Delfina

Delfina

Tras dos meses de impasse desde que el Presidente hizo el anuncio, la maestra Delfina Gómez llega a la de Secretaría de Educación Pública. Ocupara no sabemos por cuanto tiempo ni con qué resultados, la silla de Vasconcelos, nombre que resulta un referente obligado en el imaginario de los mexicanos dado el proyecto que en su tiempo encabezó con celebrados éxitos en su cruzada alfabetizadora y cultural masiva y de largo aliento. Obviamente que Delfina no es Vasconcelos, dista mucho de serlo y su tiempo es muy diferente al del del autor del Ulises criollo. La gestión sobresaliente y exitosa de este descansó en haber contado con un presupuesto educativo bien dotado y en una coyuntura en la que los mexicanos vivían bajo el influjo y las expectativas despertadas por una revolución social, de la cual el derecho a la educación era uno de sus bienes más preciados. A Delfina le tocara bailar con la más fea. Su gestión estará marcada por la insuficiencia y los recortes presupuestales y teniendo por reto un rezago y abandono educativos en varias dimensiones: carencias en la infraestructura de los planteles, bajo aprovechamiento y deserción escolares en ascenso. Resultado de nuestro inequitativo sistema educativo.

Llega a desempeñar el cargo en condiciones por demás difíciles. Al país lo azota una doble crisis, la sanitaria provocada por el COVID 19 y su resultante, la económica con un crecimiento negativo que ha traído como resultado un incremento drástico del desempleo. Ambas crisis se extienden a los servicios educativos en los que los alumnos y maestros no acuden a las escuelas y las clases y evaluaciones se desarrollan por los medios digitales y audiovisuales, la televisión en primer término. Esta modalidad para la que no todos los sectores sociales y muchas familias no estaban preparados con las herramientas tecnológicas que se requieren. Esto ocurre en todos los tipos y niveles educativos. Desde el preescolar hasta el universitario.

Los pergaminos y méritos educativos de Delfina no son precisamente los del mayor lustre. Entre sus credenciales aparecen una licenciatura y una maestría cursadas en la UPN, estudios que completó con una especialidad en administración de instituciones educativas por el Tecnológico de Monterrey. Se ha desempeñado como maestra de primaria.

El Presidente la presentó presumiéndola como la primera maestra en la historia en ocupar tan distinguido cargo, entendiendo por esto como profesora de formación normalista. Llega al ministerio educativo más por su cercanía política a López Obrador que por tener una brillante trayectoria académica y docente. Además de la confianza que le tiene el tabasqueño de Macuspana, su carrera política la ha labrado con el apoyo político del texcocano Higinio Martínez y de su grupo y la influencia de Elba Esther Gordillo.

Tras ser presentada como la nueva titular del ramo educativo, una de sus primeras declaraciones fue la de que no cambiara el programa educativo de su antecesor, Esteban Moctezuma Barragán a quien llega a sustituir. Tiene como tareas dar a conocer los contenidos educativos de la 4 T en relación con lo que Moctezuma Barragán bautizo como la “Nueva Escuela Mexicana”. ¿Qué es ésta? ¿En qué consiste? ¿Los mexicanos, empezando por los maestros ahora alejados de las aulas saben y aplican los supuestos nuevos saberes de ese programa señero?

Como política, a la maestra Delfina Gómez Álvarez se le identifica como una pieza clave en la maquinaria electoral obradorista. Perdió la gubernatura del Estado de México por un escaso margen de cuatro puntos. Ese caudal de votos y el imán del candidato presidencial de Morena contribuyeron al triunfo arrollador de éste en el 2018.

El importante y estratégico cargo como Secretaria de Educación podría ser no para que impulse un proyecto distinto e innovador con grandes resultados. Llega a administrar la educación del país y con eso se conformará, lo hará como mejor pueda según el apoyo presupuestal con el que cuente. Muy probablemente no concluya el presente sexenio y use a la SEP como plataforma de lanzamiento para una nueva candidatura por su estado natal. El tiempo y sus frutos pondrá a Delfina en el sitio que la historia le depare. Sólo nos queda desearle suerte por el bien del país y concederle el beneficio de la duda.

PD. La SCJN ha votado que a los jubilados adscritos al Art. 10° transitorio de la Ley del ISSSTE, en lugar de pagárseles en salarios mínimos, seguirán cobrando su pensión en UMAS (Unidades administrativas de actualización). Esto trastoca la esencia y el espíritu de dicha ley. No habrá mas que recurrir a los amparos masivos y emprender movilizaciones. Si bien un perdido a todas va, no debemos esperar con los brazos cruzados a que el SNTE y demás sindicatos encabecen esta lucha.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ