El disfrute de la lectura y un futuro promisorio

El disfrute de la lectura y un futuro promisorio

La semana anterior, en este mismo espacio se comentó sobre la necesidad de administrar correctamente el agua y la mejor forma de saberlo es, paradójicamente, aprendiendo a leer. ¿Leer?, se preguntará usted, ¿qué tiene que ver la lectura de comprensión con el consumo del agua? Y la respuesta es bien fácil, ¿Cuántas veces ha leído usted su recibo para saber cuánto consume en metros cúbicos, cuánto le cuesta el metro cúbico y que otros adeudos tiene usted que cubrir para ponerse a mano y sobre todo entender qué clase de consumidor de agua es usted y su familia? ¿Le suena extraño? Pues, si usted no se toma la molestia de leer esos mínimos datos, estará en babia toda la vida y se seguirá creyendo las barbaridades que hacen los detentadores del poder, los empresarios de la construcción (destrucción, mejor dicho) y los beneficiarios mayoritarios del agua, que siempre se quedarán con la parte del león operando desde lo oscurito, haciendo grandes negocios y agandallándose de mala forma el vital líquido.

En días pasados tuvimos en Jerez la visita de la doctora Beatriz Gutiérrez Muller, esposa de nuestro ínclito presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador y como quien dice vino a jugar a la escuelita para presentarnos el programa denominado Fandango para la Lectura y entre las múltiples lecciones aprendidas habrá que rescatar las siguientes:

Que Jerez no es un pueblo omiso y desentendido ante los actos de corte cultural que convoca el Ayuntamiento y el Gobierno del Estado, puesto que el evento estuvo atiborrado, según se ve en el video que publicó este mismo medio de comunicación.

Que como buena maestra, la doctora Gutiérrez Muller dio lectura a una poesía y después invitó a leer poemas de nuestro insigne bardo Ramón López Velarde, tan vigente aún hoy día, al mismísimo gobernador Alejandro Tello Cristerna y al alcalde de Jerez, Antonio Aceves Sánchez, contando como invitado de honor al director del Instituto Zacatecano de Cultura, maestro Alfonso Vázquez Sosa, donde quedó demostrado que leer poesía no es un acto cotidiano de extrema facilidad y más aún, que leer con atingencia a Ramón López Velarde requiere de una preparación extrema para que la audiencia pueda transitar entre la magia descriptiva del poeta. Tan difícil es esta disciplina que algunos hasta se persignan antes de hacerlo, no es “enchílame otra”.

Invitó la distinguida visitante a emprender una jornada nacional como la que hace casi un siglo impulsó José Vasconcelos, para alfabetizar nuevamente al país, porque, no está usted para saberlo ni yo para contarlo, estamos viviendo una etapa de analfabetismo funcional de casi el cien por ciento de la población de este sufrido y semi analfabeto país. Insistió mucho la doctora en promover la lectura entre los niños, pero, ¡oh sorpresa…!

Hizo hincapié que la mejor manera de enseñar a leer a los niños y crear en ellos el hábito de lectura es a través del ejemplo que los padres puedan heredar a sus hijos. En otras palabras, si los padres no leen, los hijos nunca valorarán esta disciplina.

El nombre de este proyecto: “Fandango para la Lectura”, sugiere que esta actividad formativa y herramienta básica de cualquier signo de conocimiento y cultura, debe tomarse como una actividad festiva, creativa, divertida, graciosa, gratificante entre otras muchas de corte positivo y no una exigencia punitiva para aprobar una materia o un año escolar, o una carrera. Tampoco hay que persignarse antes de hacerlo.

Que este fue un acto cultural y cívico de alto nivel, de gran participación ciudadana desde una plataforma civilizada y de convivencia armónica entre gobernantes y gobernados.

Así que si se va a emprender una nueva forma de vida a través de la lectura, se debe aprender a leer mínimamente para saber de qué está hecho el mundo; y ya de pasadita se puede aprender y enseñar de primera mano sobre cuáles son los derechos de los ciudadanos y sobre todo la obligaciones que cada mexicano debe aprender a respetar.

Desde estas líneas, este escritero manda un mensaje de dolor y condolencias a la familia de un amigo reciente con quien las migas parecían promisorias. Descansa en paz, Rubén Valdez Zamarrón. Que las fuerzas del Universo te sigan guiando.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ