Ni los productores esperaban una sequía tan intensa como esta: líder de El Barzón

Ni los productores esperaban una sequía tan intensa como esta: líder de El Barzón
Se han perdido miles de hectáreas en sembradíos, advierte el líder barzonista ■ FOTO: CORTESÍA

■ Si se prolonga la sequía se encontrarán en riesgo 100 mil hectáreas de frijol, que ya presenta “daño fehaciente” en 60 mil hectáreas: Manuel Alvarado Pérez

■ Considera que debe declararse ya al estado como zona de desastre y buscar acceder a recursos del Fonden

■ Advierte que “no hay ventanillas para la zona Centro-Norte, está muy rabón todo lo que es el presupuesto y hay un subejercicio muy pronunciado”

■ Según Secampo, el seguro catastrófico pagará mil 100 pesos por hectárea, menor al del año 2018 que fue de mil 500 pesos, por la reducción del presupuesto federal

 

“Es un año totalmente raro comparado con los demás. Es más, ni se esperaba una sequía tan intensa como esta, ni el propio productor. Ahora sí está muy evidente, muy claro, lo que se echó a perder y lo que está ahorita en proceso de desarrollo”.

Esto, dijo Manuel Alvarado Pérez, líder en Zacatecas de El Barzón, es producto del Cambio Climático que ocasionó el retraso de las lluvias y por tanto el recorrido de las fechas de siembra.

Para el caso del frijol, que es pieza fundamental de la producción local, sostuvo que si se prolonga la sequía se encontrarán en riesgo 100 mil hectáreas de la leguminosa, misma que ya presenta “daño fehaciente” en 60 mil hectáreas.

Dijo que no nada más se perjudicaron el frijol y el maíz sino cultivos de programas de reconversión productiva que se han impulsado desde el gobierno; la siembra de girasol, amaranto, avena y semillas de calabaza, que sí han servido como una alternativa para mantener los precios, “pero el productor siembra lo que puede, como puede y vende como puede”.

La sequía intensa complicará más esta realidad. Por ello consideró que debe declararse ya al estado como zona de desastre y buscar acceder a recursos del Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (Fonden) con sustento en la información que tenga el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap) en Zacatecas, “es el que da el dictamen técnico”.

También expuso la necesidad de que las autoridades convoquen a una reunión de todas las organizaciones campesinas y agrícolas “para que cada quien dé su opinión acerca de cómo enfrentar este problema” en conjunto con el Gobierno de México “para que se entre de cómo están las cosas”.

“Porque aparte de que no hay ventanillas para la zona Centro-Norte, está muy rabón todo lo que es el presupuesto y hay un subejercicio muy pronunciado. Yo creo que sí se tiene que atender este asunto pero con una convocatoria amplia y donde estemos todos para resolverlo”.

Aunque el padrón de afectados puede obtenerse de las hectáreas siniestradas, observó, la experiencia que se tiene con el seguro catastrófico que ya informó el titular de Secampo se tiene contratado, es que “no se cubre el apoyo de la totalidad de la gente”.

Agregó en este sentido que quien tiene que ofrecer una solución es el Gobierno Federal, porque al del estado “no le interesa mucho y su sistema de protección es raquítico, no resuelve nada”.
Narró que cuando sucede un siniestro, lo que hace es entregarle a la gente “cosas en especie que compran en volumen”.

Si los productores invirtieron en el fertilizante, el volteo de la tierra, la rastra, la siembra, la semilla y cuatro jornales de trabajo en cada hectárea, la inversión estimó, está cifrada en promedio en 3 mil 800 pesos por hectárea.

“Eso es lo que tiene que pagarle el Gobierno del Estado –al productor- no un bulto de cemento ni una despensa, ni algo pues que simule lo que no es”.

En pasados días, el secretario del Campo, Adolfo Bonilla, precisó que el seguro catastrófico pagará un monto de mil 100 pesos por hectárea, menor al del año 2018 que fue de mil 500 pesos por hectárea, dijo, debido a la reducción del presupuesto federal.

Manuel Alvarado Pérez solicitó a los gobiernos Federal, estatal y municipal, que en coordinación con los distritos, cuantifiquen el daño “sin límite de superficie para que sea pagado al productor de manera directa y sin intermediarios”.

Expuso que los Centros de los Centros de Apoyo al Desarrollo Rural (Cader) de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) tienen el padrón de todos los productores de las zonas de alto potencial productivo.

“Entonces todo ahorita se tiene vía satelital, todas las parcelas están georreferenciadas y sabemos cuál es el avance de siembra, cuál fue la superficie que no se sembró, y se puede llegar a saber quiénes sembraron y quienes no”.

Incluso dijo, se puede saberse cuáles productores rentaron sus tierras, mismos que estimó en más del 50 por ciento del total y a quienes consideró debe dárseles otro trato, pues recibieron ya un dinero por ello, más recursos de la Secretaría de Bienestar, “con eso ya no les interesa lo demás, ni van a dar un reporte de siniestro”.

Manuel Alvarado también opinó sobre el programa emergente de la Secampo en que se invertirán 57 millones de pesos para fomentar la siembra de avena forrajera, para paliar la afectación que se ha tenido con los otros cultivos, que el problema es que no todas las variedades se adaptan a las distintas zonas del estado.

Consideró que deben distribuirse en lugar de una variedad en específico, vales para que los campesinos los cambien por aquella que vaya de acuerdo con el lugar donde siembran, “porque no es lo mismo sembrar avena en Monte Escobedo a hacerlo en Fresnillo o en Sombrerete, la altura al nivel del mar es distinta, las condiciones técnicas son distintas”.

Luego que el seguro catastrófico cubrirá solo lo referente a las afectaciones del ciclo primavera-verano y la avena es un cultivo de invierno, que también está en peligro de siniestrarse por cuestiones climatológicas, consideró que “si se logra hacer eso –la distribución de avena para forraje-, el productor la va a recibir pero inmediatamente la va a vender, no la va a sembrar porque ya sabe cómo viene la semilla o ya sabe qué variedad es. No la va a sembrar”.

Ante la incertidumbre que se expresa en el campo mexicano y concretamente en el zacatecano, agravada por la sequía atípica de este 2019, el líder barzonista opinó que debe revisarse toda la problemática del campo.

Dijo que la única forma en que los productores no tengan problemas es que se fijen precios de garantía, quien les va a comprar, los montos de los seguros, les aseguren el crédito, y se tengan fechas “bien precisas” para sembrar y cuánto por producto por estado.

“Que sea una tarea nacional pues, que tengamos el frijol que necesita México, el maíz, pero con su lana, con presupuesto. Y también que veamos al productor, porque no todos son productores. Ya muchos ahorita colgaron los guantes, otros ya no están trabajando la tierra, los hijos ya no quieren saber nada porque no valen las cosechas, los insumos están bien caros, entonces prefieren irse a otro lado”.

Agregó que “la verdad es que ahorita lo que están haciendo es rentar las tierras, ya no las trabajan de manera directa”.

“Entonces sí es un problema fuerte. Y yo veo que ahí tenemos que entrarle todas las organizaciones, los que queremos realmente dar una solución, y el Gobierno del Estado también tiene que cambiar su esquema, ya no puede simular. Ya no puede con pocos recursos tratar de comprar a la gente, la gente ya está diestra en todo esto. Ya ahorita todo lo del pasado se está viendo que no funcionó. La gente quiere ver un cambio radical y profundo”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ