Que la política no nos divida. Feliz Año 2021

Que la política no nos divida. Feliz Año 2021

Hoy es el último día de este fatal 2020, año que nos deja grandes vacíos, profundos agravios, menoscabos económicos y un escenario futuro totalmente difícil. Lo más grave son las pérdidas humanas que se lleva, todas y cada una de ellas muy lamentables y dolorosas: familiares, amigos y personas en general que cumplían con una tarea importante en este plano terrenal. El 2021 será también complejo desde diversos aspectos pues a la cuesta de Enero habremos de sumarle la cúspide de la pandemia, la crisis económica y la voraz carrera de los partidos políticos por los puestos de elección popular; a partir del nuevo año ya no tendrán tiempo algunos actores para remilgues estructurales ni falsas posiciones mesiánicas. Por si esto fuera poco, se han encajado gracias al COVID-19, las elecciones de la UAZ con las del estado: gubernatura, diputaciones locales, presidencias municipales y regidurías; todo el sistema electoral traerá escenarios complejos y algunos otros adversos, por eso creo que este último día del año es óptimo para reflexionar y arraigarnos firmemente a nuestros principios personales y evitar que la política nos divida; entender que ésta ha adquirido nuevos matices, que se ha camuflado de distintos colores y que los institutos políticos se han unido sin importar su mística ni estatutos, ambicionando llegar al poder por el poder mismo. Como ciudadanos debemos mostrar nuestra evolución social y no ceder a las campañas sucias que ya se deben estar engendrando pues en otros tiempos, han tenido resultados positivos para algunos. Exijamos estrategias posibles en materia de seguridad, empleo, desarrollo sostenible, campo, cambio climático y recursos hídricos. Desde el ámbito universitario las propuestas deben centrarse en los problemas estructurales de la UAZ, pues cada fin de año quedamos en el borde del caos financiero; ahora reconozco que gracias a las gestiones del Rector Antonio Guzmán y del Secretario General, Dr. Rubén Ibarra Reyes, fue posible cumplir con aguinaldos, primas y demás prestaciones a los universitarios, ahora queda una pesada agenda para el futuro Consejo Universitario y Presidencia Colegiada. Quiero puntualizar la necesidad de fomentar la vida democrática en el estado, lo deseable es ver la participación de diversos aspirantes, sobre todo, caras nuevas y jóvenes políticos, pues ya se están afilando las uñas y lavando sus fauces los viejos lobos arraigados desde el Siglo XX a la perpetuidad en el poder. Mucho nos beneficiaría dar pauta a un relevo generacional en la política; seamos objetivos aunque nuestra camisa partidaria o nuestro puesto en el gobierno no nos lo permita; partamos del hecho de que Zacatecas lleva 11 años perdidos desde el punto de vista gubernamental y que ya no soportaríamos otro sexenio más de crecimiento cero y de incremento exponencial de la inseguridad. Estoy convencido de la necesidad de renovar la maquinaria oxidada que no deja avanzar a Zacatecas, pues entre los engranes, van padeciendo los más desposeídos, aquellos que son los más y que no están en ninguna nómina. Llegó la hora de Zacatecas y para lograrlo, debemos estar muy atentos al devenir del escenario político pues el teatro de la democracia está diseñado para la permanencia de los mismos agentes que en un tiempo tuvieron la oportunidad de generar otras condiciones de vida para los zacatecanos sin hacerlo. Nuestra entidad amerita de políticos y propuestas de altas miras pero también de parámetros medibles que hagan posible el crecimiento económico y el desarrollo integral de los 58 municipios; urge que se consolide la justicia social para los miles de pobres que han dejado las dos últimas administraciones, enfoquémonos desde ahora a participar dignamente en la vida democrática de nuestro estado, valoremos las buenas propuestas y no dejemos pasar a la diatriba, a la infamia y al descrédito de los adversarios como estrategia de éxito en la política. Desde esta trinchera, los exhorto a mantenernos unidos como población, a que no caigamos en el juego de la división, que aunque no estemos de acuerdo con partidos o posturas políticas, respetemos desde el entorno de la tolerancia a las distintas formas de pensar. Deseo de todo corazón que en el 2021 sea Zacatecas el que gane, que la UAZ se fortalezca y que se abra paso a un nuevo y mejor capítulo en nuestra historia, que los que sobrevivan a la pandemia la escriban con entereza y dignidad por aquellos que ya no pudieron hacerlo. Próspero, saludable y exitoso año 2021. ¡¡¡FELICIDADES!!!

*Docente-investigador de la Unidad
Académica de Derecho de la UAZ
[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ