La oposición y lo que tanto rechazaron: La expresión social

La oposición y lo que tanto rechazaron: La expresión social

Hablar de manifestaciones, marchas, toma de edificios, plantones o cualquier otra expresión de exigencia, rechazo o repudio a alguna acción gubernamental, legislativa o judicial, era hablar de grupos de personas, colectivos u organizaciones sociales, por lo regular marginados por los gobiernos u afectados en sus derechos por acciones de los mismos, por alguna injusticia cometida en contra de los mismos o simplemente por el rechazo a alguna reforma que afectaba a todo el interés de la nación.

De alguna manera, todas estas formas de expresión eran relacionadas con la izquierda en el país, sin embargo, en lo personal, considero que eran respaldadas por grupos o por actores políticos de izquierda, todas las manifestaciones han sido fruto de la organización ciudadana como forma de rechazo a las acciones realizadas desde el poder, conquistando derechos y logrando impactar y cambiar la vida política del país transformando el ejercicio ciudadano.

De esta forma, México se ha ido construyendo como una nación democrática, evolucionado en dicho aspecto y construyendo, forjando y moldeando una ciudadanía cada vez más sólida gracias a la cultura política que ha ido surgiendo gracias a los grandes movimientos sociales que han presionado a la clase gobernante para ceder espacios y poder a los ciudadanos.

Quizá el movimiento social que comenzó a construir el modelo democrático al que se aspira con la cuarta transformación, surgió tras el movimiento del 68 en el que cientos de jóvenes fueron asesinados en manos del poder tras manifestaciones en contra de la represión y el abuso del poder, la represión en la plaza de las tres culturas en Tlatelolco. A raíz de esa matanza de jóvenes y civiles en manos del poder, comenzó un proceso de ciudadanización que cerró un ciclo con el movimiento social y electoral que por primera vez llevó al triunfo de la Presidencia a un actor político de izquierda, para comenzar otro de conciencia social y de fortalecimiento a un proyecto que busca transformar la vida pública del país, ésta solo triunfará si se logra concientizar al mexicano sobre la mentira que vivieron durante años.

Todos los movimientos sociales y las manifestaciones de éstos como forma de rechazo hacia los gobiernos y sus acciones, fueron (siempre) fuertemente repudiados, rechazados, criticados y señalados como absurdos por los actores políticos y por un ciudadano que siempre señaló que la pobreza es más una situación generada por decisión propia que por las decisiones emanadas del poder.

Esta minoría, representada por un ideal y proyecto político comúnmente reconocido como de derecha, durante años buscó demeritar toda expresión u exigencia social, señalando a quienes se agrupaban para realizarlo, con expresiones despectivas como huevones, ninis, mantenidos, acarreados o cualquier otro calificativo peyorativo para tratar (en lo social y de forma mediática) acabar con el movimiento u exigencia del momento y así justificar y sostener las acciones gubernamentales.

El sistema que perduró más de 40 años permitía que la riqueza no se distribuyera de forma justa y equitativa, sino que permitía que ésta se distribuyera entre unos cuantos de igual forma permitía que el poder político se distribuyera entre el mismo grupo político independientemente del partido.

Este sector que durante años señaló toda manifestación social, ahora realiza manifestaciones, marchas (en coche para no mostrar la poca afluencia) y plantones (con casas de campaña vacías) para tratar de mostrar su odio a algo que ni siquiera logran definir y que señalan de comunismo (aunque no logren describirlo), este pequeño grupo de ciudadanos que ahora es oposición, es manipulado desde lo mediático por intereses económicos y políticos para que se conviertan en lo que tanto repudiaron: un grupo de ciudadanos organizados.

Toda manifestación social debe ser aplaudida, reconocida y escuchada, esperemos que la oposición logre encausar en un proyecto político y de oposición real que tenga como objetivo la voz y representación de un pequeño sector ciudadano que aún no logra comprender hacia qué se manifiesta.

Por el momento la oposición se convirtió en aquello que tanto repudiaron e intentaron calificar como un grupo de personas acarreadas que no logran comprender lo que rechazan, la diferencia son miles y millones de ciudadanos, deberán organizarse, formarse políticamente y encausar sus exigencias, llevará años, ojalá algún día se conviertan en eso que tanto rechazaron, una oposición organizada.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ