“La unidad de Artes ha sido administrada con base en lineamientos políticos y no académicos”

“La unidad de Artes ha sido administrada con base en lineamientos políticos y no académicos”
Luis Herrera Alvarado ■ FOTO: ODÍN SALINAS

■ Esto ha provocado un proceso de precarización laboral en esta área de la BUAZ: Herrera

■ Afirma que es necesario transformar la visión política que persiste en esta administración

 

La Unidad Académica de Artes de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ) ha sido administrada con base en lineamientos políticos y no académicos, lo que ha provocado afectaciones y retraso en diversos rubros, entre éstas un proceso de precarización laboral, afirmó Luis Herrera Alvarado, candidato a la dirección de ese centro educativo.

Para recuperar la academia, dijo, su propuesta “es articular, en un todo, a la Unidad Académica de Artes con sus cuatro programas: la licenciatura en Arte, la licenciatura en Música, la licenciatura en Canto y el eje transversal de Extensión, Difusión y Creación Artística”.

“Esos cuatro programas han intentado vincularse y han trabajado de manera aislada, sin ningún planteamiento serio, y es el momento de articularlos porque el Modelo UAZ Siglo 21 plantea el trabajo por áreas del conocimiento. Tenemos grandes muros que deben derrumbarse para articular estos programas”, indicó.

Consideró que la Unidad Académica de Artes tiene un potencial importante por la actividad cultural que hay en la capital del estado, porque además, la Universidad es la que tiene más presencia en actividades como el Festival Cultural de Zacatecas.

Indicó, entonces, que su candidatura es distinta porque “he estado trabajando desde la academia, pertenezco a un cuerpo académico consolidado y eso nos ha permitido gestionar recursos financieros en beneficio de los profesores, de los alumnos y de la coordinación para armar redes institucionales”.

Contrario a ello, Herrera Alvarado señaló que, en la administración que ha habido durante los últimos periodos, ha habido usos y costumbres muy alejadas del interés académico, pues se han fundamentado en lineamientos políticos.

En consecuencia, dijo que eso ha roto con la institucionalidad y se incumple con el principal propósito de una institución que es la academia, porque ello es el punto nodal del quehacer universitario.

Refirió que la administración de la unidad académica, a partir de lineamientos políticos, ha provocado la precarización de las condiciones laborales de los docentes, porque 19 plazas de tiempo completo que quedaron vacantes por la jubilación o defunción de los docentes, no han sido recuperadas, y las contrataciones que se han hecho han sido cubiertas con contrataciones de hora-clase.

“Hay un plan sectorial de educación a nivel federal y ahí habla del cuidado que tiene que haber de los profesores y de la creación de ámbitos propicios para el desenvolvimiento del profesorado, pero al momento de no haber seguridad laboral y que estén contratados por 50 horas frente a grupo, me parece muy precario. Son condiciones que no deben persistir”, dijo.

Por otra parte, Herrera Alvarado opinó que que la manera en que se ha conducido a la unidad académica ha implicado un proceso de cooptación y control político de los docentes y condicionada su posible recontratación solamente si opera en cierto sentido. Sin embargo, el docente debe ser libre para discernir hacia dónde quiere crecer, pero no desde la perspectiva política, sino académica.

Recordó que, una de las recomendaciones que emiten los organismos acreditadores y evaluadores es que los docentes tengan contratos que les permitan estar en una constante actualización y formación, pero hay aspectos que lo impiden.

Consideró que esos aspectos son importantes porque un profesor no tiene la capacidad de crecer académicamente si no es profesor de tiempo completo, mientras que los docentes contratados por hora-clase no tienen la posibilidad de acceder a los cuerpos académicos.

“Estas cuestiones evidentemente no son solucionables en cuatro años, pero creo que sí se puede sentar la base para poder construir, con nuestros compañeros y estudiantes, y transitar hacia esa mejora y hacia esa realidad necesaria”, expresó.

Herrera Alvarado reiteró que es necesario transformar la visión política que persiste en la administración y que ésta se focalice hacia el tema académico, y para ello se requiere de la articulación de los programas que componen a la unidad académica y a partir de ello lograr la acreditación de calidad.

En otro tema, informó que las condiciones de infraestructura de la Unidad Académica de Artes, en especial de la Licenciatura en Artes, debe atenderse, porque en ese caso no cuentan con instalaciones propias y están hacinados al grado de que los jóvenes toman clases sentados en el piso, por lo que ese es un tema que atendería desde la dirección.

Por último, comentó que el otro candidato se involucró en un incidente en el que, como titular de la Coordinación de Bibliotecas, avaló la venta de archivos históricos por kilogramo “y me parece que tiene que ver con esa posible desvinculación del marco académico, de un desconocimiento de la importancia que tiene un archivo histórico en las condiciones en la que haya estado”.

Cabe mencionar que, este sábado se llevará a cabo un debate entre Herrera Alvarado, candidato a la dirección de la planilla Fuerza Académica, y Sergio Jiménez, de la planilla Vanguardia Universitaria.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ