Nulo crecimiento en México este año, pero no hay recesión: Cepal

Nulo crecimiento en México este año, pero no hay recesión: Cepal
Alicia Bárcena descartó que el país esté en recesión al señalar que el organismo pronostica “un crecimiento pequeño, pero positivo” del PIB para el cuarto trimestre de 2019. Imagen tomada de @cepal_onu

Ciudad de México. México tendrá un crecimiento económico nulo este año, pero aumentará 1.3 por ciento en 2020, pronosticó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Para la región, el organismo previó un crecimiento de 0.1 por ciento en 2019 y de 1.3 para el próximo año. Con ello, alertó, se consolidarán siete años consecutivos de bajo crecimiento para América Latina, ya que promediará sólo 0.5 por ciento de aumento entre 2014 y 2020, el peor registro en siete décadas.

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, sostuvo que la inversión ha caído este año de 20.5 a 18.1 por ciento como porcentaje del producto interno bruto (PIB) de la región, pero lo más grave es que un millón de personas más se quedaron sin empleo.

Así, la tasa de desocupación regional aumentó a 8.2 por ciento para llegar a 25.2 millones de desempleados en total, a la par que la calidad media del empleo se deterioró en la mayoría de las naciones.

Prevé crecimiento “pequeño, pero positivo” para México en cuarto trimestre

En cuanto a México y pese a los resultados de este año, Alicia Bárcena descartó que el país esté en recesión al señalar que el organismo pronostica “un crecimiento pequeño, pero positivo” del producto interno bruto (PIB) para el cuarto trimestre de 2019.

Aseveró que la economía mexicana mejorará el próximo año, impulsada por la aprobación del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), los proyectos de infraestructura del sector público y privado, el descubrimiento petrolero en Tabasco, pero también al aumento del consumo interno por el gasto social y el aumento en los salarios reales y el salario mínimo.

Aunque en su exposición sobre la región Alicia Bárcena advirtió sobre el riesgo de que sea castigado el gasto social por el aumento que, en general, registra la deuda y el pago de intereses, para el caso de México dijo que no hay que perder de vista que está en un proceso de reestructuración política y económica, por lo que está ampliando el gasto social para asegurar derechos y lo financia con ahorros y reasignación de gasto público.

Además, es “gasto rezagado” si se toma en cuenta la magnitud de la economía mexicana, ponderó Bárcena al presentar el Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe 2019 desde la sede de la Cepal, en Santiago de Chile, y transmitida por internet.

“Yo creo que esta es una señal muy positiva, no hay que perder de vista que el gasto social per cápita y como porcentaje del PIB está muy por debajo del promedio de América Latina y de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). Así que cualquier cosa que vaya en cierta medida para emparejar el terreno de México con un gasto social per cápita y un porcentaje del PIB con el resto de América Latina es importante”, expuso.

Cinco señales de alerta de la región: la desigualdad en el corazón del desencanto social.

Al explicar por qué la economía de América Latina y el Caribe se encuentra en su peor momento desde hace 70 años, Bárcena refirió que 18 de 20 países de la región ya estaban en desaceleración en el primer semestre de 2019 y para 2020 se prevé que 14 economías crezcan menos de uno por ciento, lo que representa el mayor número desde 2013, por lo menos.

“La desigualdad ha salido a relucir como el corazón del desencanto social y atenta contra el crecimiento”, aseveró.

Sostuvo que hay cinco señales de alerta en la región: 2019 es el sexto año con el crecimiento más bajo y se prevé que eso mantendrá en 2020, con lo cual el PIB per cápita se contrajo 4 por ciento entre 2014 y 2019.

En segundo lugar mencionó que la desaceleración se generaliza entre más países y sectores. Como tercer punto destacó que el volumen de comercio baja y en cuarto lugar señaló que la demanda agregada se debilita, consumo e inversión se desaceleran o contrean, baja la contribución del gasto público al crecimiento y se reduce el crédito interno.

Como quinta señal de alerta, la secretaria de la Cepal ponderó que el descontento social que se registra en la región por la desigualdad se debe al deterioro del empleo, la insuficiencia en el ingreso y la provisión de bienes públicos, así como la baja protección social.

El mundo financiero se ha expandido, pero la economía real no.

La funcionaria indicó que el comercio mundial se ha debilitado más en medio de las tensiones comerciales y “por primera vez presenta resultados negativos desde la crisis financiera de 2008-2009”, de menos 0.4 por ciento entre enero y septiembre de 2019 respecto a igual periodo de 2018.

Eso afecta particularmente exportaciones e importaciones de los países de la región porque además cayeron en 5 por ciento los precios de los productos básicos en este año y se espera que también desciendan en 2020.

Además, señaló que la deuda global se ha expandido a máximos históricos y la deuda ha crecido “para todo el mundo, hogares, gobiernos, sector financiero y no financiero”.

“El mundo financiero se ha expandido, pero la economía real no” y en busca de la mayor rentabilidad y altas tasas de interés, inversionistas y diversos instrumentos como los fondos de pensiones buscan lugares que les ofrezcan mayor rentabilidad, puntualizó la funcionaria.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ