Prolegómenos del Censo 2020

Prolegómenos del Censo 2020

Los censos de población y vivienda, como se sabe, son uno de los instrumentos imprescindibles del Estado. Es la encuesta más extensa y completa que puede realizar un gobierno para obtener la mayor cantidad de datos útiles, a fin de armonizar la vida pública.

Recolectar, procesar y organizar datos específicos y estadísticos acerca del conglomerado humano son materia de trabajo en varias ramas de las ciencias sociales, particularmente de la demografía, dedicada al análisis cuantitativo de la población, de la cual, mediante los censos, extrae los datos necesarios para elaborar diagnósticos que aspiran a ser retratos fieles de las poblaciones, su desarrollo y necesidades.

Tal es la importancia del próximo Censo Nacional de Población y Vivienda 2020, que entre el 2 y el 27 de marzo será levantado en México, con nuevas y más ambiciosas expectativas e innovaciones, tanto en la información que se buscará como en los procesos para obtenerla.

Si para todo el país será un ejercicio imprescindible, porque de sus resultados se desprenderán las pautas que regirán todas las acciones de los tres órdenes de gobierno y de los sectores privado y social durante los próximos años, para Zacatecas tiene un beneficio adicional, debido a que aquí ya no se planifica sexenalmente, sino a largo plazo, como lo establece el Programa General Prospectivo 2033 (PGP), y los resultados que arroje el conteo poblacional servirán para actualizar este programa de largo aliento.

Además, los resultados del censo decenal permitirán al próximo gobierno estatal, que comenzará el 8 de septiembre de 2021, planificar con datos frescos, recién salidos de las computadoras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), responsable ejecutor del censo.

Coincide el PGP con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que plantea la Agenda 2030 de la Organización de Naciones Unidas, que se promueve mundialmente y de la cual México es sujeto obligado.

Parte de los ODS es la incorporación de variables como la movilidad cotidiana o desplazamiento diario a los lugares de trabajo, que pueden ser problemáticos debido a la complejidad urbana y la metropolización, factores que exigen mejorar la planificación urbana, la inversión en vialidades, programas de transporte y políticas públicas para restaurar el bienestar de la población, especialmente de los trabajadores.

El censo abrirá mejores perspectivas para la planificación de la vida de la sociedad mexicana, tan variada en su etnicidad, por lo que promueve la inclusión de los pueblos indígenas y afroascendientes.

En números, el Censo 2020 será inusitadamente vasto: llegará a todas las personas residentes en México, sin importar condiciones de edad, sexo, estado de salud, origen étnico, nacionalidad o estatus social, y que habitan en 45 millones de viviendas particulares y colectivas, asentadas en cerca de 2 millones de kilómetros cuadrados.

Estas viviendas están distribuidas en 2.4 millones de manzanas de 210 mil localidades urbanas y rurales, ubicadas en 2 mil 463 municipios de las 32 entidades federativas.
Será el primer censo digitalizado. Los encuestadores utilizarán 185 mil tabletas electrónicas, que requieren una inversión aproximada de mil millones de pesos.

Para Zacatecas, esta es la numeralia: El operativo empleará 3 mil personas, de las cuales 2 mil 200 serán encuestadores. Visitarán 700 mil inmuebles; de ellos, 650 mil son viviendas enumeradas y 450 mil están habitadas. Serán recorridas 4 mil 900 localidades con menos de 2 mil 500 habitantes, y 70 con más de 2 mil 500 habitantes cada una. En total se utilizarán 2 mil 700 tabletas electrónicas. La proyección del número de habitantes es de 1.7 millones.

Como el lector podrá percatarlo, el Censo 2020 es –porque ya está en sus prolegómenos – y será un acontecimiento colosal que involucrará todo el aparato del Estado. Contar a 128 millones de personas, esparcidas en cerca de 2 millones de kilómetros cuadrados y que habitan en 45 millones de viviendas particulares y colectivas será una tarea tan compleja que exigirá la participación y el apoyo de todos los sectores de la población.

¿Qué puede y debemos hacer los ciudadanos para lograr el mejor censo? La contribución más importante de la población será recibir a los entrevistadores y responder todas las preguntas del cuestionario, afirma el INEGI.

De cada jefe o jefa de casa dependerá la disponibilidad de respuestas puntuales, verídicas y completas a cada una de las preguntas. Solo si contestamos atinadamente contribuiremos al conocimiento verdadero de la realidad nacional y estaremos en posibilidades de lograr el anhelado desarrollo humano, económico y social. ■

*Titular de la Coordinación Estatal de Planeación

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ