Hay que atender mejor la violencia que se ejerce contra las mujeres en razón de su sexo

Hay que atender mejor la violencia que se ejerce contra las mujeres en razón de su sexo

En México se vive una auténtica epidemia de violencia, es decir, un fenómeno que tiene raíces eminentemente sociales, y cuya solución o conjunto de soluciones rebasarían, por lo tanto, las “fronteras” del ámbito de la salud. Debe comprenderse que la violencia de género, y particularmente la violencia que se ejerce contra las mujeres en razón de su sexo, es compleja y multidimensional, pero que aún en esa condición tiene expresiones territoriales que obedecen a ciertas tendencias en las cuales se puede saber que hay una relación estadística muy fuerte entre distintas formas y manifestaciones de violencia.

Lo primero que debe destacarse en este tema es que la violencia contra las mujeres, que llega a concretarse en hechos delictivos es generalizada en todo el territorio nacional; no hay alguna entidad del país en la que pueda decirse que se está en ruta de solucionar la problemática, y que se están modificando las condiciones estructurales que la generan. El segundo tema que debe dejarse claro es que se afirma en distintos espacios que la violencia intrafamiliar y, en general, la violencia de género tiene su origen en la pobreza y la marginación; sin embargo, el análisis realizado por México Social no ha encontrado evidencia estadística que confirme tal afirmación.

Los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, relativos al mes de enero del 2019, muestran que ese mes ha sido el más violento de los últimos 30 años; lo cual implica una cantidad muy alta de delitos sexuales, pero también de delitos contra la familia. Así, respecto del delito de violación simple y equiparada, los datos oficiales muestran que el mes de enero de este año llegaron al Ministerio Público mil 177 casos de víctimas de violación simple y violación equiparada. Por el delito de Violencia Familiar, se tienen 13 mil 398 víctimas de este delito. En el caso del delito de abuso sexual, se tiene en las Procuradurías de los estados de la República un registro de mil 569 casos. Por su parte, en el caso de los delitos relativos al incumplimiento de responsabilidades de asistencia familiar, de los cuales se tiene un registro de mil 768 casos para el mes de enero del 2019.

Una problemática tan severa como la señalada implica llevar a cabo un análisis de mayores alcances para determinar qué es lo que explica, al menos de manera parcial, el fenómeno de la violencia generalizada contra las mujeres.

Así, al llevar a cabo un análisis de correlación y regresión respecto de la violación simple y equiparada, respecto de la violencia intrafamiliar, lo que se tiene es un coeficiente muy alto de asociación estadística entre ambas variables, la cual se ubica en un indicador de .981, en una escala de 0 a 1, donde un valor cercano a uno implica una asociación total entre ambas variables, es decir, en ese caso, se estaría hablando prácticamente del mismo fenómeno.

Lo mismo ocurre respecto de todas las variables relacionadas con los delitos sexuales y los delitos contra la familia, lo cual permite plantear, al menos de manera preliminar, que la violencia contra las mujeres depende, más allá de los recursos económicos o condición de pobreza, con atavismos culturales como el machismo y la misoginia.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ