El futuro de Gobernar: Estado y ciudadanos más inteligentes

El futuro de Gobernar: Estado y ciudadanos más inteligentes

Los gobernantes protestan para aceptar el cargo para el que fueron elegidos, los gobernados protestan por el negativo desempeño de algunos políticos. Esto a menudo ocurre porque no hay colaboración ni corresponsabilidad plena con los actores involucrados en cada territorio. De entrada, debemos asumir que los funcionarios públicos tenemos acceso limitado a las ideas más recientes e innovadoras que se podrían utilizar para resolver problemas reales. Ahora, la política no consiste en ocupar cargos, sino en dinamizar las ideas, en integrarlas, en buscar el bienestar y la felicidad de los ciudadanos.

Para alcanzarlo, es preciso crear Estados más abiertos y colaborativos con la gente, aprovechando la experiencia, capacidad y conocimiento distribuidos en una sociedad conectada en red, aprovechando las ventajas de las nuevas tecnologías.

Con un gobierno abierto se pueden producir mejores resultados porque conecta a las instituciones de gobierno con los ciudadanos y organizaciones que poseen distintos conocimientos. La materialización de este concepto es una respuesta a los años de creciente desencanto con los modelos de gobierno que trabajan a puertas cerradas.

Gobierno abierto es un elemento potencial para reestructurar la confianza en las instituciones. Las instituciones gubernamentales no son tan eficientes o legítimas como podrían o deberían ser, la oportunidad es iniciar la transición a un modelo en el que el conocimiento y la capacidad de una sociedad conectada en red se aprovechen.

Estamos frente al reto de entregar servicios, hacer políticas y resolver problemas en formas que sean cada vez más efectivas y transparentes. Los datos abiertos (open data) y los datos masivos (big data), se presentan como elementos para ayudar a los gobiernos a ser más abiertos, más participativos y más responsables.

Mucha gente habla de que falla la comunicación, otros del exceso de comunicación, y lo que realmente hace falta es un enfoque de conversación pública enfocado en obtener nuevas opiniones e ideas sobre el gobierno, pero también que deje claro que los beneficios son colectivos, tanto de ciudadanos como de los servidores públicos que habitan una demarcación.

Vivimos en un mismo territorio que es la dimensión central, todo sucede en un lugar y comúnmente de manera distinta a través de un mosaico de espacios donde confluyen diversos actores, fenómenos y variables. La perspectiva geográfica, la planeación, las políticas públicas y la gobernanza territorial son fundamentales para leer y narrar el territorio.

Los actuales problemas derivados del acelerado crecimiento urbano y demográfico, nos conducen a la necesidad de explorar la estrecha relación que debe existir entre estos conceptos para establecer un modelo territorial que guíe toda su gestión.

Los mapas digitales son poderosas herramientas que describen y analizan de forma espacial los fenómenos sociales, económicos y ambientales de los territorios, constituyen una herramienta de política pública basada en evidencia y datos.

El análisis geoespacial nos permite leer los fenómenos de los territorios desde sus distintos barrios; cómo convergen, divergen, se empalman y hacen sinergia las distintas variables. Lo que contribuye a hacer más accesibles grandes cantidades de información para la toma de decisiones. Nos permite identificar dónde están y se acentúan los desafíos y oportunidades, además contribuye a visibilizar y dimensionar poblaciones, comunidades y fenómenos del territorio.

Estamos obligados a diseñar esquemas de coordinación horizontal y vertical que involucren la participación de los agentes sociales de cada territorio, a través de un análisis geoespacial de recolección, procesamiento y visualización de datos, historias, dimensiones y sinergias territoriales con un enfoque geográfico y espacial.

Pero para que ello ocurra debemos mejorar capacidades institucionales en el gobierno, quitarnos la apatía como habitantes para convertirnos en ciudadanos, aprender de open data, big data, programación o hacer alianzas estratégicas con quienes saben utilizar estas herramientas, sobre todo, debemos ser corresponsables y colaborativos.

El mundo está cambiando, las ciudades y los territorios están cambiando, los ciudadanos están cambiando, la mayoría de los políticos estamos estáticos o parados; rediseñar es cambiar; la inseguridad está en la atmósfera, nos ha rebasado como sociedad; debemos rediseñar en confianza, con información. Pensar en Zacatecas con amor, y sólo así estaremos pasando de la protesta a la acción ciudadana, en administraciones eficientes y gobiernos legítimos. Con un Estado y ciudadanos más inteligentes, es el futuro de gobernar.

*Coordinador Estatal de Planeación

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ