SHCP y Banxico atentan sobre los Derechos Laborales y defienden las Afores

SHCP y Banxico atentan sobre los Derechos Laborales y defienden las Afores

Mientras que el secretario de Hacienda y un subgobernador del Banco de México (Banxico) se pronunican por que aumente la edad de retiro de los trabajadores para que coticen más años al sistema de fondos para el retiro, el Presidente del país ha reiterado que mientras sea presidente, no se va a modificar la edad de retiro de los trabajadores.

En dicha decalaración el Presidente garantizó que no se utilizarán los fondos de pensiones para financiar proyectos de su gobierno. Ello es un error, pues el gobierno requiere de esos recursos para invertir en Pemex y la CFE para no recurrir a los mercados financieros y no tener que estar subordinado a las calificadoras internacionales para ello.

A pesar que el Presidente reitere que “no hay política neoliberal, ya no vamos a seguir con eso”, el problema es que la Iniciativa de Ley de Reforma al Sistema de Ahorro para el Retiro que mandó al Congreso y que ya fue aprobada en la Cámara de Diputados y Senadores, le da amplio margen de maniobra a las Afores para que inviertan dichos recursos en los mercados de capitales internacionales y además éstas podrán cobrar dos comisiones por el manejo de tales recursos. Si en realidad la política del nuevo gobierno no fuera mas de lo mismo, se hubiera aprobado la Iniciativa de Ley que presentó el Partido del Trabajo, que plantea que sea el Gobierno el que debe manejar los fondos de pensiones para impulsar la inversión en los sectores estratégicos, como en el sector manufacturero y agrícola y en la generación de empleo, para así aumentar tanto el número de cotizantes al sistema de fondos para el retiro, como el rendimiento de dichos fondos, dada la alta rentabilidad de Pemex y la CFE. Ello permitiría impulsar el crecimiento potencial de la economía para poder alcanzar un crecimiento sostenido, como incrementar salarios y redistribuir el ingreso. Eso si sería diferente, en vez de seguir favoreciendo al sector financiero que maneja dichos fondos de pensión en beneficio de ellos y no de los trabajadores.

Los defensores de aumentar la edad del retiro de los trabajadores, afirman que ello es para reducir la carga fiscal. La procupación de los funcionarios de Banxico y la SHCP, es evitar déficit fiscal y de ahí que proceden a recortes presupuestales (que aumentan el desempleo y reducen el número de trabajadores que cotizan en el sistema de pensiones), y tratan de alargar la edad de retiro, para así disminuir las presiones de las finanzas públicas. En vez de preocuparse de mejorar las condiciones de empleo, como los derechos y prestaciones laborales, actúan al igual que los economistas neoliberales de los anteriores gobiernos, a favor de los dueños del dinero.

Afirman dichos funcionarios que “el monto de las pensiones está en función del ahorro acumulado a lo largo de la vida laboral [y que] no aumentar la edad de retiro sólo iría en detrimento del monto de las pensiones que recibirían los trabajadores en el futuro”. Otros defensores de dicha postura, añaden que se debe aumentar las contribuciones obligatorias (desde 6.5 por ciento actual a un nivel de 15 por ciento), como el ahorro voluntario al sistema de fondo para el retiro. Dichos planteamientos no consideran que el ahorro está en función del crecimiento del ingreso nacional y no del mayor tiempo de cotización y del monto de las cotizaciones. Para que aumente el ahorro y el monto de las pensiones tiene que incrementarse la actividad económica y la generación de empleo para que aumenten los salarios y el ingreso nacional y el número de cotizantes al sistema de pensiones para asegurar pensiones futuras con mejores niveles de ingreso. El problema también se presenta porque esos ahorros de los trabajadores no se canalizan al impulso de la esfera productiva y la generación de empleo, sino al mercado de capitales, y esos recursos no benefician a la inversión productiva y al crecimiento del ingreso nacional. Si se aumenta el monto de cotización, se reduciría el poder de compra de los trabajadores y la demanda, la actividad económica y la generación de empleo, por lo que habría menos trabajadores sujetos a pensiones.

El sector financiero es el único favorecido con las mayores cotizaciones, pero no la economía nacional ni las pensiones de los que cotizan al sistema de pensiones. Cuando los defensores de aumentar la edad del retiro dicen que al no proceder a ello, los trabajadores “terminarían siendo perjudicados”, evidencian que están en beneficio de las Afores para que sigan contando con mayores recursos para lucrar con ellos y postergar la entrega de éstos a los trabajadores, los cuales no verían incrementadas las pensiones al cotizar tres años más, sino representaría mayores beneficios para las Afores como ha acontecido.

Las pensiones no mejorarán aumentando el monto de aportaciones obligatorias y voluntarias ni la edad de retiro. Se requiere reducir las comisiones cobradas por los administradores de los recursos y sobre todo que el Estado sea el que maneje dichos recursos a favor del sector productivo y la generación de empleo bien remunerado, para que haya mayor número de cotizantes al fondo de pensiones y así reducir la carga fiscal, como para mejorar el rendimiento de dichos fondos y el monto de pensiones. Es importante el incremento de salarios, pues ello aumentaría la cotización, sin afectar el poder adquisitivo de los trabajadores. Mientras continúe el desempleo y la economía informal, seguirán excluídos la mayoría de los trabajadores de recibir pensión a la edad de jubilación, pues no alcanzarán las semanas de cotización. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ