Adiós, Mary…

Adiós, Mary…
Mary Canizales Romo. Foto de su muro de FB.

Editorial Gualdreño 448

 

Mary Canizales Romo falleció el martes 15 de septiembre; originaria del municipio de Trancoso, Zacatecas, dedicó su vida a la promoción de la cultura y las artes desde su lugar de origen y en varias comunidades del Estado. Una de las acciones emprendidas por ella más recordada es el proyecto desarrollado en El Maguey; corría el año 2014 y Mary, perteneciente a una familia vinculada a la academia y las artes, coordinaba una serie de actividades que tenía como objetivo llevar a ese lugar experiencias relacionadas con distintas disciplinas artísticas. En ese afán, logró gestionar el apoyo de varias instancias gubernamentales y conjuntar el esfuerzo de muchas personas para que esa comunidad, por ejemplo, fuera el escenario de proyecciones de cine para niños -a través de “Punto de cultura” en coordinación con la Cineteca Zacatecas-; ese sector -el de los niños- interesaba particularmente a Mary porque veía en ellos la posibilidad de cambiar el enfoque de vida que tenían a través de las artes y del conocimiento de su patrimonio material e inmaterial.

No era el mero goce estético el que promovía, sino que, consciente de lo que el arte podría generar en los infantes y en los demás integrantes de la población, promovía una nueva manera de ver el mundo: el cómo ser productivos y más empáticos a partir de la cohesión social. Ella, como gestora y promotora cultural no se quedó nunca en el discurso; dejaba que las palabras fluyeran para convencer a la gente de que se sumara a sus proyectos, pero todas sus intenciones estaban siempre respaldadas por acciones, planeadas siempre, organizadas y bien ejecutadas, con estándares de medición que le iban indicando la eficiencia de lo que iba implementando.

No paraba. Inquieta y optimista como siempre, apenas estaba terminando algo cuando ya estaba por iniciar algo diferente que bien podría estar relacionado con la capacitación de mujeres en métodos artesanales, o con la participación de la comunidad en el registro y promoción de sus tradiciones relacionadas con las danzas o la gastronomía. Ella me invitó hace unos años a asistir por primera vez a la “Feria del pan ranchero y del condoche”, en Trancoso; gracias a ella se adecuó un terreno contiguo a la presidencia municipal para instalar hornos de leña y en el que las familias productoras de estas delicias se reúnen desde entonces, una vez al año, para compartir conocimiento, sabor, tradición… para hacer comunidad. Y eso es quizá, lo más encomiable, hacer comunidad en estos tiempos no solo resulta complicado, sino retador, y a ella este tipo de retos se le daba muy bien, los disfrutaba. Gozaba de ver a su gente compartiendo sus saberes, en paz.

Hace un año Margil, su hermano, me puso en contacto con ella nuevamente porque necesitábamos grabar un programa de Miguel Conde para “La ruta del sabor”, de Canal 11. Le dije de qué se trataba y nos abrió las puertas de su municipio -ahora como directora del Instituto Municipal de Cultura- para que grabáramos ahí el capítulo en el que Lalo y Lupita nos mostraban cómo hacer pan ranchero y condoches. Después de la filmación, Mary nos hizo un recorrido por el centro de la cabecera municipal; recuerdo ahora con nostalgia cómo era que el rostro de esta zacatecana ejemplar se iluminaba cuando nos hablaba de la historia de su pueblo, de su arquitectura, de la casa de la ex hacienda, de la iglesia, de sus calles, de la importancia de la participación de los trancoseños en la economía del Estado en siglos pasados, de la grandeza de Trancoso y de su gente. Nos dijo también que ella amaba lo que hacía y que su madre, Lucita Romo -escritora-, les había inculcado a ella y a su familia el orgullo y amor por su tierra.

Mary Canizales Romo supo aprovechar extraordinariamente su paso por esta vida trabajando amorosamente a favor de su comunidad y de su familia sin darle oportunidad al tiempo de que pasara en vano. La pandemia del Covid-19 ha sido desastrosa y en su oleaje de pérdidas irreparables se ha llevado este año también a esta promotora y gestora cultural a quien extrañaremos y nunca dejaremos de reconocer por su contribución comunitaria. Desde aquí, a nombre del equipo de La Gualdra, enviamos a su familia y amigos nuestras más sentidas condolencias. Luz para Mary, que descanse en paz.

 

[email protected]

 

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_448

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ