El patrimonio arqueológico en Zacatecas a 80 años del INAH

El patrimonio arqueológico en Zacatecas a 80 años del INAH
Zona Arqueológica de Alta Vista, Chalchihuites. Foto de Juan Carlos Basabe-C. INAH, Zac.

La Gualdra 372 / Arqueología / Ollin: Memoria en movimiento

 

 

 

 

 

Hace 80 años que se creó el Instituto Nacional de Antropología e Historia para la investigación, protección, conservación y difusión del patrimonio cultural de México. De esta manera los sitios arqueológicos existentes en el territorio nacional han quedado bajo su resguardo, de los cuales hasta diciembre del 2018 se tiene un registro de 52,438 distribuidos por todo el país, y de acuerdo con la Dirección de Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicas del INAH, se clasifican en:

  • Paleontológicos, los cuales corresponden a fósiles (trilobites, amonites), restos de dinosaurios (fauna del Jurásico, Cretácico y Triásico), restos de mamut, mastodontes, gonfoterios (fauna pleistocena), entre otros.
  • Concentraciones de herramientas de piedra o fragmentos cerámicos, los cuales aluden a la presencia de una actividad humana en un espacio determinado.
  • Sitios con Manifestaciones Rupestres, es decir, pintura o grabado sobre superficies rocosas.
  • Sitios con restos de estructuras arquitectónicas, donde se aprecian cimientos de casas domésticas, plataformas, pirámides, plazas o zonas palaciegas.

Para lograr comprender a través de estos objetos, el Instituto Nacional de Antropología e Historia, ha realizado esfuerzos para su identificación, protección y conservación; para ello se han creado proyectos enfocados en el conocimiento y el registro de estos testimonios. Sin embargo, estos vestigios a su vez están expuestos a su destrucción por factores naturales y antrópicos, los cuales es necesario identificar para la implementación de medidas adecuadas para preservar estos testimonios del pasado.

En el caso de Zacatecas, se cuenta con un registro de 435 sitios arqueológicos, 275 sitios con estructuras, 98 sin estructuras, 8 yacimientos, 43 de pintura y pirograbado, 15 paleontológicos entre otros. Los cuales son monitoreados gracias a ciudadanos comprometidos en la preservación de su patrimonio arqueológico quienes informan al Centro INAH Zacatecas para que los arqueólogos acudan a atenderlos. Se cuenta con registros de varios sitios paleontológicos en Sombrerete, Fresnillo, Calera, Guadalupe, Villa Hidalgo, y Juchipila, correspondiendo principalmente a restos de mamut, aunque también hay evidencias de caballos y tortugas. Las concentraciones de material arqueológico se distribuyen por todo el territorio zacatecano, como testimonio de sus distintas actividades. Las manifestaciones rupestres se han detectado en Chalchihuites, Sombrerete, Fresnillo, Zacatecas, Guadalupe, Ojocaliente, Pinos, Villa García, Ciudad Cuauhtémoc, Nochistlán, Apozol, Momax, Monte Escobedo y Valparaíso. En lo que corresponde a los sitios con estructuras arquitectónicas, hasta el momento son frecuentes en los municipios en torno a las estribaciones de la Sierra Madre Occidental y sureste zacatecano.

De los sitios arqueológicos emblemáticos en el país, actualmente se tienen abiertos al público 192, como son Teotihuacán en el Estado de México, Chichen Itzá en Yucatán, El Tajín en Veracruz, Tzintzuntzan en Michoacán, Paquimé en Chihuahua, sólo por mencionar algunos. Este número también incluye el sitio de Rincón Colorado en el municipio de General Cepeda, Coahuila, el cual destaca por ser el primer sitio donde se pueden observar vestigios paleontológicos, como lo son fósiles de hadrosaurios, en su contexto, así como de algunos insectos.

El importante patrimonio arqueológico existente en Zacatecas ha sido atendido por el INAH desde su creación hasta la actualidad, a pesar de que las oficinas de la delegación en Zacatecas se establecieron en la década de los años setentas. Lo anterior también ha sido posible a la colaboración del Gobierno del Estado de Zacatecas quien ha participado en el rescate de los sitios arqueológicos logrando su conservación, equipamiento y apertura. También hay que destacar el interés de los propios zacatecanos, quienes de manera individual o a través de asociaciones se han acercado al INAH para buscar la estrategia de protección de los sitios arqueológicos. Aún quedan varios temas pendientes, como son las colecciones arqueológicas en manos de particulares o museos comunitarios, las implicaciones jurídicas en materia del patrimonio arqueológico, la aplicación de nuevas tecnologías para la investigación y conservación así como los medios de difusión de estos temas. Sin duda alguna el conservar nuestra memoria histórica es una tarea que nos incluye a todos, que desde nuestra trinchera y de manera coordinada podremos conservarlo para el disfrute de las siguientes generaciones.

 

 

* Sección de Arqueología. Centro INAH Zacatecas.

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_372

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ