Nuestro compromiso es su seguridad

Nuestro compromiso es su seguridad

Si ustedes visitan las instalaciones de la Policía Estatal de Zacatecas, se darán cuenta que sus bardas están pintadas con la leyenda “Nuestro Compromiso es su Seguridad”. Pareciera ser que en estos tiempos donde no sabemos quiénes son los buenos y quiénes los malos, los ciudadanos necesitamos un recordatorio sobre las funciones que deberían de desempeñar los cuerpos policiacos. Sería aún más preocupante que ese recordatorio fuera para la misma policía, quien ante la falta de una reforma que les permita actuar de manera adecuada ha perdido el rumbo sobre las labores que tiene que desempeñar. Existe una tercera posibilidad, que esta propaganda trate de disuadir a los ciudadanos; “en verdad nos preocupamos, aunque no nos ocupemos”.

Sabemos que ese tipo de mensajes en bardas, si bien dan trabajo a alguna empresa encargada de pintarla, de poco sirven para aminorar el miedo a la inseguridad. En Zacatecas, el tema que generó más preocupación a la población durante 2016 fue la inseguridad. Aunque esta tendencia no es nueva, parece ser que entre la población Zacatecana el miedo a la inseguridad ha venido en aumento. Basta con revisar los titulares de los periódicos locales para darnos cuenta que poco a poco los homicidios en el Estado han ido escalando. Ante esta situación, quien comanda el ejecutivo del Estado, anunció un nuevo plan de seguridad en donde se resalta que habrá más rondines de policías, un módulo de canje de armas y la instalación de cámaras de seguridad. Desglosemos esta idea punto por punto.

La primera pregunta que tenemos que hacernos es con base en que información ampliarán los rondines de policía. De poco servirá aumentar las vueltas que los elementos dan al centro de la ciudad si no se tiene bien focalizado en que horarios, en que zonas y dentro de cuales grupos se buscará prevenir el delito. Aumentar la intensidad del patrullaje tiene sentido siempre y cuando se cuente con la inteligencia necesaria y los elementos realmente cumplan con su función, de otra manera solamente se gastará más en gasolina.

El canje de armas es una buena iniciativa siempre y cuando se haga con cuidado. Si pensamos que en los últimos años los hogares en México han decidido armarse más para protegerse de la delincuencia, resultará fundamental presentar los incentivos necesarios para que se deshagan de sus nuevas armas. Es decir, este canje de armas tiene que ir acompañado por campañas donde se explique el riesgo de tener una y en donde quede en evidencia que el portarla no genera mayor seguridad. De hecho, estudios revelan que cuando el atacado tiene un arma en su poder, la probabilidad de que pierda la vida aumenta. Finalmente, se debe de considerar que muchas armas fueron adquiridas de manera ilegal. Se tiene que garantizar que las armas que se obtengan podrán servir como elementos para desarticular las mafias que las proporcionan y al mismo tiempo proteger a quienes las entregan. ¿Puede la policía con esta tarea?

La última estrategia, las cámaras de seguridad, es probablemente la más usada dentro de las estrategias de prevención situacional del delito. Existen casos como Londres, donde los sistemas de vigilancia (CCTV) han probado ser efectivos. Sin embargo, se trata de iniciativas donde las cámaras son solamente un eslabón dentro de una estrategia de mayor envergadura. Si bien las cámaras por si mismas tienen un efecto disuasivo en los delincuentes se necesita que la información que capten pueda ser procesada por elementos capacitados que logren, en tiempo real preferentemente, captar los incidentes delictivos.

En resumen, estos tres puntos de la estrategia propuesta por el Gobernador Tello pueden funcionar siempre y cuando se cumplan ciertas condiciones básicas. Además, estas estrategias necesitan ser acompañadas de un punto fundamental que no ha recibido tanta importancia; la correcta capacitación de la policía estatal. Con la paulatina implementación del mando único, se requiere tener una policía estatal más capacitada que antes para enfrentar los retos de seguridad que presentarán los municipios. Se requiere que los recursos provenientes del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública realmente lleguen a donde tienen que llegar y no sean utilizados en capacitaciones primitivas que no dotan a los policías con las herramientas necesarias.

En su libro, Palabras Mayores, Luis Spota plasmó una de las máximas de la política mexicana; no solo hay que poner el huevo sino cacarearlo. Eso resulta no tan perjudicial cuando realmente se pone el huevo, el problema es cuando no se pone y se cacarea. El tratar de crear una política de seguridad a través de anuncios deslumbrantes, bardas pintadas o conferencias de prensa es altamente peligroso. Si realmente se realizan acciones concretas, oportunas y adecuadas no será necesario cacarear nada, la acción de aumentar la seguridad hablará por si sola. ■

 

@rmuguerza

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ