■ México Lindo y Podrido… y Zacatecas otro tanto Las contradicciones del Covid-19

■ México Lindo y Podrido… y Zacatecas otro tanto Las contradicciones del Covid-19

Durante este año – que casi termina – hemos escuchado predominantemente noticias acerca del COVID-19, según los expertos casi el 90% de la información que nos llega desde los diferentes medios sea electrónicos o impresos, incluso en las redes sociales nos hablan de lo mal que va todo por la pandemia que nos tiene sumergidos en la desesperanza.

Desde el mes de marzo estamos ya acostumbrados a escuchar que “LO PEOR ESTA POR VENIR” dicho no por personas amarillistas sino supuestamente por los expertos como son la ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD, y sin embargo algo de la información que nos llega es muchas veces contradictoria y no nos dice mucho de lo que quisiéramos saber, es decir de certezas con base científica.

Nos queda claro que algunas de las acciones para prevenir la infección son sin lugar a dudas a) EL QUEDATE EN CASA si no es absolutamente indispensable salir a las calles sobre todo si eres una persona vulnerable parte de la tercera edad o tienes alguna comorbilidad como la diabetes, la hipertensión o la obesidad, b) si sales porque no te queda de otra EL USO DEL CUBREBOCAS ES OBLIGATORIO, por tu bien y por el bien de los demás porque esta científicamente comprobado que disminuye las posibilidades de que te contagies o que contagies a otros si tú tienes la enfermedad – aunque no lo sepas – c) MANTEN LA SANA DISTANCIA -Susana – más de dos metros de la personas que te rodena, y nada de saludos, ni de mano pero tampoco de codo o de puño EVITA EL CONTACTO y finalmente d) LAVATE CONSTANTEMENTE LAS MANOS CON AGUA Y JABON no menos de 20 segundos o con gel sobre todo si saliste o regresas a casa después de haber salido.

Fuera de estas medidas de higiene que nadie – fuera de AMLO – se atrevería a cuestionar, existen otras de las que no existe respaldo científico pero que nunca está por demás obedecerlas como seria la sanitización de espacios públicos, los túneles de sanitización, el hacerlo con los zapatos sobre todo al entrar a espacios cerrados o regresar a casa, etc.

En lo que no se ponen de acuerdo y que es de vital importancia es por ejemplo la sintomatología que te puede indicar que tienes COVID-19 porque un dolor de cabeza te lo puede producir la tensión nerviosa en la que vivimos por lo que hay que diferenciar entre los dolores en la región posterior de la cabeza, verpertinos, moderados que produce el estado de ansiedad a dolores generalizados e intensos que además se acompañan de dolores en otras partes del cuerpo que produce el virus.

El malestar de la garganta también puede ser producto de un estado de ansiedad, lo que llamamos somatización, es decir sabiendo que es algo que podría indicar el tener la enfermedad, solo pensarlo nos produce el malestar que también es frecuente como consecuencia de muchas otras infecciones algunas bacterianas y otras virales que nada tienen que ver con el covid.

Está demostrado que en las circunstancias actuales una infección de vías aéreas superiores es más posible que sea secundaria a otras causas sea virales o bacterianas y no al covid, pacientes con sintomatología florida solo en el 10% de los casos tienen c ovid-19 el otro 90% – 9 de cada 10 – tendrá infecciones producto de otra etiología o de otro origen que son mayoritariamente benignas y de rápida resolución.

Pero en los medios nos insisten en que es importante que cualquier persona sintomática – como las que nos referimos en el párrafo previo – tiene que acudir a valoración en las primeras 24 o a más tardar 48 hs y yo me pregunto esto – de hacerlo como se nos recomienda – saturaría al infinito los consultorios donde se intenta hacer el diagnostico sintomático sin recurrir necesariamente a una prueba de covid-19.

Y aun y cuando tuviéramos suficientes médicos y consultorios para evaluar a los posibles pacientes de covid-19 en base a los porcentajes arriba anunciados haría que el 90% de pacientes evaluados no tenga la enfermedad, PERO NADIE NOS PUEDE ASEGURAR que en las aglomeraciones por ser atendido no la adquieran de otros que si la tienen es decir al final de cuentas es riesgoso sin lugar a dudas el acudir con síntomas menores a recibir una evaluación médica adecuada.

Y aun en caso de que dicha evaluación estuviera disponible con poco riesgo de ir sano y contagiarse en el intento, nadie nos asegura que el medico que haga la evaluación tenga la capacidad para detectar el problema y discernir sobre quien requiere estudios y quien no.

A mí en lo personal me ha tocado ver y saber de muchos pacientes rechazados de las instituciones médicas con el diagnostico de un problema menor que posteriormente han dado positivo a covid 19.

La presencia de temperatura alta es uno de los elementos que tendremos que considerar como parte de una posibilidad mayor de tener el covid-19 pero no necesariamente es algo que se puede dar por hecho, porque la influenza h1n1 también lo causa y ya no se diga problemas bacterianos de vías aéreas superiores, pero la presencia de temperatura y fuertes dolores corporales, así como de cabeza tienen que prender los signos de alerta y llevarnos a recibir atención médica.

La perdida de la olfacción es algo que también vemos en cualquier gripe simple, pero es uno de los indicativos conjuntamente con los ya mencionados que tienen que hacernos pensar en la posibilidad de tener la enfermedad.

En un mundo ideal tendría que haber consultorios digitales donde la persona desde su computadora o su teléfono inteligente comentara su sintomatología y fuera evaluado a distancia por un experto que determinara la necesidad o no de realizarle una prueba y darle un folio para su realización.

Hemos escuchado y también seguramente atestiguados pacientes a los que se les hace el diagnostico por un dolor de hombros, una simple indigestión, un cuadro diarreico o retención urinaria, y no solo eso hay muchos que presentan una muerte súbita casi sin sintomatología y que se supone que fueron víctimas de la pandemia.

Si se me permite con más de 60 millones de infectados en el mundo y más de un millón de fallecidos, la medicina tendría que contar ya con estadísticas de lo que es más importante buscar en un posible paciente de covid, algo como lo que se hizo hace 40 años en Glasgow con el inicio de la informática donde se metieron a la computadora la información de los síntomas y signos de cientos de miles de traumatizados de cráneo y después se analizaron los resultados dando con los elementos que realmente interesa buscar en un nuevo paciente y los que no.

DEL DESASTRE DE LAS PRUEBAS desde el PCR a las que buscan anticuerpos – llamadas rápidas – y actualmente las rápidas que evalúan antígenos Y QUE NOS CONFUNDEN SEVERAMENTE hablaremos la próxima semana. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ