De cuotas y plazas

De cuotas y plazas

1 Y dale con las cuotas. Resultado de la inercia o por la fuerza de la costumbre, no faltan los directores que, no obstante que las escuelas permanecen cerradas, siguen pidiendo cuotas. Las condicionan para poder inscribir a los alumnos en el próximo ciclo escolar que está por iniciar. La SEP ya determinó que las clases para el año escolar 2020-2021 se impartirán a través de la televisión, por lo que condicionar el pago de cuotas en los establecimientos educativos es por demás inexplicable. Por no decir ridículo En que se gastarían esas cuotas cuando alumnos y maestros no acudirían a los planteles. Quizá en la compra de escobas, trapeadores, cubetas que los intendentes requieren para dar un necesario mantenimiento; y algo de papel, enseres que la Secretaria de Educación siempre suministra o debe suministrar.
No faltan directores de escuelas, sobre todo secundarias que se asumen como sus dueños, verdaderos señores feudales y les da por hacer y deshacer con padres de familia, sus profesores y planteles lo que su real y arbitrario arbitrio les dicta. A la fecha autoridades de la SEZ han dado a conocer que existen 31 denuncias contra escuelas en las que están condicionando la inscripción a cambio de pagar cuotas bajo la justificación para el pago de servicios, que en los hechos no se prestaran. Los pagos que se exige a los padres de familia fluctúan entre los 250 y 450 pesos. Según el sapo es la pedrada, dependiendo del tamaño y cache de la institución. En el siglo 19, cuando la falta de maestros era terrorífica y había la necesidad de fundar escuelas en todos los pueblos, las cuotas escolares no eran universales. De hecho, no existían. Para la fábrica material de los establecimientos educativos, su arreglo y el pago de maestros, las autoridades municipales recurrían al espíritu filantrópico de quienes contaban con recursos: mineros, hacendados y comerciantes sobre todo para que cooperaran de manera voluntaria. Estos pudientes lo hacían generalmente por única vez en calidad de donantes.
2. Ya se les extrañaba. Con el inicio de la semana el Zócalo de la ciudad de México volvió a mostrar el colorido de tiendas de campaña instaladas por maestros. Con 200 casas de campaña, profesores de la CNTE de Michoacán se instalaron en plantón demandando el otorgamiento de plazas para los egresados de las normales entre 2018 y 2020. Solicitan se les entreguen 2 mil 600 plazas. Demandan ser escuchados por el presidente so pretexto de que fue un acuerdo de la Coordinadora con el gobierno federal. Dicen estar dispuestos a permanecer y mantener el plantón “hasta tener respuesta”. Suponemos que debe ser favorable. Esta respuesta ya la dieron las autoridades educativas. Pero ellos exigen ver al preciso. Al mero mero que habita en Palacio Nacional. Lo que la SEP les ha respondido es que, de acuerdo con la constitución y la norma reglamentaria, la Ley General del Sistema para la carrera de Maestros establece que las plazas se entregan “a través de procesos de selección públicos, transparentes, equitativos e imparciales”, según declaró el titular de Asuntos Jurídicos y Transparencia de la SEP (Reforma,12 de agosto de 2020).

El problema tiene que ver con la estrategia populista de irse por la libre de algunas organizaciones como la CNTE. Existe una gran demanda de ingreso a las normales. Para dar satisfacción a los interesados se acepta a un mayor numero de alumnos de los que se requiere formar como futuros maestros de acuerdo con las necesidades del servicio futuro que fijan la oferta y la demanda educativas. Para Esteban Moctezuma, existe “una proporción de cuatro a uno (que ingresan al servicio docente), pues muchas personas que estudian su carrera normal después no pueden concretar sus aspiraciones de tener una plaza magisterial” (Ibid.). Lo que a todas luces nos dice que muchas normales, entre ellas las de Michoacán que no resisten la presión a la que se ven sometidas, abren sus puertas a mas estudiantes de los que ocupa el servicio educativo de acuerdo con las vacantes que se generan año con año. Se requiere una planeación prospectiva responsable y que las Escuelas Normales y Unidades de la UPN dejen de ser fábricas de desempleados. Selección y formación de excelencia para una educación de excelencia, que no es otra cosa que una buena educación en términos de los aprendizajes pertinentes y significativos adquiridos. Aspiración legitima a la que no debemos renunciar.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ