Tres obras del FITC 2019

Tres obras del FITC 2019
'Mesa para dos' en el FITC 2019. Compañía Co.Labse, de España.

Editorial gualdreño 406

 

 

Ayer finalizó el Festival Internacional de Teatro de Calle Zacatecas 2019; durante la semana pasada tratamos de asistir a todas las funciones que fuera posible y pudimos ver casi todas las obras programadas. La de este año fue una edición muy interesante, porque más allá de los espectáculos que suelen presentarse en esta ocasión sí hubo teatro. Un festival bien organizado, sin contratiempos, que puedo afirmar dejó satisfecha a la mayor parte de quienes asistimos; el público, que pese a la lluvia de todos esos días, presenció las funciones merece un reconocimiento aparte, pero principalmente hay que aplaudir a todos los actores que participaron. También es cierto que todo es perfectible y hay cosas en las que los grupos locales deben de poner un poco de más atención y pulir ciertos aspectos de sus puestas en escena; ojalá que lo hagan y que sus obras presentadas en este festival puedan seguirse programando a lo largo del año.

En esta ocasión hablaremos, mientras tanto, de las tres piezas teatrales que más nos gustaron:

La primera fue Macbeth nos quita el sueño, del grupo Patáfora Teatro de la CDMX. Esta compañía mexicana se presentó en la Plazuela Goitia los días 22 y 23 con una adaptación de la tragedia de Shakespeare, muy bien interpretada por Aarón Zamora, Ana “Mandarina”, Lorea Montemayor, Noel Antonio Díaz, Pablo Iván Viveros y Stefanie Izquierdo, bajo la dirección de Jesús Díaz. Esta compañía tuvo varios aciertos, el primero de ellos quizá sea la versión tipo comedia, con elementos de clown, de una tragedia que suele ser maravillosa pero un tanto pesada. El segundo fue la actuación, sin desperdicio. Y el tecero, el ritmo constante, que no se pierde nunca durante las casi dos horas de duración, y que logra mantener la atención de los espectadores -pocos se movieron de sus lugares pese al frío atroz-. Una obra sencilla, bien ejecutada y con mucha pasión.

La segunda fue una “intervención urbana”, a cargo del grupo español Co.Labse. Se trata de Mesa para dos, una acción teatral que hace participar a un público espectante de ser invitado a probar los platillos del chef Francois Mignon en un restaurante que durante los primeros minutos estalla; hay que buscar una nueva sede para que el restaurante pueda funcionar y eso propicia que se emprenda una travesía por las calles de la ciudad. Una locura que empezó en el patio de rectoría, continuó por el jardín Juárez, bajó a la Av. Hidalgo y terminó en la plazuela Genaro Codina. La potencia histriónica de 6 actores hizo reír al público y participar de una aventura gastronómica en la que volaron lechugas, pimientos, sandías y mal humor para dejar paso a la alegría -todo gracias al teatro-.

Para hablar de la tercera, debo iniciar agradeciendo al Instituto Zacatecano de Cultura Ramón López Velarde, por haber traído a la compañía Black Ligth Theatre Srnec, de Praga, fundada a principios de la década de los 60 por Jiří Srnec (1932). Srnec es reconocido internacionalmente por su contribución al crear el teatro negro, un género no verbal con una combinación artística multidisciplinaria en la que prevalece la actuación, pero en la que la música, la expresión corporal, el manejo de títeres, la danza, la mímica y una iluminación estratégica sobre fondo negro son capaces de crear magia.

La Antología “Lo mejor del teatro negro de Praga”, a cargo de Black Light Theatre Srnec, de la República Checa y presentada de jueves a domingo en este Festival Internacional de Teatro de Calle fue definitivamente lo mejor. El profesionalismo de los actores, su técnica impecable, el compromiso con el buen teatro, la manera de contar historias de manera sencilla -sin grúas, ni pólvoras, ni móviles gigantes girando en el aire- emocionaron al público que pacientemente esperó para verlos en cada una de las 8 funciones programadas. Y es que para hacer teatro, para que aparezca ese duende, hace falta mucho más que tener afición, como bien decía Federico García Lorca “Creo sinceramente que el teatro no es ni puede ser otra cosa que emoción y poesía, en la palabra, en la acción y en el gesto”. Tuvimos teatro y del bueno… gracias.

 

Que disfrute su lectura.

 

[email protected]

 

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ