¿Candil de la calle u oscuridad en la casa?

¿Candil de la calle u oscuridad en la casa?

En efecto, las Universidades Públicas, como bien señaló Pedro Martínez Arteaga, Secretario General del SPAUAZ, a Alfredo Valadez, hace semana y media, “atraviesan un momento muy peligroso”. Su percepción de peligro sigue en el ambiente y no desaparece porque el trato de las autoridades federales para resolver lo relativo a las prestaciones del personal académico aún consiste en no quererse dar por enterado de los riesgos para la UAZ de seguir con una política; cuyos actuales límites, la autoridad federal quiere mostrar como inamovibles y semejante tozudez podrá generar, sucesos y acciones a realizar por los académicos, con un carácter extremo, al que se puede recurrir en última instancia como convocatoria al pueblo y sociedad, a quienes la UAZ sirve desde hace ya casi 50 años, como UAZ, anclada en la academia y movida por el accionar, magisterial y estudiantil, desde que Francisco García Salinas la creó como opción formativa, bajo el hálito liberal y científico, además de su proclividad a las artes.

¿A quién puede interesar o beneficiar, el provocar o precipitar una situación de volatilidad universitaria, casi en pleno inicio de la suspensión o pausa navideña? Por supuesto, universitarios y pueblo de Zacatecas, y México, han visto la ocurrencia de desastres, de sencillos a graves, en cuanto a las afectaciones humanas, sociales y culturales, a las que se supone son atendidas, con atingencia, por parte del Gobierno Federal y los correspondientes, Estatales, según sea el caso. Todo eso abrió para Peña Nieto, Presidente de la República, la oportunidad de generar simpatías o verdaderos respaldos, siempre y cuando, cumpliera con el trabajo presidencial, como debe. De hacerlo bien, ¿la respuesta ciudadana incrementaría su favor en las urnas, a él y a su partido, el PRI?

Como sea, nada le favorece que sus subordinados jueguen, con recursos públicos, al gato y al ratón, con algunas Universidades de provincia, como la UAZ; en lugar de darse a atender sus problemas, sin la idea de ofrecer o regatear “parches”, sino entrarle a hacer pactos de futuro para trabajar y desenvolverse con buena parte de los universitarios de provincia, sin vivir la zozobra: si llegará o no, la quincena. Malo, si los operadores del Secretario Bruno, lo hicieren esa manera, en lenguaje popular, “rascuache”, “regatón”, y no mediante la contribución institucional normal de recursos que serán inversión académica, para generar, no otra cosa, que avance o desarrollo académico y cultural, y no como pilón ciudadano, sino como algo esencial, cultural y democrático en la UAZ.
Eso se verá en todo el Estado de Zacatecas, igual: si se decide ir por lo rascuache, pobre Peña Nieto, le tocará cargar con la negatividad política que implica dar un trato déspota a la UAZ.

Nuestro Rector, sin ser César, ni mucho menos, ya pintó su raya, en latín sería: “Alea Jacta Est”, cuando se lanza a las Galias. Para él, sin ser César, la suerte está echada y se autopropuso para realizar una huelga de hambre, ante una hoy eventual retención u omisión de entregar y liberar, los Gobiernos, los recursos necesarios para cerrar el año. Caso contrario, darían a entender que la oferta para los universitarios de Zacatecas, será más de muerte (académica y política de la UAZ) que de impulso a la vida intelectual y cultural que ofrecen a los zacatecanos, sean oriundos o no.
No es cosa de risa, lo demostraron hace meses los huelguistas de hambre, a las puertas del Teatro Fernando Calderón, en cuya escalinata ya hubo otra huelga de hambre de un universitario, el Dr. García Zamora. Esperemos que Antonio Guzmán Fernández no tenga que llegar a eso, sino más bien prosperen sus esfuerzos y fluyan los recursos necesarios para el cierre de año.
Por supuesto, mientras tanto, el Rector seguirá insistiendo en gestionar los recursos ante las autoridades correspondientes; ya se verá, cuál será el momento adecuado para pasar de la solicitud y espera de los profesores, a la exigencia a su organización gremial para definir, dosificar y escalar una lucha universitaria, global, que arranque los recursos económicos, ordinarios o extraordinarios, suficientes y necesarios para cubrir las demandas y exigencias de los académicos y trabajadores, quienes ya están en guardia para saber si las instituciones federales y estatales cumplen o no, sus compromisos de diciembre, el período navideño y el de fin de año. La pausa académica, se aproxima y el momento de hacer las remuneraciones correspondientes, también.

O cuál es la consistencia de aseverar, Nuño Mayer, Secretario de Educación de México, ante la 39 conferencia general de la UNESCO, que se celebra en París, lo siguiente: “México cree profundamente en la fuerza de la educación; México aspira, a través de la educación, a ser una gran potencia en el Siglo XXI”. (¿Buena señal o su discurso será, “candil de la calle y oscuridad en la casa”?)

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ