Goitia en ‘Una bizarra melancolía…’

Goitia en ‘Una bizarra melancolía…’
Imagen de la Hemeroteca de la Biblioteca Mauricio Magdaleno. Exposición de Francisco Goitia en Zacatecas.

Editorial Gualdreño 431

 

El 3 de mayo de 1952 se llevó a cabo en la Ciudad de México la Primera Asamblea Nacional de Artes Plásticas; en ella, el artista zacatecano Francisco Goitia -que en aquel entonces fungía como el Presidente del Frente Nacional de Artes Plásticas- dictó una ponencia como parte de una campaña para que el presidente de la república, Miguel Alemán Valdés, creara una nueva secretaría de cultura; en esta ponencia, Goitia conminaba a que en México se siguiera el ejemplo de lo que otras naciones -como Italia- habían hecho al tener un Ministerio similar a la secretaría que proponía:

 

Hace tiempo que el Gobierno Mexicano debiera tener entre las Secretarías de Estado, la de Bellas Artes para atender como se merece, cuanto tiene relación con nuestras culturas aborígenes y coloniales. México […] es la ‘Italia de América’, solo que un tanto despreocupada de tan valioso legado histórico, comete un error que debe ya reparar, haciéndose cargo de su misión de conservar y dar exaltación a ese patrimonio tan valioso, creando la Secretaría de Bellas Artes, Monumentos y Turismo […].[1]

 

Goitia proponía que esta secretaría tuviera como finalidad la de coordinar funciones culturales que él consideraba no tenían orden ni conexión en ese momento, y pedía que se fusionaran el inba, la dirección de Antropología e Historia, la Inspección de Monumentos Coloniales, la Dirección de Asuntos Indígenas y la Comisión Nacional de Turismo. Su conocimiento previo de cómo funcionaba el Ministerio de Cultura en Italia, le permitía suponer que integrar a la Comisión Nacional de Turismo implicaría lo siguiente:

 

Al depender de la secretaría que se propone [las funciones culturales] quedarán debidamente centradas; puesto que la propaganda turística para ser efectiva y eficaz, tiene que basarse en gran parte, en las funciones correlativas asignadas a los museos, monumentos, música, teatro, exposiciones artísticas, y cuanto tenga relación con las manifestaciones estéticas.

Además, para obtener un funcionamiento integral de dicha secretaría, habrá que agregar algunos departamentos como el de Programa y Planeación de Exposiciones y Ferias Internacionales de gran conmemoración semejantes a las que se efectúan en las ciudades de importancia mundial.[2]

 

Podría resultar difícil imaginar a Goitia dirigiéndose a los integrantes de la asamblea, sobre todo porque hemos vivido con la imagen de un artista introvertido, pero su postura es clara y contundente, lo que muestra que conoce del tema, que ha realizado un diagnóstico comparando el funcionamiento de instituciones culturales del extranjero con las de México. Proponía además, en su ponencia, la creación de un área de servicios coordinados que tuvieran a su cargo una “acción cultural orientadora de acuerdo con los gobiernos de los estados, en materia de arquitectura y de planificación, para proteger a las ciudades típicas a punto de perder sus características que deben conservarse”;[3] algo así había ya propuesto Manuel Pastrana décadas antes y había iniciado con esos trabajos de protección y conservación del patrimonio en Zacatecas.

 

De acuerdo al plan propuesto, las actividades de la Secretaría de Bellas Artes, Monumentos y Turismo quedarían concentradas en seis áreas que serían las siguientes: a) Monumentos precortesianos; b) Monumentos coloniales e históricos; c) Bellas Artes; d) Protección a las áreas típicas y monumentales; e) protección a lugares de belleza natural; y f) Departamento editorial.[4]

En cuanto al área de Bellas Artes que estaría integrada a la nueva secretaría, Francisco Goitia ponía especial énfasis en la creación de museos que dieran cabida a las nuevas expresiones artísticas, pero también a lo encontrado en las investigaciones y excavaciones arqueológicas que generarían el incremento de museos regionales. El pintor zacatecano tenía previsto que un nuevo interés por fortalecer las instituciones culturales fuera surgiendo desde la capital del país hacia los estados. Su idea del patrimonio cultural así como el tema de los museos como estrategia de conservación y exhibición de los bienes culturales fueron constantes en su trabajo de gestión cultural.

Este texto es parte de mi libro Una bizarra melancolía. La tradición plástica en Zacatecas, editado por el Instituto Zacatecano de Cultura; quise compartirlo con ustedes porque en unos días más estará ya en Zacatecas. Esperemos que pase esta contingencia para presentarlo.

Que disfrute su lectura.

 

[email protected]

 

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_431

 

[1] Goitia, Francisco, “Consideraciones fundamentales sobre la creación de la Secretaría de Antigüedades y Bellas Artes”, Ponencia para la Primera Asamblea Nacional de Artes Plásticas sobre la Creación de la Secretaría de Bellas Artes, Monumentos y Turismo. Xochimilco, D. F., 3 de mayo de 1952, p. 1. Archivo José Minero Roque.

[2] Idem, p. 2.

[3] Idem, p. 3.

[4] Goitia, Francisco, “Cuerpo de sugestiones para la creación de la Secretaría de Bellas Artes, Monumentos y Turismo”, Ponencia para la Primera Asamblea Nacional de Artes Plásticas sobre la Creación de la Secretaría de Bellas Artes, Monumentos y Turismo. Xochimilco, D. F., 3 de mayo de 1952, pp. 2-6. Archivo José Minero Roque.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ