Durante la cuarentena recayó 30% de adictos recuperados: Carmen Fernández Cáceres

Durante la cuarentena recayó 30% de adictos recuperados: Carmen Fernández Cáceres
La directora nacional de los Centros de Integración Juvenil ofreció la conferencia magistral “Salud mental y adicciones en tiempos de Covid-19” ■ foto: cortesía

■ Se han incrementado los trastornos de ansiedad, violencia familiar y consumo de alguna droga

■ La psicóloga sugiere poner atención a los adolescentes; al ver interferida su independencia y socialización con sus pares, comienzan a mostrar resistencia, rebeldía y violencia

 

Junto con la pandemia del Coronavirus (Covid-19) se han manifestado paralelamente otras que también inciden y afectan la salud como son la de las enfermedades mentales y el aumento de las sustancias adictivas, pues en lo que va de la contingencia, se han incrementado los trastornos de ansiedad, la violencia familiar y el consumo de alguna droga, pues de las personas que ya habían superado una adicción, un 30 por ciento recayó.

Así lo expuso la psicóloga Carmen Fernández Cáceres, directora nacional de los Centros de Integración Juvenil, en su conferencia magistral “Salud mental y adicciones en tiempos de Covid-19” que ofreció ayer vía digital a través de la plataforma de la Secretaría de Educación de Zacatecas.

La pandemia ha sido un acontecimiento estresante porque generó un cambio de vida, una situación económica distinta, la vida social se trastocó e igualmente las relaciones de familia, factores que han hecho que las personas experimenten miedo, estrés, ansiedad o sentimientos abrumadores frente a la incertidumbre. Asimismo, provocó que el consumo de sustancias adictivas aumentara debido a que estos generan una falsa sensación de relajación o evasión. Y se espera aún que con el tiempo aparezcan más efectos significativos.

Fernández Cáceres detalló que las emociones, ese estado de ánimo que enmarcan las conductas, se manejan de manera distinta en las diferentes etapas de la vida, por lo que es importante reconocerlas para saber controlarlas ya que además se manifestarán por situaciones internas o externas, pero que su función es la adaptación al contexto en el que se vive.

Entre las que han aparecido en estos meses de aislamiento, una de las más frecuentes ha sido el estrés, el cual la psicóloga definió como una tensión emocional o un estado de alerta para poder cuidarse y tener soluciones para los problemas. Pero también responde a ideas, sentimientos, miedos y en su mayor extremo, cuando hay exceso de trabajo o bien relaciones violentas, dos de las causas que más lo han generado en la presenta contingencia, tanto en el ciudadano común, como en el caso de los trabajadores de la salud que enfrentan al Covid-19 en la primera línea.

Sin embargo, la ansiedad es la emoción que más se ha incrementado y manifestado durante la pandemia del Covid-19 en México, debido a que es una intranquilidad que aparece normalmente cuando no se entiende algo o no se encuentra la solución a los problemas, lo que detona a su vez una excitación o alerta ante un peligro o dolor, que si no para se convierte en un trastorno y un problema permanente que afectará la vida cotidiana, la capacidad de concentración y el sueño.

Pero también se ha experimentado la depresión, que puede identificarse con la apatía, pérdida del interés, la alteración del sueño hasta la ideación suicida, este último, campo peligroso más cuando se combina con el consumo de alguna sustancia, puesto que el 60 por ciento de los suicidios se hacen bajo el influjo de alguna, y más cuando la causa es exógena, como la pérdida de un ser querido.

De acuerdo con la especialista, en esta pandemia las personas que pueden tener una reacción más fuerte a una crisis son los adultos mayores y personas con enfermedades crónicas; niños y adolescentes; personas con algún problema de salud mental o usuarios de drogas; y personal médico de primera línea de combate al Covid-19.

Sin embargo, la conferencista sugirió poner mucha atención en niños y adolescentes, pues cuando se enfrentan a este tipo de manifestación de emociones pueden afectar su desarrollo, y los adolescentes, al ver interferida su independencia y socialización con sus pares, comienzan a mostrar resistencia, rebeldía y violencia, que a su vez puede detonar en conflictos familiares, los cuales, según explicó, tienen tres fuentes para que detonen: la organización de labores domésticas, organización de actividades de recreación y la seguridad afectiva.

Cuando éstas no salen bien, dijo, hay enojo, estrés y ansiedad, que a su vez impedirán una sana negociación, convivencia y no sentirse queridos, y, por ende, culminar en un conflicto familiar en el que aparezca incluso la violencia. Y efectivamente, durante la cuarentena la violencia familiar aumentó según una estimación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta en un 60 por ciento.

En México, precisó la experta, ha habido más de 350 mil llamadas al 911 de enero a junio de 2020, para denunciar violencia. En Zacatecas, informó, se tiene un registro de casi 5 mil llamadas para denunciar violencia en contra de la mujer, violencia de pareja y violencia familiar.

Durante cuarentena aumentó
consumo de alcohol,
tabaco y mariguana
Según Fernández Cáceres, el confinamiento aumentó la tensión en el hogar de las familias que detonó en violencia, en la que además influyó el alcohol, mientras que para paliar la ansiedad y buscar la tranquilidad, la mariguana y el tabaco también registraron un alza en el consumo, no obstante, recordó que debido a la afectación que genera en los pulmones las dos últimas, convierten a los consumidores en sector vulnerable frete al Covid.

Durante la pandemia, a nivel nacional, el consumo de alcohol aumentó un 20 por ciento, mientras que el de tabaco lo hizo en un 12 por ciento, triplicándose en mujeres y duplicándose en hombres. Aunque también registraron incremento drogas como la mariguana y la metanfetamina, que debido al deterioro que genera en los pulmones y en el cerebro, por un lado los convierte en personas de alto riesgo en caso de contagio, y por otro, detona la conducta violenta bajo el influjo de la droga.

Finalmente, dio a conocer que de abril a junio, los Centros de Integración Juvenil del país han registrado 41 mil llamadas para pedir informes sobre tratar la ansiedad provocada por la incertidumbre frente al Covid. La mayoría de ellas, de mujeres. Aunque también, un 22 por ciento de esas llamadas fue para asistencia en el consumo de drogas.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ