Alba de Papel Los abuelos, el origen de la familia

Alba de Papel Los abuelos, el origen de la familia

Entre el mal ejemplo del presidente de México, por aplazar la vacuna que como adulto mayor le corresponde y forma parte del ideario que debe mostrar a sus gobernados, así como por la especulación proyectiva de estas elecciones atípicas de los partidos políticos y sus candidatos, la nota significativa podría ser el paulatino abandono de los viejos en una investigación de la UAZ y la CDHZ, que hace poco se divulgó por este medio informativo, como una prueba más de la descomposición de la sociedad que se deshumaniza y se proyecta más agresiva en este tiempo de pandemia.

Un tiempo circular que no ha logrado crear conciencia en ella, ni en las familias que la conforman, en su mayoría, vulneradas por pobreza, violencia, rigidez, laxitud, sin ética y sin jerarquía para entender el papel fundamental de las personas mayores de 60años, como artífices de la reconstrucción de la memoria y la identidad de cada familia y su personalidad, en un ambiente que demanda con urgencia la salud mental y unión psicoafectiva de sus miembros.

Sin excepción, cualquiera recordaría momentos de fastidio ante la narración reiterativa de un adulto mayor, sin saber, que si se repite a sí mismo, no lo hace por abrumar a quien lo escucha, sino que en su proceso de síntesis, se escucha para justificar su propia existencia y sentir que ha valido la pena vivir.
Recién la Comisión de Derechos Humanos de Zacatecas y la Universidad Autónoma de Zacatecas a través de la Facultad de Medicina –vía del trabajo coa-autoral de la académica Flor de María Sánchez Morales-, presentaron el Libro “Situación social y de maltrato en personas adultas mayores”, investigación que pone de manifiesto la crueldad a que son sometidos congéneres en edad adulta que viven con alguno de sus hijos, están en pareja o sobreviven solos.

El documento, que debe subrayarse es un acierto sensible tanto de la UAZ como de la CDHZ, subraya la necesidad inminente de revaloración de este sector, a partir de un diagnóstico sobre una muestra de un mil 812 entrevistados, donde indicaron sufrir maltrato psicológico, verbal, económico, físico y sexual, en porcentajes de mayor a menor, pero todos, igual de graves y preocupantes en una sociedad que los margina y vapulea.

La mayor incidencia de maltrato, se da en la zona urbana y luego se remite al medio rural, de acuerdo al estudio, más del 60 por ciento depende económicamente de las familias que los acogen, pero que no les basta la proveeduría, ya que se sienten solos, con enormes cargas de tristeza, inseguridad y falta de dinero o de salud.

La investigación deja al descubierto, la falta de contención y acompañamiento al adulto mayor, que psicológicamente se encuentra en un punto de enorme vulnerabilidad porque su cuerpo resume la historia de su vida, y su mente busca desesperadamente reivindicar cada acción o decisión que tomó a lo largo de su vida, el adulto mayor se haya en un permanente recuento de aciertos y errores, porque aspira a dejar un legado valioso para sus hijos y nietos.

Ante la marginación, esta vulnerabilidad natural de su ciclo vital, lo consume con mucho sufrimiento hasta desear morir para dejar de ser una “carga”, pero este pensamiento errado puede cambiar para vivir con alegría el final de su existencia, si como familia y sociedad, se echa mano de la cordialidad, la compasión y el amor, en esta andadura que todo ser humano recorrerá, inevitablemente.

El dicho “Sólo los amados por los dioses, mueren jóvenes”, suena a frase bonita y heroica, pero guarda temeridad y dolor, y quizá está enmascarando un oculto terror a la vejez y al atrofiamiento de las funciones vitales del cuerpo y de la mente, que comienza a gestar un periodo de mudez y de nostalgia, no obstante, la edad adulta, la ancianidad, tercera edad o senectud, constituye una etapa de triunfo y de fortaleza humana, de maduración y de belleza por el poder que imana en experiencia y sabiduría en una diáfana relatoría que une pasado y futuro, en tres generaciones, enriqueciendo la convivencia del ahora y el aquí.

Zacatecas, con una población aproximada de Un millón 600 mil habitantes, con un segmento estimado de 178 mil adultos mayores que representa el 13 por ciento de su población total, a decir de los especialistas, una entidad que está envejeciendo, y que lo hace con poco o nulo principio de realidad, ignorando lo que significa tener padres o abuelos que han alcanzado una edad madura y emocional suficiente para fortalecer el orgullo familiar.

Por ello, se hace necesario reformar el decreto de creación del Instituto para Adultos Mayores en Zacatecas, revisar los perfiles de quienes están a cargo, legislar a favor de ellos y sancionar con mayor rigor el maltrato; en este sentido, la situación de la Entidad, es similar a la del resto de la nación mexicana, pudiera ser un problema global, porque se han olvidado los valores y principios, y han sido sustituidos por el desprecio y la ingratitud.

Este es un tema de cultura, educación y salud mental, por lo que deberá reforzarse con políticas públicas que fomenten el respeto, la sensibilidad, el sano apego filial, la misericordia, amor y reconocimiento por las personas mayores, quienes han luchado contra sus demonios y sus tormentas internas y han aprendido mucho, seríamos más sensatos si aprendemos de ellos.

Con seguridad, quien lee esta nota tuvo o tiene una abuela o un abuelo entrañable y genial, que marcó para siempre su vida.

Dedicado a la Mtra. Annick por su invencible jovialidad y sabiduría, por su rebeldía y amor a México.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ