De cómo perder una amistad

De cómo perder una amistad

La Gualdra 317 / Río de palabras

 

El cirujano se asomó al pasillo para olisquear un poco de aire fresco. Una extracción de bala en el vientre de un muchacho lo había ocupado más allá del tiempo requerido. Observó que venía caminando y con ropas de civil, un colega.

–Échame la mano por esta vez.

–No friegues –respondió el médico colega–. Quedé con la familia de llevarlos al cine.

–Ahora tú, mañana yo. Además, no creo que un ligero retraso tuyo los incomode.

Minutos después la jefa de las enfermeras le entregó al médico colega un uniforme quirúrgico. Tras ponérselo, entró al quirófano y procedió a suturar el vientre del delincuente. Entre broma y broma de los dos, el médico colega se pinchó el dedo.

–¡Cabrón! –terció–, ¡ten más cuidado!

–Tranquilo, no pasa nada.

–Tú qué sabes de este paciente.

Para no tener dudas, el cirujano revisó una vez más el historial clínico. Leyó algo que tal vez no miró con delicadeza la primera vez: VIH.

Al poco rato el médico colega salió apresuradamente del quirófano. Buscó un asiento en el pasillo. Unos segundos sería alcanzado por su amigo, el cirujano. Quería reconfortarlo, decirle algo a su favor. No encontró las palabras precisas.

Lo cierto es que así fue como se perdió una amistad.

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_20gualdra-317

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ