Gobierno de Colombia suspende visitas de delegados de las FARC

Gobierno de Colombia suspende visitas de delegados de las FARC
Integrantes de las FARC en la villa de El Conejo, La Guajira, Colombia, on February 18, 2016, durante un acto público en el que partició el comandante la guerrilla Iván Márquez, Jesus Santrich y Joaquín Gómez. Foto: AFP

Bogotá. El gobierno colombiano anunció este jueves la suspensión de las visitas de los negociadores de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en La Habana a sus campamentos en Colombia.

Así lo informó Humberto De la Calle, jefe del equipo negociador del gobierno en el proceso de paz con la guerrilla, luego de que en la jornada se conoció que varios de los delegados del grupo rebelde viajaron desde Cuba a Colombia y participaron con hombres armados en un acto público en un remoto poblado de la costa Caribe del país.

“Por instrucciones del presidente de la república (Juan Manuel Santos), las visitas de los delegados de las FARC a sus campamentos (en Colombia) para hacer pedagogía sobre los acuerdos (de paz) quedan suspendidas”, aseguró De la Calle en una declaración a la prensa en la Casa de Nariño o sede de gobierno.

De acuerdo con el funcionario, el gobierno les ha pedido al Comité Internacional de la Cruz Roja y a los países garantes del proceso de paz, Cuba y Noruega, que adelanten las gestiones para que la delegación encabezada por Iván Márquez regrese a La Habana lo antes posible.

De la Calle explicó que desde el año pasado, en unas cinco oportunidades y con el visto bueno del Ejecutivo, delegados de las FARC en la capital cubana viajaron a Colombia para explicarles a sus guerrilleros los alcances de las negociaciones.

Pero, según dijo, “en la última visita (a Colombia), el grupo, encabezado por Iván Márquez, ha violado las reglas de juego acordadas de no tener trato con la población civil y mucho menos participar con hombres uniformados y armados en un evento público con la comunidad” en un corregimiento del municipio de Fonseca, en el departamento de La Guajira, en el norte colombiano y en la frontera con Venezuela.

Márquez es el jefe de la delegación negociadora de las FARC.

Antes del pronunciamiento de De la Calle, medios locales habían publicado fotografías en La Guajira de Márquez y de Joaquín Gómez. En las imágenes se les vio acompañados por hombres armados.

A petición del Ejecutivo, la Fiscalía tiene suspendidas las órdenes de captura contra Márquez y Gómez, cuyos verdaderos nombres son Luciano Marín y Milton Toncel, respectivamente.

La gobernadora de La Guajira, Oneida Pinto, indicó por teléfono a la Ap que no estaba al tanto del tema y que tampoco fue informada del mismo.

El canal de televisión local RCN mostró imágenes de los jefes guerrilleros en Fonseca y recogió declaraciones del jefe rebelde Rodrigo Granda, quien aseguró que “estamos trayendo el mensaje de paz, hablando la pedagogía, escuchando la gente, recogiéndole toda las inquietudes que más podamos y transmitiéndole lo que tenemos hasta ahora de avances en La Habana”.

RCN Televisión dijo haber visto armados en el corregimiento de Conejo, en Fonseca, a más de un centenar de guerrilleros de las FARC. También mostró imágenes en las que los jefes insurgentes aparecen en una tarima y a rebeldes entregándoles volantes a los pobladores del caserío.

El procurador general, Alejandro Ordóñez, calificó como “un desafío a la institucionalidad” la presencia de los jefes rebeldes en La Guajira. Es un “proselitismo armado de las FARC con el aval del gobierno nacional”, añadió Ordóñez, que en Colombia es el representante de la sociedad.

El hoy senador y ex presidente Álvaro Uribe (2002-2010), duro crítico del proceso de paz, escribió en su cuenta de Twitter que “confirma comunidad que terroristas que hicieron política con armas y sus cabecillas, venían de Vnzla (Venezuela) donde la dictadura los protege”.

En cambio, el senador oficialista Armando Benedetti defendió la visita de los guerrilleros al país y dijo que “las Farc hacen presencia en La Guajira con un lenguaje de paz. Hubiera sido mejor sin armas!”.

Tras asegurar que las FARC no estaban haciendo política en La Guajira, Benedetti observó en su cuenta de Twitter que “el hecho que las FARC entren a un municipio a hablar con los ciudadanos y no disparando, son bondades de la paz!”.

Desde fines de 2012, el gobierno de Santos y las FARC adelantan en La Habana un proceso de negociación para tratar de poner fin a más de 50 años de hostilidades entre las partes.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ