El ocaso del proceso

El ocaso del proceso

Esta vez no podía ser la excepción, apenas faltando unos cuantos días para que culmine el proceso electoral de 2016, es la oportunidad ideal para hablar del mismo; es necesario aprovechar el último domingo antes de la elección para vaticinar un poco sobre lo que acontece en nuestro estado, sobre todo, para ver cómo van las cosas y los ánimos, y también, para ver cuál es escenario que se nos presenta a los zacatecanos.

Cuando tuve la oportunidad de escribir en este espacio, me prometí una cosa, nunca perder la objetividad y sobre todo, mantener mis pasiones alejadas en la medida de lo posible de la realidad que pasa en el entorno. Así pues, es necesario abundar mas en el tema de las elecciones, este proceso en el cual salen los mas animales instintos de quienes jugamos de parte de tal o cual equipo, también, y en este episodio en particular, no abonar a la mala política que es toda aquella que permite libre tránsito a las pretensiones pueriles, pretensiones de espacios y defensión de tierra santa, antes que lo que debiera ser lo principal, que es sin lugar a dudas el bienestar del pueblo de Zacatecas.

No pretendo caer en lugares comunes, menos en retorica sencilla, pero es necesario decir que el fin de un proceso electoral en el mas elemental sentido democrático es, que el pueblo, la gente o la sociedad, elijan a sus gobernantes en un entorno de propuesta y no de encono, de desconcierto, de división y sobre todo de intereses particulares; pareciera pues, que en el caso que nos ocupa no será desgraciadamente, la bien aventura la que sucederá en el proceso que se desarrollara en los próximos días.

Por primera vez Zacatecas en la historia de sus elecciones, hasta donde tengo memoria, se jugará una elección cerrada, representada por poderes establecidos y faticos, incluso parte de la geopolítica nacional, no hay precedente del cual se puedan sacar argumentos para escribir que por primera vez, al centro le interesa el estado. Las cosas se han complicado para los partidos, la indiferencia de la gente ha sorprendido a todos, el margen de abstencionismo sigue siendo muy alto y aún siendo una elección local donde se decide el próximo gobernador, la sociedad se manifiesta inconforme, aletargada, sus segmentos poblacionales más importantes no se han dejado seducir en su mayoría por los el canto de las sirenas de los partidos, se pronostica como lo he comentado en anteriores ocasiones, de baja participación y será al final, una elección de estructuras, aunque de eso quisiera escribir más adelante. También he cambiado mi percepción sobre los tres tercios, al principio un servidor creía que por las características de los contendientes, por los resultados de quienes gobiernan, por las propuestas opositoras y por los perfiles de quienes representar a la oposición, la contienda se dividiría en tres y en una especie de fenómeno de voto útil y de segunda vuelta imaginaria y que el colectivo pudiese decidir quién gobernaría.

Aunque el principio es el mismo, debo decir que el candidato de la alianza que encabeza el PRD, se ha desfondado, no ha cumplido con las expectativas que debiese cumplir un partido que apenas hace seis años defendía el gobierno y su superioridad democrática, con la representación del trasnochado Antonio Mejía Haro, aquellos entonces no solo son lejanos, sino paradójicos, el mismo de quien escribo, hoy está defendiendo a quienes fueron sus verdugos, es sin lugar a dudas y como muchos lo dicen, el fenómeno de Estocolmo en Zacatecas.

En fin, las cosas están avanzadas, el proceso está en su ocaso temporalmente pero también en su clímax, se han agrupado quienes por ADN jamás serian compatibles, pero esto es política y la política rancia da para eso y para mucho más.

En resumidas cuentas, a estas alturas del partido solo quedan dos punteros, o dos opciones, haciendo cumplir mi palabra, no seré yo quien los califique pero es mi obligación por lo menos revelar sus nombres y un  futurista y a corto plazo escenario.

Zacatecas es preponderante a nivel nacional por que se juega la única posibilidad de Morena de llegar a la gubernatura de alguno de los estados, es más, doble reto, el hermano del otrora candidato de las izquierdas AMLO, ósea David Monreal, puede catapultar a su hermano a la franca candidatura a gobernar la Ciudad de México, sin embargo es necesario saber que representa esto para los Zacatecanos, y en esas cosas del espejismo, desde los aztecas somos expertos. Sostengo que Morena no es Monreal, ni David es Ricardo, tampoco coincido en que nuestro estado sea el conejillo de indias para saber si la fusión de los caciques y de los caudillos da resultado.

Creo sin temor a equivocarme que la semana que inicia, traerá sorpresas, buenas y malas y aún así, los zacatecanos saldremos adelante. Es una obligación votar, después, por quién votar y después, asumir las consecuencias del voto.

Que no se radicalice la sociedad, que no se amplíe espectro de las diferencias, que no haya más violencia y que de ser necesario no se judicialice el proceso, solo por judicializarlo.■

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ