El último bosque, de Luiz Bolognesi, se presenta en La Berlinale 2021

El último bosque, de Luiz Bolognesi, se presenta en La Berlinale 2021
Luiz Bolognesi ■ FOTOS: CORTESÍA


■ Compite en la sección Panorama

■ Es un documental sobre los peligros que sufren los Yanomami de la amazonia brasileña y del sur de Venezuela, ya que las mineras buscan despojarlos de sus tierras y explotarlas

■ Enfatiza que la comunidad vive de una forma tradicional, con los chamanes fuertes, con el mundo del sueño, en un mundo fantástico que aún es muy fuerte

 

Hace cuatro años Luiz Bolognesi vino al Festival de Cine de Berlín, La Berlinale, para presentar su documental Ex -pajé. Este año lo volvemos a encontrar con A Última Floresta (El último bosque) en la sección Panorama.

Es un documental sobre los peligros que sufren los Yanomami de la amazonia brasileña y del sur de Venezuela. De los peligros provocados por las mineras que buscan explotar y despojar sus tierras. Y de los peligros provocados por el gobierno actual que está concediendo los permisos para continuar las inspecciones de estas mineras.

¿De dónde surge este documental?
“Cuando estaba filmado Ex Pajé me dije que sería muy importante hacer un documental de un pueblo indígena donde el chamán está fuerte. Donde el chamán no permite la llegada de los cristianos evangélicos. Donde la fuerza política, simbólica, científica está en el chamán, que es el centro de la población. Y leí un libro sobre el chamán Davi Kopenawa. Y me pareció interesante hacerlo sobre él. Que viven de una forma tradicional. Con los chamanes fuertes, con el mundo del sueño, el mundo fantástico es aún muy fuerte. Donde todo esto es algo real y muy fuerte. Y donde es además el personaje de la resistencia indígena”, nos comentó Bolognesi en entrevista vía Zoom.

Entonces se fue con él -Davi- dos semanas para conocerlo. Y en junio del 2019, con un equipo de cinco personas, se fueron a filmar durante cinco semanas.

Aunque tenían guion, Bolognesi sabía que no podían respetarlo porque un documento de este tipo siempre se modifica, sobre todo porque el guion lo hizo de la mano del propio Davi, quien era el autorizador o censurador de qué cosas sí se podían filmar.

Un documental filmado
en dos tiempos
Bolognesi, aunque antropólogo, se asume como cineasta y por tanto requería el apoyo de antropólogos especialistas que ya de entrada hablaban el Yamame.

Pero por qué hacemos esta precisión, porque Bolognesi no habla la lengua de los Yanomamis, entonces durante esas cinco semanas estuvieron filmando con apenas conversaciones.

Las escenas se filmaban según la energía de la escena. Sin comprender la lengua se hacían más instintivos y visuales, todo era filmado desde la compresión de los ojos. Así él entendía que era el momento de filmar y de cortar.

Luego, el segundo momento fue cuando recibieron las 40 horas de registro de esas semanas, pero ahora ya subtituladas al portugués. Aquí pudieron completar el arco narrativo del documental.

Es un documental en el que el director no controla la escena, el guion ni los diálogos. Fue la posición de un director que tuvo que ceder su control a las energías y al chamán.

Incluso el montaje se hizo con apoyo de Davi.

Estrategia de filmar
un documental
El espectador de El último bosque quizás se dará cuenta que hay varias escenas de caza, con flechas y lanzas. Pero, nunca veremos el resultado de esa caza.

La razón es un artilugio de recurrir a la ficción. Porque el equipo de filmación nunca consiguió seguir las caminatas de los cazadores por más de 20 kilómetros en la selva. En jornadas que comenzaban a las 5 de la mañana. Ellos a los 5 kilómetros ya no podían: “nosotros somos muy frágiles para estas actividades. No podemos caminar tanto en la selva”.

Entonces decidió reconstruir estas escenas. Que son en realidad actuaciones del acto de cazar, pero sin el animal enfrente.

La caza, además, es una actividad sagrada para los Yanomami. Porque el cazador nunca puede comer su propia caza, sino que la dona a otros habitantes del pueblo. Y otro cazador ofrecerá su caza a él.

Estrategia de filmar de
un antropólogo visual
Convivir con los indígenas tiene sus riesgos. Sobre todo, tanto tiempo porque hay cuestiones sensuales que pueden invadir al equipo de filmación y la invasión de la vida cotidiana de los otros.

Por esos las consignas deben ser claras y siempre habladas con el grupo y con el chamán: Nadie puede meterse con las mujeres locales, nadie puede emborracharse ni tomar drogas con ellos. No se deben permitir juicios de valor ni de prácticas. No aconsejar a nadie. Se tiene que ir, ver e regresar casi sin dejar marca.

Debe de haber distancia, sentenció muy honesto Bolognesi, sobre todo al hacer énfasis en el peso de las sensualidades y el encanto por las mujeres y los hombres.

Ojalá que este documental consiga distribución en México.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ