Las Universidades ante la crisis sanitaria

Las Universidades ante la crisis sanitaria

En una emergencia sanitaria como la que actualmente sufrimos en el mundo los problemas que emergen no son únicamente de salud, sino de todo tipo. La principal afectada es la economía: la parálisis de comercios, actividad burocrática, fábricas, y sobre todo los pequeños negocios tanto informales como microempresas, arrojan una disminución enorme de la demanda y generan una espiral descendente de la economía. Brutal el golpe en la economía. Pero también la salud mental: el encierro de millones de personas por más de cuatro semanas, sobre todo las que habitan viviendas pequeñas y sin lugar para esparcimiento, acumulan tensión y ansiedad. Los problemas de seguridad también sufren cambios, pero los que se verán seriamente afectados son los educativos. La suspensión de clases retrasará los contenidos y los niños estarán muy expuestos a influencias nocivas de las redes.

También sabemos que los retos son motivo de nuevas oportunidades. En la economía, la crisis puede conducir a la superación de las lógicas neoliberales, el encierro da la oportunidad de conversar y convivir con la familia fortaleciendo los lazos afectivos, y la educación se verá obligada a experimentar con las formas virtuales que van ahora muy atrasadas. Sin embargo, estas “oportunidades” no se dan solas, requieren orientarse, y para ello a su vez se necesita visión y aplicar saberes especializados.

Pues bien, aplicar saberes especializados para resolver problemas púbicos, tiene un nombre: innovación social. Y las instituciones que tienen que ver directamente con los procesos de innovación son justamente las universidades. Por ello, ahora mismo, las Universidades tienen la obligación y el deber de poner todos sus talentos al servicio de la sociedad y el estado al que se deben. Desde la fabricación de tapabocas, pero también de formas de telecomunicación para hacer la educación efectiva a pesar de la distancia, la vigilancia en la seguridad en las colonias, la atención de tele-talleres para los niños y adultos, tanto de artes como de estabilidad emocional. También las soluciones de la economía del estado de Zacatecas: deben proponer formas emergentes de soluciones para sostener el ingreso o la satisfacción de las necesidades de alimentación, vestido y hábitat de los zacatecanos. La creatividad de la inteligencia zacatecana ahora las necesitamos: no se pueden ir a receso.

Así las cosas, es momento de que muestren de qué están hechos: ¿los investigadores nacionales sirven realmente para algo, o son de papel?, ¿las acreditaciones de las unidades académicas son reales o son meros tránsitos burocráticos?, ¿Los indicadores de calidad tienen realidad o son meros espejismos mediáticos? Este es el momento de mostrar su calidad. Es la prueba de la calidad real, no ‘las vistas de pares’. Las autoridades han dejado mucho que desear, no han promovido nada: mandaron a los académicos a su casa y ya. En la sociedad del conocimiento es necesario que los profesionales del mismo lo muestren y lo apliquen. Los títulos nobiliarios de los universitarios: ¿son reales o son de papel?

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ