Un adiós a Manuel Felguérez

Un adiós a Manuel Felguérez
Manuel Felguérez. Orden suspendido. Mural en el MAAMF. 2004.

La Gualdra 436 / Manuel Felguérez: in memoriam

 

 

La visita hace unos años a la ciudad de Zacatecas fue mágica. Las calles, las casonas, las iglesias y su arquitectura, la piedra en su rosado color sol, el adoquín de las calles, la comida, el trabajo artesanal de los indígenas… la ciudad toda rodeada por montañas azuladas centinelas del tiempo, de lo que se mueve, lo que no y lo que remueve, empezando por la visita a las minas del pasado indígena colonial. Este viaje nos llevó a los museos de la ciudad. ¿Quién imaginaria estos espacios colmados de sofisticación artística de los gigantes en una ciudad pequeña que hoy no es lo que fue el Zacatecas de antaño? Ahí está la muestra de la extraordinaria sensibilidad de los artistas zacatecanos escultores, pintores, experimentadores de vocablos nuevos que han elaborando sus cantos definiendo ideas que el pensar absorbe.

Pero Zacatecas está hoy de luto. El Maestro Manuel Felguérez no está ya.

Fue Felguérez el artista que en ese viaje nos inyectó comprensiones permitiendo el flotar de una sensibilidad que nos reconectó con ese su lenguaje que registra e inspecciona la magia y música pictórica en su arte. ¿Quién no conocía al maestro Felguérez? Lo que movió fue el re-encontrarse frente a él en su museo y así re-conocerlo.

Por la tarde, ese mismo día, llegamos emocionados a la Galería Arroyo de Plata y Martín Ocampo nos acogió como huéspedes. Nos centramos en revisar un cuadro de Felguérez porque no había manera de distanciarse de él después de haber estado en su museo. Un imán nos jaloneaba a detenernos frente al lienzo que reconocimos, porque siempre se le reconoce, aunque nunca se le pueda anticipar. En la plática que tuvimos Martín nos contó que se presentaría pronto una exhibición completa del trabajo de Felguérez en la galería. Y así, por intuición (diría yo injustificada), Martín me invitó a escribir un texto introductorio para esa exhibición. Se logró.

¿Qué decir ante la pérdida de este gigante local causada por el virus que está cobrando tantas vidas y dejando tantísimo dolor a su paso? Pareciera que hay algo de confluencia entre este momento histórico que nos acecha a todos y lo que él plasmó en su arte final. La tensión perpetua en sus lienzos pictóricos se antoja hoy proyección profética. Todo lo desconocido y abstracto, lo obscuro al infinito parece tener contornos de formas conocidas; el esbozo terrenal de algunos trazos parece encontrarse con las enormes difusiones nebulosas y amorfas donde el fondo y trasfondo se tocan; quizá, y esto sería un deseo por re-encontrar un bálsamo de esperanza y alivio en este momento, esos coloridos maravillosos y los espejos de color flotantes son algo de la luminosidad deseada como contrapunto al momento actual.

Con respeto lo despedimos. Condolencias a la familia del maestro y a la ciudadanía zacatecana. Queda solo afianzarse a su legado; cuidarlo y ver por un futuro mejor para todos.

 

Nueva York, junio 2020.

 

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_436

 

https://youtu.be/8Xke2jbjqMY

 

 

 

 

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ