“La pandemia del Covid-19 evidenció la desigualdad de género en la academia”

“La pandemia del Covid-19 evidenció la desigualdad de género en la academia”
“Esta crisis no puede derivar en un retroceso en la producción científica de las mujeres, debemos buscar alternativas”, señaló la investigadora ■ FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

■ Actividades domésticas provocaron que el tiempo de trabajo se redujera de seis a una hora

■ Por el contrario, hombres con el mismo puesto pasaron de escribir de 7 a 8 horas: García

 

Armida Concepción García, investigadora de la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ), afirmó que la pandemia del Covid-19 evidenció la desigualdad de género en la academia, pues las actividades domésticas provocaron una disminución en el tiempo de trabajo de investigación de seis a una hora diaria, mientras que en los hombres aumentó de siete a ocho horas.

“Las mujeres pasamos de escribir 6.2 horas a sólo 1.6 horas, mientras que los hombres en la misma condición, investigadores que se dedican a lo mismo, pasaron de escribir de 7 a 8 horas, lo cual nos deja en clara desventaja”, dijo.

Añadió que esa situación de desigualdad afecta en el ámbito académico porque, por ejemplo, si alguna investigadora pretende pertenecer al Sistema Nacional de Investigadores (SNI), la reducción del tiempo para dedicarse al trabajo académico le impediría hacerlo.

Durante su ponencia “Mujeres investigadoras y científicas: mecanismos de conciliación del trabajo académico y doméstico ante la Covid-19”, detalló que el confinamiento provocado por la pandemia implicó que las mujeres investigadoras y científicas dedicaran más tiempo a actividades domésticas y no académicas, mientras que en los hombres sí aumentó el tiempo para ello.

García indicó, además, que la producción de artículos científicos escritos por mujeres se ha desplomado y también se ha evidenciado la necesidad de buscar alternativas o estrategias políticas para distribuir esta carga entre el Estado, el mercado y al interior del núcleo familiar.

“Esta crisis no puede derivar en un retroceso en la producción científica de las mujeres. Debemos buscar alternativas, redes, apoyo, convenios o estrategias para que podamos seguir produciendo y podamos seguir compitiendo en el ámbito académico que es bastante complejo”, indicó.

También expuso que, a pesar de que las mujeres investigadoras y científicas que tienen esa condición de estar en la casa y realizar su labor a distancia, en realidad “quienes nos dedicamos a la investigación sólo tenemos un poco de mejores condiciones laborales que las mujeres con menor educación”.

Expuso que en una encuesta realizada en Zacatecas, la mayoría de las mujeres tienen computadora y un espacio para trabajar y muchas tienen un trabajo permanente dentro de la Universidad.

Según García, “esto nos deja un poco mejor que aquellas mujeres que no estudian o no son trabajadoras académicas y que durante la pandemia tuvieron que asumir otros roles y algunas de ellas sin sueldo, lo que nos habla de que tenemos mejores condiciones para realizar nuestra labor que aquellas que tienen menor educación”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ