La izquierda rumbo al 2021: entre señores feudales y la incertidumbre

La izquierda rumbo al 2021: entre señores feudales y la incertidumbre

Aparecen ya aspirantes a la gubernatura del estado de Zacatecas, pero a la fecha ningún proyecto para el futuro de la entidad. Lo que observamos hasta ahora son la manifestación de ambiciones personales y alrededor de ellos, los acólitos perversos que les declaran su lealtad. ¿A qué declaran lealtad? Pues no a un proyecto de desarrollo, sino a una persona. Y se atreven a llamar “el proyecto de Juanito” a esa simulación política.

En el caso de los grupos autonombrados de izquierda, si no muestran algún proyecto de desarrollo que vea el interés en temas clave que llevan a la entidad por el camino de la justicia e igualdad, queda como signo la forma de hacer política. Las formas al estilo del viejo régimen son aquellas que se mueven alrededor de caciques que imponen candidaturas, descalifican a quienes no se arrodilla y ponen por delante una estructura de mando vertical y somete a sus seguidores en formas de obediencia personal. Aquello de la democracia, donde los militantes discuten horizontal y libremente proyectos sociales y eligen al final quién los pueda representar, está a años luz. El viejo régimen establece procesos de obediencia y promete beneficios como si fueran graciosas concesiones de la bondad del líder. Son una especie de señores feudales de la política: no quieren pares ciudadanos que debatan desde la autonomía de su razón, sino homenajes que juren lealtades personales. En otras palabras, la forma de hacer política es signo inequívoco de sus contenidos. Los señores feudales de la política crean formatos de palacio, aunque sea municipales. Una pregunta: ¿hay señores feudales de izquierda? ¡En lo absoluto!

Así pues, las izquierdas (que sí lo sean) deben unirse y mostrar dos cosas: (1) formas democráticas de hacer política, y (2) un proyecto social y político que lleve a Zacatecas a mayor Desarrollo Humano y el cumplimiento de los derechos sociales de la población. Los partidos que tienen dueño y se comportan como franquicias, es poco probable que asuman nuevas formas de hacer política. Así, que no se ve aun con claridad cómo se pueda conformar una candidatura desde formas de hacer política alejadas del viejo régimen. Incertidumbre.

La oposición está muy desprestigiada, y lo estará aún más con el tsunami de videos y hechos que dé a conocer el señor Lozoya, por lo mismo, estos partidos (ahora todos a la derecha), intentarán tienen pocas opciones de triunfo al carecer de figuras que por su arrastre borren el pasado de sus partidos. Lo que es evidente es que Morena, el partido puntero, tiene una vida orgánica prácticamente muerta, su dirigencia estatal es inexistente. Esto implica que es un partido del cual los grupos quieren hacer uso de sus ventajas en el imaginario electoral para colocarse en los puestos de elección. Pero eso no garantiza nada que tengan buenas expectativas en el ejercicio de gobierno o de comportamiento parlamentario. En suma, los ciudadanos estamos ante un escenario agrio de la política estatal rumbo al 2021, las costumbres del nuevo Leobardo Reynoso del viejo régimen sigue vigente aunque no son generalizadas. Morena si lo deciden sus liderazgos y militantes, podría darnos la sorpresa de tener un proceso interno ejemplar que renueve, pero eso depende de su convicción de cambiar de caras, de formas y sobre todo de desterrar a los feudales que tanto daño le han hecho a la política zacatecana. Aún se tiene tiempo.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ