Llegó la hora del diálogo serio para avanzar en materia de violencia de género

Llegó la hora del diálogo serio para avanzar en materia de violencia de género

Con motivo del secuestro y posterior asesinato en la Ciudad de México, de la niña Fatima Cecilia, se produjo un estallido de críticas y pronunciamientos en las redes y medios de comunicación tradicionales exigiendo justicia y explicaciones claras de parte de la autoridad sobre sus políticas para contener la violencia que, por primera vez apareció inaceptable para sectores importantes de la mayoría de la sociedad: las mujeres. Durante las últimas dos semanas se mezclaron reclamos airados dirigidos claramente a debilitar la credibilidad del gobierno encabezado por AMLO, así como demandas programáticas dirigidas a fortalecer la política de prevención y a exigir el rápido esclarecimiento del crimen. Al calor del debate público y de diversas movilizaciones se decantaron sendas convocatorias a movilizaciones para los días 8 y 9 de marzo, al tiempo que el gabinete de gobernabilidad, encabezado por la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero, se reunió para construir una respuesta integral a los colectivos movilizados y a las mujeres en general.

En el mensaje sobre la coordinación institucional para hacer frente a las violencias contra las mujeres, se hace una fuerte autocrítica gubernamental y se reconocen como legítimas las demandas de los diferentes movimientos feministas, y la responsabilidad del Estado de hacer frente a la violencia feminicida. Se anuncia la decisión de modificar las inercias institucionales para darle prioridad al tema, subirlo al primer nivel y cambiar la forma en que las instituciones han actuado. Todas las dependencias ahora están comprometidas con la decisión de considerar a las violencias contra las mujeres como una prioridad nacional. Las políticas en la materia deben estar coordinadas para atender esta problemática de manera integral y acelerar las acciones pendientes para atender las causas estructurales de la violencia contra las mujeres.

Sánchez Cordero se comprometió a trabajar para coordinarlas e impulsar la actuación del Legislativo, las fiscalías y el Poder Judicial tanto en el ámbito federal como estatal y municipal, asumiendo que los principales retos se encuentran en las medidas de prevención, de atención y en la sanción en todos los ámbitos: el educativo, el familiar, el laboral y en el espacio público. Reiteró que en la secretaría a su cargo tienen un compromiso radical con la igualdad y para coordinar las políticas existentes que estén en marcha y las nuevas acciones emergentes acordadas que implementaran a la brevedad.

Anunció nuevas acciones emergentes como las siguientes: Instruir que con cualquier denuncia de una desaparición de una mujer o niña se implementen de inmediato los protocolos de búsqueda, independientemente de que haya o no apariencia de delito. Hacer una sugerencia muy respetuosa al Poder Judicial para que las medidas de protección para mujeres en riesgo y víctimas de violencia se dicten por parte de todos los juzgados de cualquier materia y sin mediar una denuncia. Difundir campañas que prevengan y erradiquen las violencias en todas sus modalidades. Acelerar la consolidación del modelo de atención integral con servicios esenciales como los Centros de Justicia, las Puertas Violeta, los centros de desarrollo de las mujeres y los centros de atención de violencia financiados por diversas instancias del Gobierno Federal. Atender directamente a los municipios con mayor nivel de violencia contra las mujeres con medidas concretas de prevención, atención y sanción. Regular las franjas horarias de los programas de televisión que expresan violencias para evitar la exposición para niños y niñas. Hacer realidad el compromiso contra las violencias con los gobiernos de los estados a través de la Conago, y con las Fiscalías y los Poderes Judiciales a nivel federal y estatal.

El importante mensaje termina reiterando que las puertas del gobierno están abiertas para el diálogo alrededor de las demandas y propuestas del movimiento, como corresponde a un gobierno cuyo principal objetivo es acabar con las desigualdades y cambiar las relaciones de opresión, explotación y violencia contra las mujeres. Sería muy importante que los colaboradores de primer nivel de AMLO recuerden siempre que la declaración de principios de Morena señala: “Rechazamos cualquier forma de opresión: el hambre, la pobreza, la desigualdad, la exclusión social y la explotación. Nos oponemos a las violaciones a los derechos humanos y a la corrupción gubernamental. Luchamos contra la violencia hacia las mujeres y contra cualquier forma de discriminación por razón de sexo, raza, origen étnico, religión, condición social, económica, política o cultural.” Y que el Plan nacional de desarrollo 2019- 2024 contiene el siguiente compromiso: “En el presente sexenio el quehacer gubernamental impulsará la igualdad como principio rector: la igualdad efectiva de derechos entre mujeres y hombres, entre indígenas y mestizos, entre jóvenes y adultos, y se comprometerá en la erradicación de las prácticas discriminatorias que han perpetuado la opresión de sectores poblacionales enteros.”

El hecho de que los responsables del feminicidio de Fátima ya estén detenidos y el contenido del mensaje que hemos referido, son elementos muy importantes para hacer posible un acuerdo sustantivo en la materia que nos ocupa. Ojalá que las partes no se distraigan de lo sustantivo.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ