El Museo Internacional del Barroco

El Museo Internacional del Barroco

Gracias a la sugerencia de una querida amiga que asistió el pasado 4 de febrero a la inauguración del polémico Museo Internacional del Barroco, me dirigí a Puebla para visitar este recinto. El proyecto museístico inició en 2012 y estuvo formado por un riguroso grupo de especialistas, entre museólogos, curadores, investigadores, museógrafos, comunicadores visuales, diseñadores gráficos, entre otros. Así también desde su comienzo fue muy criticado porque parecía muy ambicioso presentar un concepto internacional sobre una de las épocas artísticas que ha marcado la historia de Occidente y que fue el Barroco.

Varios investigadores reconocidos de distintas instituciones vinculadas con la historia del arte, se agruparon para extender de manera pormenorizada su desacuerdo con el proyecto, el cual se argumentaba tenía un guión débil, poca obra en exhibición y un exceso de herramientas multimedia. Lo anterior aunado a la profunda crítica acerca del diseño arquitectónico que estuvo a cargo del japonés Toyo Ito.

Sin embargo, desde que ingresé, la arquitectura me envolvió, los muros altos y blancos se imponen y hacen desear ir más allá. Primero visité la exposición temporal Tornaviaje, la Nao de China y el Barroco en México, 1565-1815 con un espectacular umbral en el que se ve una réplica a escala del siglo XVIII, de un galeón proveniente de la colección del Museo Histórico Fuerte de San Diego que se encuentra en Acapulco.

MIB5 MIB6 MIB7 MIB8 MIB9 MIB10

La selección de piezas fue de lo más atinada, la mayoría de los objetos es de colecciones particulares, del Archivo de Indias, de museos navales europeos y principalmente del Museo Franz Mayer que tiene uno de los acervos más ricos de artes decorativas en México y que prestó una gran cantidad de piezas que normalmente están en la bodega de aquel museo. La museografía atrae a cualquier tipo de público, con mamparas que simulan la silueta de un galeón y con cédulas que muestran el intercambio económico y cultural que provocó el descubrimiento del tornaviaje.

A continuación cuando finalicé mi recorrido por la exposición temporal, amablemente el personal de custodia me indicó la sala de video introductorio a la exhibición permanente. Éste es un gran salón circular con tres pantallas colocadas de forma hemicíclica y con una sorprendente pantalla que asemeja bóveda. El video de cuatro minutos enarbola y pone en alto la arquitectura barroca poblana que, según el guión propuesto, está a la par de las grandes obras maestras de la arquitectura italiana y portuguesa. Los visitantes, con los sentidos extasiados y sensibilizados por la puesta en escena del video introductorio, comienzan su recorrido por la colección permanente.

El museo se divide en siete núcleos temáticos, con títulos tan atractivos como: El mundo como escenario, Puebla de los Ángeles, El sentimiento barroco, El nuevo orden de los tiempos, Las alegorías del saber, Deleitar y conmover, y Artificios del oído. El guión desmenuza distintos géneros del barroco como lo son la arquitectura, las letras, la pintura y la escultura, el teatro, la vestimenta, las artes decorativas, la música, e incluso la ciencia.

El discurso y la propuesta museográfica son incluyentes, atienden a las distintas capacidades de los visitantes. En congruencia con lo anterior, puedo imaginar que los museólogos tuvieron que basarse en la teoría de las inteligencias múltiples de Gadamer, para poder idear un concepto incluyente. Esta teoría plantea que todos tenemos distintas habilidades; mientras unas personas pueden ser lingüístico verbales, otras son lógico matemáticas, espaciales, musicales, cinestésicas, por mencionar algunas.

El abuso de las ya no tan nuevas tecnologías, no me parece ni siquiera cercano. Creo que hay un justo equilibrio entre la obra artística e histórica, la información a manera de mapas mentales e infografías que se le proporcionan al visitante, y lo atractivo de algunos elementos multimedia que enriquecen la visita de los distintos tipos de públicos.

Espirales, curvas, movimiento, ritmo y formas que simulan la proporción aurea, son algunas características de la arquitectura, que sin necesidad de la señalética que está puesta al inicio de cada nuevo núcleo temático, van guiando al visitante por las salas. Los puntos de descanso convergen en un gran patio central con una fuente que en el centro simula un remolino y que le proporciona al público, momentos de paz para regresar a extasiarse del barroco europeo y novohispano.

Tras recorrer la sala lúdica con material didáctico para jugar a ser curador o simplemente armar rompecabezas barrocos, finalmente el deleite de la visita concluyó con una copa de vino y un platillo vegano del restaurante que se encuentra en la planta alta y que se llama Barroco.

 

* Curadora.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ