Trump: un desafío generacional (primera parte)

Trump: un desafío generacional (primera parte)
Donald Trump ■ foto: la jornada zacatecas

En estas mismas páginas he venido sosteniendo que las generaciones actuales (a partir del último tercio del siglo pasado hasta nuestros días, cuando menos), enfrentamos grandes retos que definen nuestro presente, pero también que moldearán en mucho el futuro del mundo y de las sociedades que lo habiten: la desigualdad, la corrupción y el respeto a los derechos humanos, aspectos a su vez que originan una cuarta crisis: la de la democracia. Pues bien, la pandemia ocasionada por el covid-19 solo ha venido a expandir los efectos de éstas y a ocasionar un deterioro mucho más veloz del que se podía esperar en otras condiciones, a las crisis que ya se han mencionado se unirá el impacto perverso de una economía devastada, una sociedad dolida, una infancia traumatizada y el enorme etcétera que iremos descubriendo conforme vayamos viviendo las consecuencias. En este contexto único, cuando menos en el último siglo, se desarrolla uno de los procesos políticos que revisten importancia más allá de la jurisdicción en la que sus resultados electorales redundan: el de la renovación del período presidencial de la, todavía, potencia internacional más importante de occidente: los Estados Unidos. Además de lo anterior, este proceso goza de una característica especial: la de tener como su actor principal al personaje que, quizá como ningún otro en nuestra actualidad, representa las crisis que ya hemos mencionado. Donald Trump, el inesperado presidente de los Estados Unidos electo en 2016, es el resultado de los efectos políticos de la desigualdad creciente en nuestro vecino norte, de la corrupción llevada a niveles nunca antes publicitados a tal escala en la historia de la democracia viva más vieja del mundo y de la amenazada cultura de los derechos humanos llevada a una narrativa de controversia irracional, por supuesto, Trump y el sistema político angloamericano sufren a su vez de una terrible crisis democrática como nunca antes en su historia, misma que ha constituido escenarios no imaginados nunca en su trayectoria constitucional.

Sí bien, no hay que hacer una gran reflexión para inducir a la importancia que la política de los Estados Unidos tienen en su más complejo vecino, que en este caso es México, caben algunos apuntes para partir a su posterior análisis: desde la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio y como un efecto inherente al proceso de globalización, no sólo económica, sino también cultural, además, claro es, de razones sociales e históricas anteriores que nos unen a aquél país (la migración, la sociedad binacional, no solo en la frontera sino en regiones del México más profundo), todo proceso político de nuestro vecino norte nos impacta, sino de inmediato, sí indirectamente al paso de no mucho tiempo. Mi generación es una que ha crecido, quizá como ninguna otra, en una relación de diálogo constante, retroalimentación y desarrollo paralelo con la de los Estados Unidos, sea por el efecto de la migración, y nuestra intensa relación con los mexicoamericanos, sea por las tecnologías de la información que nos tienen en una comunicación tan permanente como inmediata, o por el innegable impacto de su poder suave en nuestros estilos de vida a través de la televisión antes, las plataformas de consumo masivo ahora, o el consumismo, incluso. Mucho de lo que los mexicanos hemos proyectado a lo largo de nuestra historia tiene un irrevocable paralelismo con nuestros vecinos, cada vez más aliados y cada vez más amigos, del norte, y en la actualidad no pocas referencias de nuestro deseado progreso, están vinculadas a ideas y conquistas que conocemos de más allá del Río Bravo, lo aceptemos o no (en la negación misma siempre hay una correlación que nos ata a los procesos e instituciones que moldeamos y mal imitamos de ellos).

Acercándonos cada vez más al día de la elección a la que nos hemos referido, vale la pena enfocar nuestra atención.

@CarlosETorres_

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ