Miscelánea Los partidos políticos, ¿y la ideología?

Miscelánea Los partidos políticos, ¿y la ideología?

“¡Como ve. Estos son nuestros
principios; pero si no le gustan
tenemos otros”!
Hermanos Marx Groucho.

Leo en medios: Que David Monreal del Partido del Trabajo, se inscribe como candidato a la gubernatura del estado por MORENA, que Jorge Miranda del PRI, se inscribe como candidato a la Presidencia de Zacatecas por MORENA, Que Claudia Anaya del PRI, es arropada también por el PAN Y EL PRD para la gubernatura; Que Ana María Romo del PRI, se inscribe a la gubernatura por el partido Movimiento Ciudadano; Que Edgar Rivera del PRI, se inscribe a la gubernatura por MD.

Que Ulises Mejía de MORENA, se inscribe ahora por el Partido Encuentro Social, que una precandidata del PRI a la gubernatura, se inscribe por MORENA para diputada y así, un sinfín de sorpresas.

Que Miguel Alonso será plurinominal por el PRI.

Pero: ¿Cuál es la ideología de cada candidato? ¿Es coincidente la ideología del candidato con el ideario político del partido que lo postula? ¿Cuál es el concepto de país al que aspira el candidato si es que tiene aspiraciones sociales?

¿Qué opina de la despenalización del aborto? Y sobre la marihuana, ¿conoce de sus usos variados? Y, ¿Qué opina sobre la despenalización y la reglamentación recién emitida por los diputados federales?

Y sobre las concesiones mineras a extranjeros, ¿es conveniente y necesaria la cancelación para que pasen a manos de mexicanos?

Y ¿sobre la educación laica, que piensa?

Sobre el referéndum, el plebiscito y la Iniciativa Popular ¿cuál es su concepción?

¿Los juicios orales o adversariales le convencen?

De seguridad Pública: ¿Qué alternativas propone?

Y así un largo etcétera que hace diferentes a cada candidato, mismos que, por comodidad o por necesidad, ocupan un espacio electoral que no es afín con el ideario del partido que los propone. Eso se llama incongruencia y se conoce como conveniencia. Explicable aunque no justificable tal carencia de ética.

Miguel de Cervantes dice: “más vale buena esperanza que ruin posesión”. Si las condiciones no se dan… esperar. Sin dejar de luchar desde luego y sin traicionar los ideales. No a la incongruencia.

Un cargo de elección popular, aún el que se logra por el favoritismo de una plurinominal, no significa en modo alguno un lapso vacacional de tres años; implica la participación decidida para encausar el rumbo de país a que los ideales conllevan.

Tampoco significa un pasaporte a la impunidad que buscan quienes salieron mal en sus cuentas en cargos anteriores. Se ven algunos casos de personajes (sinvergüenzas) inscritos en la búsqueda del “pasaporte a la impunidad”. ¿Lo permitimos? O, que ¡regresen lo que se llevaron!

DE INJUSTICIAS y DESLEALTADES:
O la historia del caso de Ulises Mejía Haro: Ulises, Joven cargado de ideales, seguramente de los que se nutrió en su ambiente familiar, llega pronto al honroso cargo de Presidente Municipal de la capital (de la llamada joya de la corona). Su partido: Morena.

Muestra ideales, congruencia y anhelo por servir a su comunidad: Se le ve en las colonias, cubreboca puesto, inspeccionando obra pública, entregando apoyos y promoviendo su línea partidista.

Se inscribe en su partido para contender por la gubernatura y, primer tropiezo. ¡Su instituto político ya tenía comprometida tal candidatura y, no precisamente por algún compañero de organización.

Busca entonces por “su partido” la reelección a la Presidencia Municipal. Es rechazada su inscripción por un supuesto agravio en contra de una “mujer” que participaba en el cabildo en los tiempos en que Ulises era presidente. Un altercado que si hubiera sido entre presidente y funcionario (masculino), no pasaría a mayores; sólo que ahora ideologizado, politizado y exagerado el esquema de género, se dicta “sanción”: ¡inhabilitado!

Morena prácticamente abandona al que fue excelente funcionario, a quien con su conducta ejemplar en el trabajo diario y cargado de idealismo fortaleció la bandera de su partido.

Injusta la determinación que lo inhabilita. Desleal la respuesta de los dirigentes de Morena. Respuesta oportunista ante medios. Respuesta ingrata, que niega la candidatura a uno de los más fieles promotores de Morena y accede sin recelo alguno al registro de candidato “externo”.

Eso se llama ingratitud y deslealtad. “La ingratitud es uno de los males que más al cielo ofenden”, dice Miguel de Cervantes en El Quijote.

Si en el proceso electoral coincide mi participación con la casilla donde participe Ulises. No hay duda. Mi voto y promoción irá por él.

“El mundo al revés premia al revés: desprecia la honestidad, castiga el trabajo, recompensa la falta de escrúpulos y alimenta el canibalismo. Sus maestros calumnian a la naturaleza: la injusticia, dicen, es ley natural.” Eduardo Galeano. “Patas Arriba”. La escuela del mundo al revés.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ