La amnesia política

La amnesia política

En días pasados concluimos un año más de vida, de la misma manera, por lógica deducimos, nos queda un año menos de vida, en esa tónica empezamos con las cuentas regresivas, contando días y restando meses, para el próximo puente, el cumpleaños, las vacaciones, la semana cultural , la feria de jerez, los puentes de mayo, de nuevo las vacaciones, la reliquia, la boda, el regreso a clases, la feria, el grito de independencia, el día de muertos, las noches mexicanas, la navidad y ¿Cómo? ¿Ya llegamos a diciembre otra vez? Bueno, antes de llegar otra vez a diciembre falta terminar enero.

En ese proceso estamos, en la suma de días y la resta de los meses, los políticos no se van tan lejos, ellos están en la cuenta regresiva contando y restando los meses, semanas, días, horas y minutos para el día 0. En política el día 0 es el de la elección, la tan anhelada elección presidencial, 1 de julio del 2018 tendremos 10 horas para ejercer un derecho indiscreto y prisionero de partidos.
Las ganas de beber un poco de café, de esas veces donde la nostalgia te invade y empiezas a recordar aquellos ya viejos tiempos, me vino a la memoria el año 2000 cuando mi señora madre me hablaba de la sucesión presidencial, esa donde estaba por tercera vez el heredero del General Cárdenas, de nombre Cuauhtémoc, nuestro ex presidente Fox, y un desganado y aflojerado candidato que lleva por apellido Labastida, vaya que causaba cierta risa su apellido, por el sobrenombre que le puso el entonces candidato de la alianza PAN-PVEM, que espero muchos recuerden en estas líneas. En ese entonces me hablaba de Zedillo, de Salinas de Gortari y me pintaba como un gran hombre al QEPD Luis Donaldo Colosio Murrieta el mismo que decía ella era un “visionario”, al día de hoy muchos dirán al final “Priista”.
Por aquellos años me decía “ese señor de las botas, va a ser nuestro próximo presidente” y mencionaba a VICENTE FOX QUESADA, por la alianza PAN-PVEM y recuerdo como si hubiese sido ayer, cuando para todo, la gente decía “hoy, hoy, hoy”.

Que tomada de pelo nos dio ese señor, con su férrea defensa “hoy, hoy, hoy” que pa´ pronto nos embarcó en una caída al precipicio, error de novatos, creer que el país es una empresa y más cuando la empresa (país) viene de una bancarrota total, o que, ya nadie recuerda el FOBAPROA y los 30 mil pesos que debíamos cada mexicano en ese entonces, ese rescate donde el ESTADO MEXICANO salió cual “chapulín colorado” a decirnos “Que no panda el cúnico” vamos a rescatar a la banca, si la misma que años después en el sexenio de VICENTE FOX se vendió a los bancos transnacionales en miles de millones de dólares y que los dueños no pagaron un solo centavo de impuestos por la venta. ¡Total! como comentaba, tomada de pelo del entonces presidente Vicente Fox Quesada.

Me viene a la memoria otro suceso poco, muy poco recordado “EL ERROR DE DICIEMBRE” Casi, casi como regalo de navidad o adelanto de aguinaldo.
¿Lo recuerdan? Ese donde mágicamente los 1000 VIEJOS PESOS se hicieron 1 NUEVO PESO, curioso suceso, que pocos recuerdan como si hubiese sido hace 23 años, en el brinco de los 24 ¿Cuantos de sus hijos o ustedes mismos tienen esa edad? Y ¿A poco no recuerdan la hora, día, mes y año de su nacimiento? ¿Estamos o nos hacemos? o quizás nos ataca la prima del alemán, la AMNESIA.
La amnesia es la pérdida parcial o completa de la memoria. En términos médicos, es un trastorno del funcionamiento de la memoria durante el cual el individuo es incapaz de conservar o recuperar información almacenada con anterioridad.
La amnesia política es esa que a mi madre como a la de todos e incluso a nosotros mismos nos ha atacado casi por inercia cada 3 o 6 años, difícilmente creíble que sigamos cayendo en los mismos errores, a veces empiezo a creer que no es casualidad que digan que el mexicano es el único ser humano que tropieza 2 veces con la misma piedra, inclusive en mi análisis, le agregaría que somos tan pero tan sui-generis, que somos capaces de que estando en el suelo con la piedra a lado, la abrazamos y hasta beso le damos.
Recordemos lo que nos han hecho y que muy probable nos hagan otra vez.

Van a mover a México, las preguntas serían ¿Cuándo? Y la más preocupante ¿A dónde?
Para este tipo de AMNESIA no hay receta médica para solucionar el problema, sin embargo les recomendare un refresco y no, no es el refresco del presidente el “light” y menos el de “su propiedad”. El que les voy a recomendar es el REFRESCO DE MEMORIA, anden denle un sorbo, al cabo con un clic pueden beber y recordar un poco de lo dolosamente olvidado, preterintencionalmente borrado y culposamente aceptado.

Ánimaaaaasss!!

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ