El liderazgo femenino en el desarrollo económico y social

El liderazgo femenino en el desarrollo económico y social

La división del trabajo ocasionó que las mujeres fueran relegadas al ámbito del hogar. No obstante, el desarrollo económico a nivel mundial y las luchas de muchas mujeres por participar en el entorno laboral motivaron que las empresas, organizaciones y gobiernos de todo el mundo incorporaran a las mujeres en las distintas áreas de la producción, la administración y los servicios.

Sin embargo, debido sobre todo a mitos infundados y a la predominancia de los hombres en cargos administrativos y de gestión, el desarrollo profesional y personal de las mujeres que desean acceder a puestos de liderazgo se ha visto obstaculizado, no obstante que distintos estudios demuestran que la forma en la que las mujeres lideran un empresa o cualquier tipo de organización se corresponde más con los nuevos modelos económicos que están surgiendo en todo el mundo.

Judy Rosener explica en un artículo publicado en la Harvard Business Review que el liderazgo que ejecutan las mujeres tiene un carácter interactivo, porque las mujeres trabajan para hacer que sus interacciones con sus subordinados sean positivas para todos. Según Rosener, las mujeres permiten que los empleados que tienen bajo su responsabilidad contribuyan y se sientan empoderados, con el fin de establecer una relación en la que tanto la organización como sus trabajadores consigan sus objetivos.

Dentro de una empresa, una oficina gubernamental o cualquier otro tipo de organización, las mujeres incentivan la participación, procuran que las personas se sientan parte de un todo. Alentar a todos los trabajadores o miembros de un equipo a que formen parte de cada una de las etapas establecidas para conseguir un objetivo es una de las formas en las que las mujeres han demostrado que la inclusión forma una parte central en sus prácticas de liderazgo.

Además, las mujeres van más allá de aquella frase que dice que “la información es poder”. Para ellas, la relación entre un líder y sus seguidores o sus subordinados implica que la comunicación debe fluir en ambos sentidos. Según el artículo de Rosener, las mujeres son más dadas a compartir tanto el poder como la información y a delegar muchas decisiones en pos de construir una relación de confianza con todos los involucrados en la organización.

Estas prácticas del liderazgo interactivo propio de las mujeres producen un espectro de bienestar que puede influir incluso en el desarrollo económico y social de una comunidad, un estado, una región o de todo un país. Las mujeres son elementos fundamentales en la reconstrucción del tejido social y productivo de la colectividad, debido a que fomentan que todos sus miembros se sientan parte de un objetivo común y a que transmiten el entusiasmo de trabajar en equipo por lograr este objetivo.

El liderazgo interactivo que llevan a cabo las mujeres es más solidario y cooperativo, debido a que la mayoría de las veces no sólo busca el interés político o económico. Una sociedad y una economía que buscan el bienestar de las personas por encima de los beneficios individuales no pueden funcionar si las mujeres no toman un papel predominante en la toma de decisiones y en la participación social. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ