¿Por qué? Las teorías del complot

¿Por qué? Las teorías del complot
Las teorías de la conspiración se han desarrollado a un ritmo frenético por el efecto multiplicador de internet ■ foto: cortesía

■ “El humor en tiempos del Corona: 40 imágenes para una cuarentena”

 

La llegada de la epidemia de un alcance excepcional en nuestras vivencias contemporáneas ha suscitado una ansiedad que se ha alimentado, más allá de las explicaciones biológicas, de la búsqueda de cabezas de turco emisarias, un fenómeno habitual en tiempos de pandemia, como ya ilustrara Delumeau sobre la peste (El miedo en Occidente).

Las teorías de la conspiración se han desarrollado a un ritmo frenético por el efecto multiplicador de internet. Hasta el punto que instancias internacionales (OMS, ONU) han implementado defensas informáticas para luchar contra esta “infodemia masiva”. Sin embargo, para el ciudadano de clase media ha sido difícil distinguir lo verdadero de lo falso de entre una masa de informaciones contradictorias, a veces muy creíbles y atrayentes.

Este fenómeno se ha reflejado profusamente en la producción humorística. Ciertas interpretaciones enmarañadas, pero muy seriamente formuladas, se prestaban fácilmente a la risa.

Sensibles a lo absurdo, los internautas lo han llevado al extremo, como en el caso de este mensaje imaginando un complot caníbal: “¿Y si nos estuvieran engordando de manera exprés para luego comernos?…”.

Lo absurdo es también el elemento que se pone en escena en la imagen del día. Un sondeo nos interpela en letras mayúsculas: “¿Cuál es tu teoría preferida, hasta el momento?”. Las 11 respuestas posibles nos transportan a una mezcla de hipótesis combinando diversos tipos de causalidades y culpabilidades, de las más plausibles (murciélago) a las más fantasiosas (un maya disléxico), pasando por todo un abanico de proposiciones, que hayan circulado realmente (la conspiración china) o no (el capitalismo contra la tercera edad).

Más allá de esta hilarante confusión entre teorías reales e imaginarias, fundamentadas estas últimas en lo absurdo, el humor reposa sobre el efecto de racionalización introducido por el principio del sondeo y la lista cuidadosamente enumerada y ordenada, que contrasta con la variedad y la heterogeneidad de las propuestas.

La imagen refleja así la cacofonía interpretativa que ha invadido el espacio de comunicación sobre las causas de la pandemia, en proporción a las angustias profundas suscitadas por el asombroso desconocido de esta nueva realidad.

Mañana: Al lado de los políticos: Donald Trump.

*Catedrática en Artes Visuales de la Universidad Sorbona

**Traducción del francés por Jordi Macarro: Pourquoi? : Les théories du complot

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ