La agonía de IMSS

La agonía de IMSS

En los últimos días los temas obligados a tratar en redes sociales y otros medios de comunicación, son nada más y nada menos que el de los recortes a la salud; la austeridad a la que se ve obligada el IMSS y otras instituciones; la falta de medicamentos y material; el recorte de personal; la renuncia de Germán Martínez al frente del Instituto Mexicano del Seguro Social; y en general todo lo relacionado a la política que impulsa el Presidente de la República en materia de salud; sobre todo en los medios de comunicación se habla de un pánico y una preocupación existente entre la sociedad por la falta de recursos para atender la salud. Toda esta información, se propaga bajo la mirada ambiciosa de algunos detractores de la Cuarta Transformación. Si bien es cierto que el Instituto Mexicano del Seguro Social está atravesando una crisis, hay que decir con toda franqueza que esa agonía no es del pasado primero de diciembre en adelante. Que no le quieran “echar la bolita” al actual gobierno.

La agonía del IMSS es una realidad, no se puede tapar el sol con un solo dedo, pero hay que tener en cuenta que dicha agonía es producto de la falta de atención de administraciones pasadas tanto al sistema de salud como al Instituto. Los pasillos de los hospitales tienen años llenos de pacientes en estado grave, que con urgencia necesitan de atención médica pero esa llega muy tarde o nunca llega; usted no me dejará mentir que la falta de personal en el IMSS es lo que ha provocado que durante años, los derechohabientes no tengan una atención adecuada y oportuna. En cuanto a la falta de medicamentos, ¿desde cuándo el IMSS surte las recetas incompletas y piden al paciente comprar el resto en una farmacia particular?, hagamos memoria y recordemos que una de las principales quejas hacia el IMSS en el gobierno de Peña Nieto, fue la falta de medicamentos. Los derechohabientes tienen años sintiéndose timados por el instituto, ya que a pesar de que aportan siempre sus cuotas para el seguro social, lo que les genera su derecho de seguridad social, estos no pueden enfermarse, porque obtener una cita en el Seguro, es todo un calvario, que al final de cuentas prefieren irse a un médico particular. Los doctores y las enfermeras del Seguro, hacen lo que pueden, con lo que tienen; se las ingenian para sacar adelante su trabajo con el poco material de curación que hay en los hospitales y esto, insisto, tiene más de 12 años que está ocurriendo. La corrupción, que es el cáncer de nuestro país, se incrustó en el Instituto Mexicano del Seguro Social desde hace ya un tiempo; como en muchas otras instituciones. Para muestra, un botón, de los hospitales supuestamente construidos en el sexenio de Peña Nieto, la mitad de ellos está en obra negra y jamás se podrán terminar, no por culpa de la austeridad, sino porque las instalaciones no son seguras, se pueden caer; esto prueba que lo único que pudo haber aprobado esos proyectos es la corrupción. Que raro que apenas hasta ahora, algunos se estén dando cuenta de la crisis que vive el IMSS y es muy cínico que quieran culpar a un gobierno que lleva 5 meses en su ejercicio, del deterioro causado durante más de 12 años de políticas insensibles.

Si la crisis del IMSS lleva más de 12 años ¿Por qué hasta ahora algunos alzan la voz? pareciera ser que la Cuarta Transformación es tan buena que ya empezó a cambiar la forma de pensar de muchos ciudadanos; esos que antes eran agachones, cómplices del gobierno y que nunca se les veía siendo unos críticos de las acciones del Presidente, ahora como por arte de magia descubren lo que durante muchos años estuvo delante de sus ojos y ahora alzan la voz. La verdadera razón de por la cual ahora algunos alzan la voz en una actitud de denuncia y lo cual provoca una campaña de manipulación mediática en contra de AMLO en torno al tema del IMSS, es la negación a terminar con los privilegios de los altos mandos; no comprenden que ya no pueden hacer negocios con las farmacéuticas y demás proveedores; no comprenden que el recurso que existe es para atender la salud de los derechohabientes y no para rodearse de lujos y comodidades; no comprenden que en esta etapa de transformación, más que funcionarios públicos, deben de ser los nuevos héroes de la patria. Durante años de malos manejos en el Instituto no dijeron nada quienes hoy lo hacen, pues las comodidades, los lujos y los privilegios los amordazaban y la impunidad los acompañaba.

Al IMSS no lo va a sacar adelante solamente el Presidente, requiere de la ciudadanía, de los derechohabientes, pero sobre todo de los trabajadores; el Instituto tiene a uno de los sindicatos más fuertes y a un personal de los más entregados, sin duda entre todos se puede hacer que tan noble institución, sea un orgullo para las y los Mexicanos.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ