playeras, cachuchas y banderas del candidato y del partido al que representa, genera la percepción de que la gente lo apoya. Si tiene un buen equipo de comunicación y logran tomar las fotos o los videos en el ángulo correcto, en el mejor momento, con la persona adecuada, tendrán un éxito en redes sociales. Todos estos y muchos otros aspectos de mercadotecnia y publicidad, alejan al electorado de un correcto análisis y lo orillan a elegir al mejor producto y no a quien mejor pueda decidir el rumbo de su municipio.

Si en realidad queremos que nuestros municipios dejen de ser botín político de partidos, grupos o familias que se han perpetuado en la administración del municipio, debemos analizar al menos 2 aspectos: el proyecto del candidato y el equipo del candidato.

En cuanto al proyecto, no es difícil saber qué es lo que le duele a nuestra tierra, cuales son los problemas que aquejan a la sociedad, lo difícil, es saber cómo solucionar todo eso. Un buen proyecto debe tener propuestas viables, jurídica y económicamente posibles, no el discurso mareador de cada 3 años.

Respecto al equipo, muchas de las veces los candidatos a presidentes, conforman su planilla con una grotesca repartición de cuotas de poder; caciques partidarios meten a “incondicionales” en las regidurías o en la administración, si es así, téngalo por seguro que la cosa terminará mal. Tampoco es bueno que, por querer socializar la integración de un ayuntamiento, se improvisen perfiles. El equipo debe ser de personas preparadas, honestas y sin cola que les pisen.

Depende del electorado que nuestros municipios dejen de ser botín de grupos y familias. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ