El Mirador de Heródoto Memoria histórica institucional: la fotografía oficial en la BUAZ 1/3

El Mirador de Heródoto Memoria histórica institucional: la fotografía oficial en la BUAZ 1/3

Cada uno de los participantes en esta etapa de nuestra institución,
la administración 2016-2020, podemos decir que somos parte de la historia;
en un futuro, los actos que hayamos hecho, los eventos en los que hayamos participado
y el legado que dejemos, harán que nos recuerden como parte de esta historia.
José Luis Román Gutiérrez, coordinador del Archivo General BUAZ

No podemos evitar ser parte de la historia, cada una de las etapas de nuestras vidas son parte de ella, de la historia propia, de la de una familia, de una institución académica, gremial, gubernamental, etc. Ya sea como participante, observador, cerca o lejos de un evento, somos parte de las actividades de nuestro entorno; el ayer fue presente algún día, así que nuestro presente es la historia del futuro.

Hace tiempo escuchaba y observaba en redes publicitarias una expresión: “Juntos haremos historia”, y me era inevitable pensar “todos somos partícipes de la historia, querámoslo o no”; así que esclareciendo la frase especulaba, más bien lo que trata de decir, es que al hacer las cosas de manera diferente harían otra historia, una diferente, o mejor dicho, harían la historia de su tiempo y de sus formas, de su estilo de hacer la vida. Ante estas manifestaciones analíticas mi espíritu inquieto lanzó la pregunta ¿y quién va a escribir la historia que juntos harán?

No me queda duda que estamos en un presente que da más importancia al registro de la vida cotidiana de las instituciones, como instrumento de utilidad para proyectos en el futuro, y por ello mi propuesta es que las universidades deben incidir en ser modelo de registro de las actividades institucionales a manera de contribuir a un futuro más organizado y ser ejemplo en la formación de los personajes encargados de realizar estas actividades, los cronistas.

Existen varias perspectivas desde las que se puede observar la historia. Definitivamente cada persona tiene la interpretación de un suceso; desde ese punto de vista puede haber miles de representaciones conceptuales de un evento, sin embargo hay hechos que para todos son los mismos: el nombre del evento, el lugar, la fecha y la lista de asistentes, entre otros factores.

Cuántas veces trastocando los recuerdos de un evento pasado nos hemos topado con la duda de la fecha o el nombre de los asistentes, entre otras incertidumbres, cuántas veces nos hemos dicho “si alguien hubiera registrado el momento, ahora tendríamos la información”. Con esta premisa, como defensor de que la crónica es la responsable de que la memoria histórica contemporánea perviva y considerando que el cronista tiene como su principal actividad dejar evidencias del presente, comparto con ustedes la siguiente experiencia denominada “la fotografía oficial institucional en la BUAZ”.

Cada año, iniciando el ciclo académico, se acostumbra dentro de las actividades de la administración central de la rectoría, tomar una serie de fotografías denominadas oficiales en las que cada grupo de universitarios, atendiendo al departamento al que pertenecen, posan para una fotografía representativa. Estas fotografías tienen la principal función de guardar como evidencia la imagen de las personas que laboran en el ámbito cercano a la rectoría y que constituyen el aparato administrativo de la gestión, en esta ocasión el rectorado 2016-2010 de nuestra ahora benemérita UAZ.

Han sido varios los espacios en los que se ha tomado esta imagen emblemática. Recuerdo una ocasión especial en el campus UAZ Siglo XXI dentro de la administración de Armando Silva Cháirez en la que la foto general se tomó desde lo alto de un edificio al grupo de universitarios que, acomodados de manera especial en el jardín frente a la biblioteca, formaban el águila, emblema de nuestra “alma mater”.

Aunque el sitio oficial es el patio principal del edifico de rectoría, en esta ocasión la administración de Antonio Guzmán Fernández determinó designar como sede para esta tradición al auditorio Magdaleno Varela Luján, en la Unidad Académica de Derecho, antiguamente denominado de Humanidades, que con una nueva remodelación presenta un rostro moderno: se retiraron las estructuras del foro de un teatro tradicional y de igual manera el revestimiento de madera que tenía, para dar paso a una superficie lisa de enjarre moderno y de pintura totalmente blanca.

Como siempre, hubo opiniones encontradas por la modificación, tradicionalistas y conservadores por un lado, vanguardistas y futuristas por el otro. Muchos lo entendimos como preludio de la conmemoración del cincuenta aniversario de la obra de Ismael Guardado, “Prometeo”, que pende de la pared final del foro y cuya imagen en el exterior recibe a los que por el lado este llegan a la ciudad de Zacatecas.

Poco a poco fueron llegando los administrativos de todos los niveles de nuestra institución, agrupándose por afinidades personales, profesionales, académicas y más. La Crónica Universitaria les entregó, a nombre del rector, un escudo conmemorativo del cincuenta aniversario de nuestra institución como universidad, aniversario que concluye el próximo 5 de septiembre.

El foro estaba arreglado exprofeso para recibir a los universitarios: un tapanco largo se colocó al centro para facilitar el acomodo escalonado de los participantes y las banderas de México y de la Universidad al fondo; lámparas de estudio y cámaras de video y fotográficas esperaban para cumplir el objetivo…

Así se observa el mundo desde El Mirador de Heródoto.

*Cronista de la UAZ
[email protected]
[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ