¡Viva México! Nada que festejar

¡Viva México! Nada que festejar

Lamento mucho que un importante número de mexicanos solamente recordemos lo grande que es nuestra Patria el 16 de Septiembre en que celebramos la independencia de nuestro amado país. Ya desde el 15 se organizan comidas tradicionales, tequilas, karaokes y todo lo que según nosotros es digno de celebrar que ya no vivimos bajo el yugo de España y que somos libres y soberanos. Mentiras más profundas no hay. En lo tocante a la soberanía estamos a lo que ordene papá gobierno gringo, siempre hemos sido sumisos a sus embates y solo Pancho Villa ha tenido los suficientes para enfrentarlos, de ahí en más, pecamos de diplomáticos y agachones. Para muestra, tenemos 55 mexicanos esperando la pena de muerte en los Estados Unidos, el último que asesinaron fue el guanajuatense Rubén Ramírez Cárdenas acusado de secuestrar, violar y asesinar a una prima, delitos que siempre negó haber cometido; un día antes de la ejecución se despide de su madre, de sus hermanos y sus hijos, le dan de cenar lo que pida como una acción de buena voluntad y, finalmente lo matan por inyección letal en noviembre de 2017. Al respecto, imploraron el Gobierno de México, la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y las Naciones Unidas; al Gobierno de Huntsville, Texas le valió madre y lo asesinaron. Así pasará seguramente con los otros 55. ¡Viva México! El tema de mis hermanos indígenas en el país, se refleja en una serie de agravios históricos: no hay estrategias para que accedan a una educación de calidad, condenándolos a seguir en la pobreza, la marginación y la desesperanza, para ellos no hay ofertas de empleo, ni salarios dignos, ni una vivienda decorosa o acceso a servicios médicos eficientes, todo lo anterior, constituyen Derechos Humanos Fundamentales pisoteados en contra de ellos, pues son tratados como mexicanos de cuarta, siendo que de acuerdo con el Artículo 2º Constitucional, están en nuestro país desde antes de tener la desgracia de que nos conquistaran los españoles. De acuerdo con el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación, los indígenas son el grupo de población más discriminados por su forma de hablar o vestir y, porque vienen del pueblo, siendo víctimas de insultos o maltrato. Según la información publicada en La Jornada el día 8 a agosto de 2018, en las encuestas sobre Discriminación (Edis-CDMX), las personas de la Ciudad de México señalaron que en 10.7 por ciento de los casos, las maneras como se les discrimina es: “criticar su forma de vestir” y en 8.9% por “su forma de hablar”, mientras en 7.9% de los casos “no los aceptan por ser indígenas” y en 4.7% “se burlan de ellos”, siendo las menciones espontáneas de discriminación “por su dialecto”, “les dicen indios”, “los insultan”, “por su cultura” o “los agreden verbalmente”. La pobreza más persistente en la República se da entre la población indígena, cuyo futuro resulta incierto, sin cambios de fondo y con afectación intergeneracional. ¡Viva México! En materia de inseguridad, las cifras no bajan, no me explico cómo el gobierno del oscuro Felipe Calderón permitió que la delincuencia organizada declarara una guerra sin fin contra el mismo pueblo contando con el beneplácito de un buen número de políticos e integrantes de las fuerzas de seguridad que debieran protegernos y que han lucrado con el dolor y la vida de la población de México. Cómo podemos festejar la independencia cuando estamos sumidos en el miedo y en el dolor, sin crecimiento económico, sin posibilidades de progreso y, para colmo, la oposición política temerosa de los niveles de aceptación del Presidente Andrés Manuel López Obrador, ha diseñado una estrategia de división, de encono y de exaltación de los múltiples errores cometidos por la actual administración; me da la impresión de que son capaces de generar más muertes con tal de opacar lo hecho hasta ahora en materia de seguridad. Sobre este rubro, crece la percepción de inseguridad al 73.4% en comparación a Diciembre de 2019 donde se tenía un 72.9% lo que significa que el grupo de población de 18 años y más, advierte que vivir en su ciudad es inseguro. En este fallido estado de Derecho, no comprendo cómo festejan si hasta en las celebraciones nos pueden cargar o matar. ¡Viva México! Finalmente y, por un par de días nos hemos sentido nuevamente mexicanos, con bigote y toda la cosa, ojalá que nuestras cuerdas bocales estallaran gritando y defendiendo realmente nuestra Patria, limitando la participación de los extranjeros y poniendo fin a la pobreza, a la discriminación de nuestros hermanos indígenas y al saqueo de nuestros recursos naturales. ■

*Docente-investigador de la Unidad
Académica de Derecho de la UAZ
[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ